Home Reviews Hardware Kingston Fury Beast DDR4 RGB

Kingston Fury Beast DDR4 RGB

0
611

Analizamos y probamos en nuestra plataforma Intel Z690 junto al procesador Core i9 12900K el kit de memorias DDR4 de la familia Kingston Fury Beast con RGB brindando gran rendimiento, elevada capacidad, y una disipación contundente. Te cuento más en esta reseña.

A principios de 2021, Kingston ha cambiado el nombre de la marca de sus líneas de productos DRAM, flash y SSD para gamers a Kingston FURY, con una gran inversión de recursos y conocimientos de su negocio principal para crear la próxima generación de productos de alta performance. En este caso se trata de la familia Kingston FURY Beast (antes HyperX Fury) donde si bien tienen perfiles optimizados de XMP para plataformas Intel, también funcionan perfectamente con AMD.

En esta ocasión recibimos un kit de memorias formando una capacidad de 32GB (2x 16GB) para nuestro sistema dual channel de 12ma generación Intel Core. Se acompaña con una calcomanía de Kingston Fury y un pequeño manual de usuario.

Lucen muy elegantes (PCB negro) con un disipador robusto, fino y eficiente. Cada módulo presenta su factor de forma UDIMM con unas dimensiones de 133,35 mm x 41,24 mm x 7 mm (288 pines DIMM) y funcionan a 3200 MHz con un tiempo de latencia baja de CL16 junto a un voltaje de 1.35V siendo valores más que bienvenidos.

Las memorias Kingston Fury Beast DDR4 RGB viene en las siguientes capacidades para elegir:

  • Individuales: 8 GB, 16 GB, 32 GB
  • Kit de 2: 16 GB, 32 GB, 64 GB
  • Kit de 4: 32 GB, 64 GB, 128 GB

De frecuencias en la familia Beast, tenemos desde 2666 MHz hasta 3733 MHz. De esta manera podremos elegir el kit más conveniente para nuestra PC.

Los efectos de iluminación RGB dinámicos utilizan la tecnología de sincronización infrarroja de Kingston Fury patentada que básicamente permite que los módulos de memoria DDR4 funcionen con colores suaves y sincronizados con el resto de las piezas de hardware. Cada uno de los 288 pines emplea dedos de contacto dorados.

Plataforma de pruebas

  • Intel Core i9 12900K
  • MSI MAG Z690 Tomahawk WiFi DDR4
  • Geforce RTX 3070 FE
  • Noctua NH-L9i-17xx
  • Kingston SSD 240GB
  • Kingston NV1 PCIe SSD
  • Sistema operativo: Windows 10 Pro
  • Fuente de poder: Thermaltake Smart M1200W

Para mayor información de la placa base, visita el sitio oficial de Kingston Fury.

Configurar XMP en Bios

Una vez que iniciamos la PC vamos directamente al Bios para configurar las memorias. Contiene dos perfiles XMP para seleccionar y automáticamente quedará todo listo. Este kit de módulo admite perfiles de memoria Intel Extreme (XMP) 2.0.

¿Qué opciones tenemos?

  • Predeterminado (JEDEC): DDR4-2400 CL17-17-17 @ 1.2V
  • XMP Profile #1: DDR4-3200 CL16-18-18 @ 1.35V
  • XMP Profile #2: DDR4-3000 CL15-17-17 @ 1.35V

Recopilando datos

En esta oportunidad la probamos en la nueva plataforma de Intel con chipset Z690 con el procesador Intel Corei 9 12900K bajo la arquitectura «Alder Lake». Los módulos de memoria se detectan perfectamente en modo Dual-Channel cuando habilitamos la tecnología Intel X.M.P. 2.0 que automáticamente la configura a 3200 MHz con latencias de 16-18-18-36 .

Los SPD están programados para la latencia estándar JEDEC, en DDR4-2400 de 17-17-17 a 1.2V y con sus perfiles de XMP.

Kingston Fury Beast RGB

Desde su sitio oficial o de la tienda de Windows, se puede descargar la aplicación Kingston FURY CTRL (en su fase beta) que ayuda a personalizar los efectos de iluminación de los productos Kingston FURY RGB (también soporta algunas memorias de HyperX RGB compatibles).

Podremos entonces, además de personalizar la iluminación y configuraciones, armar una biblioteca de perfil lo cual resulta útil para acceder luego a nuestros efectos y colores favoritos.

Las Kingston Fury Beast ofrecen un concierto de luces realmente agradable con sus efectos de iluminación y colores que se pueden acoplar al resto de los componentes del sistema. Si buscas memorias DDR4 con un óptimo RGB que resulta compatible en la mayoría de las placas base, este kit es una opción recomendada.

Pruebas de rendimiento

Para medir el rendimiento, comenzamos con el programa PassMark Performance Test 10 en el apartado de memorias con el kit de Kingston Fury Beast en sus tres variantes de configuración arrojan resultados sintéticos muy competitivos siendo con una clara ventaja con la opción de XMP a 3200 bajo el Z690 de MSI y el mejor procesador de la generación Alder Lake.

En AIDA 64 medimos tanto la lectura como escritura donde cada perfil seleccionado ofrece rendimientos dispares. Por supuesto a 2400 MHz el rendimiento es bajo pero admisible subiendo estrepitosamente a los 48000 MB/s si activamos el XMP de 3200 mientras que el XMP de 3000 no le pierde pisada.

Sin dudas a 3200 MHz las memorias Kingston Fury Beast funcionan perfectamente en la nueva plataforma de Intel Z690 (mirar bien que la placa base diga DDR4 y sea compatible) con un potencial que puede mejorarse con overclocking, aunque eso lo dejamos para otro artículo aparte.

En el apartado de Cinebench R20, medimos el resultado de CPU cuando se estresan todos los núcleos del procesador i9 12900K, donde las memorias Kingston Fury Beast acompañan como corresponