HomeReviews HardwareIntel Core i7-12700K

Intel Core i7-12700K

Con sus nuevos procesadores de escritorio de 12va generación (nombre en código «Alder Lake»), Intel continúa innovando y ofreciendo mejoras en su arquitectura de procesadores para llevar el rendimiento al límite. En esta oportunidad tenemos para analizar el procesador Intel Core i7-12700K que alcanza velocidades de hasta 5.0 GHz con Intel Turbo Boost 3.0, siendo una opción ideal para gamers y entusiastas de las PCs que buscan lo último en tecnología.

El procesador viene sin un sistema de refrigeración, siendo necesario buscar una opción avanzada ya sea a través por aire como líquida. Al pertenecer a la edición «K» significa que se encuentra desbloqueado lo cual se traduce en que puede soportar la práctica de overclock en todo su esplendor. Viene acompañado por una pequeña calcomanía y su manual correspondiente.

Presenta el nuevo FCLGA1700 lo cual resulta obligatorio contar con una placa base con chipset Intel Z690. Es un nuevo socket, por lo tanto no funciona con ninguna otra placa base. Además, su tamaño es más grande en relación a la generación anterior (11va).

Información

Esta versión tiene un TDP de 125W con proceso de fabricación de 10 nm y funciona a varias frecuencias dependiendo del uso que se le dé. Es importante primero aclarar que «Alder Lake» tiene cambios en cuanto a diseño y lógica de funcionamiento respecto a sus generaciones anteriores. Integra ahora dos familias de núcleos en una sola CPU que se puede denominar como una arquitectura híbrida, especialmente para que todas la funciones de gaming puedan ejecutarse de manera fluida. Por ejemplo, si una tarea es demandante va a un core de performance (llamado P-Core) y si no requiere tanta exigencia va a un core de eficiencia (llamado E-core). Además, utiliza como controlador la tecnología Intel Thread Director (en Windows 11) con el objetivo de priorizar y administrar las cargas de trabajo, y enviar las mismas al núcleo más conveniente. Por ende el cuadro de frecuencias quedaría así:

  • Intel Turbo Boost Max 3.0: 5.00 GHz
  • P-core Max Turbo: 4.90 GHz
  • E-core Max Turbo: 3.80 GHz
  • P-core Base: 3.60 GHz
  • E-core Base: 2.70 GHz

En este caso como refleja el programa informativo de CPUz, tenemos ocho P-Core y 4 E-Core formando un total de 20 hilos de ejecución. Soporta también un gran abanico de sets de instrucciones tales como el AVX2, AES, FMA3, SSE4.2, VT-x y TSX, entre otros.

Intel Smart Cache se refiere a la arquitectura que permite que todos los núcleos compartan dinámicamente el acceso al último nivel de caché que es de 25MB, mientras que el nivel 2 de memoria caché alcanza los 12 MB. El procesador en cuestión se encuentra instalado en la plataforma Pro Z690-A DDR4 con el último Bios disponible actualizado al momento del review. Es importante verificar que el Bios, especialmente si vamos a instalar nuevas piezas de hardware para que el rendimiento y compatibilidad sean las más óptimas posibles. Utilizamos la ranura PCIe 4.0 de 16x para la tarjeta RTX 3070 Founder’s Edition.

Por otro lado, las memorias DDR4 se encuentran configuradas en modo dual-channel a una velocidad de 3200 Mhz a través del XMP (Extreme Memory Profile). En este caso el procesador soporta hasta 128 GB, mientras que de nuestro lado el kit alcanza los 32 GB, siendo un valor de RAM más que bienvenido. Vale recordar también que la nueva arquitectura de Alder Lake soporta memorias DDR5 (siempre y cuando la placa base sea compatible).

El Core i7-12700K viene con video integrado, se trata de la iGPU Intel UHD Graphics 770 con una velocidad base 300 MHz, velocidad dinámica máxima de 1.50 GHz. Es compatible con DirectX 12, Vulkan y OpenGL 4.6. En caso de utilizar el video integrado es importante tener frecuencias altas de memoria para que su rendimiento sea el más óptimo posible.

En cuanto a resoluciones, soporta varias y podemos configurar hasta cuatro pantallas:

Overclocking – Intel Extreme Tuning Utility

Para este tipo de procesador avanzado que tenemos en nuestro laboratorio, es indispensable contar con una herramienta que logre aprovechar al máximo sus cualidades sin tener que ingresar al Bios de la placa base. Para ello ejecutamos la última versión del programa Intel Extreme Tuning Utility (XTU) dirigido especialmente a los overclockers experimentados para monitorear y aplicar OC a los procesadores de 12ma generación como así también a las memorias DDR4/DDR5. Incluso bridna la posibilidad de realizar benchmarks tanto para confirmar estabilidad como de desempeño.

Por supuesto, ahora ofrece compatibilidad con la arquitectura híbrida de rendimiento «P-Core» y eficiencia «E-Core». Por ende la función de Speed ​​Optimizer trabajará de manera adecuada para mejorar el desempeño del CPU según la carga de trabajo.

Lo que sí, solo disponemos al momento del review de un cooler de bajo perfil, por lo cual se vuelve contraproducente aplicar OC ya que las temperaturas no son del todo óptimas. Ya con una solución de refrigeración más avanzada, si tenemos la posibilidad, haremos otro artículo específico relacionado al OC.

Plataforma de Pruebas

Para mayor información de la placa base, visita el sitio oficial de Intel.

Pruebas de rendimiento

Iniciamos las pruebas con el PCMark 10 (prueba extendida) con un resultado esperado, bastante eficiente que araña los 9900 puntos, aunque con un resultado ligeramente por debajo por ejemplo de lo que podemos obtener de un Core i7 11700KF (que no tiene iGPU integrado). Sin dudas, el 12700K resulta rendidor en la creación de contenido y gaming.

Si comparamos con modelos superiores, notamos que el 12700K toma una posición competitiva dejando en claro que es un procesador potente para situaciones que requieren de alta demanda de trabajo.

Con la Geforce RTX 3070, este procesador mantiene un excelente desempeño en el 3DMark «FireStrike» con más de 28.000 puntos (frente a los 31.000 que arroja el Core i9 12900K) mientras que en el «Time Spy» (DX12) supera los 14000 puntos. La capacidad del 12700K es lo suficientemente amplia para lograr acompañar adecuadamente a las tarjetas gráficas de alto impacto.

El apartado para CPU que tiene el 3DMark para analizar el rendimiento es bastante acertado y moderno, arrojando puntajes según la cantidad de hilos de ejecución. En este aspecto el 12700K mantiene un gran nivel demostrando que la arquitectura híbrida no solo es eficiente sino que cuando se requiere de máxima productividad, los P-Core logran cumplir con su cometido en los ámbitos más exigentes.

Ejecutamos el Passmark Performance Test 10 que comprende diferentes segmentos de prueba tales como cálculos de punto flotante, números enteros, compresión, encriptación, y más. En el segmento específico de CPU conseguimos arañar casi los 30.000 puntos lo cual es bienvenido, tomando en cuenta que el Core i9 12900K se ubica en los 34.000 puntos. En memorias arroja un resultado competitivo en la configuración de 3200 MHz que alcanza los 3700 puntos demostrando que el nuevo procesador de Intel tiene una arquitectura rendidora para trabajar a la par con módulos DDR4 de altas frecuencias.

En el Cinebench R20 medimos el desempeño del 12700K bajo el ámbito de multi-procesamiento cosechando más de 8200 frente a los 9400 puntos que puede lograr un 12900K (que tiene 8 núcleos de alto rendimiento y 8 de eficiencia). La arquitectura híbrida que ha implementado Intel para esta nueva generación crea unas bases alentadoras que supera ampliamente a la generación anterior siendo una plataforma preferida para gaming o creación de contenido de gran calidad.

Miramos ahora al programa de AIDA 64 para cosechar información sobre el comportamiento de lectura y escritura de memoria en la configuración DDR4 3200 donde se consigue en promedio 48000 MB/s (con el 12700K la escritura de memoria es más baja). Sin dudas en plataformas con DDR5 los procesadores Intel Alder Lake sacarán mayor provecho al rendimiento, que dependerán mucho de la aplicación o juego.

Gaming

El Core i7 12700K mantiene un excelente resultado (en PCIe 4.0) en el benchmark de Borderlands 3 con detalles gráficos en ultra demostrando que es una opción de CPU ideal para acompañar a tarjetas de alta gama como la RTX 3070 apuntando a resoluciones más allá de 1080p, como puede ser la de 2K. Las diferencias frente a un 10900K o 11900K son mínimas.

En el Ghost Recon Breakpoint también obtenemos para el i7 12700K un gran resultado promedio, tomando la delantera frente a otros modelos de alta gama de generaciones anteriores Intel Core. Si buen puede que las ventajas se den por tener los controladores más actualizados no quita que el 12700K tiene la potencia suficiente para sostener configuraciones avanzadas siendo una opción ideal para una PC gamer de escritorio.

El Horizon Zero Dawn también tiene su benchmark de preferencia donde configuramos a 1080p con la RTX 3070 alcanzando un promedio de 135 fps en calidad ultra. La 12ma generación de procesadores Intel Core manifiesta una gran capacidad para generar un ecosistema muy competitivo con las últimas tecnologías.

Temperaturas

Como he mencionado en la plataforma de prueba, utilizamos una refrigeración por aire de bajo perfil de Noctua NH-L9i-17xx que por obvias razones no es una solución orientada para este tipo de procesador, más si queremos aplicar OC. No obstante, es un buen cooler que mantiene aún excelentes temperaturas de trabajo cosechando en modo reposo 39 grados de promedio.

Por supuesto cuando elevamos la exigencia de todos los núcleos del procesador Alder Lake en cuestión, la temperatura se va hacia los 75 grados y puede ser aún más abultada dependiendo del programa o juego ejecutado. Indudablemente será indispensable tener una avanzada refrigeración líquida o una por aire más contundente, para así tener temperaturas más acordes a su funcionamiento.

Conclusión

Intel presenta su 12ma generación basada en la arquitectura híbrida Alder Lake donde presenta un modelo insignia, el Core i7 12700K con muy buenos resultados de rendimiento en la mayoría de las pruebas realizadas junto un manejo de energía moderado con soporte de PCIe 5.0 y memorias DDR5 (también es compatible con DDR4) junto a una gran capacidad de overclock aunque tendrás antes que informarte mejor sobre qué valores tocar (en el Bios o XTU) ya que el cambio de concepto de núcleos tiene su impacto.

El Core i7 12700K brinda altas frecuencias de operación con video integrado avanzado (soporta 4K), que junto al empleo de memorias DDR5 de alta velocidad genera resultados óptimos en las aplicaciones (e incluso juegos poco demandantes).

Creo que si tienes una plataforma de 10ma u 11va generación Intel Core (10700K o 11700K) no creo que obtengas cambios radicales en cuanto a rendimiento aunque el Core i7 12700K ya viene completamente preparado para lo que se viene en el futuro en PCIe 5.0 y DDR5. En definitiva, es un procesador recomendado (con Windows 11) para los entusiastas gamers y creadores de contenido de alta calidad de buena relación costo / desempeño (comparado con un AMD Ryzen 7 5800X), que planean armar una nueva PC con las últimas piezas más modernas de tecnología y el bolsillo no llega a ser un problema.

Agradecemos a Intel por brindarnos la muestra.

Lo Bueno

  • Arquitectura híbrida (P-Cores y E-Cores).
  • Relación costo / rendimiento.
  • Multiplicador desbloqueado.
  • Intel UHD Graphics 770
  • Soporte PCIe 5.0 y DDR5.

Lo Malo

  • Consumo puede llegar a 200W.
Alejandro Dau
Alejandro Dau
Con gran experiencia en el ámbito tecnológico, Licenciado en Informática y amante de los deportes, ocupa la posición de Editor en jefe con una sola idea: brindar a los lectores las mejores noticias y reviews de habla hispana.
>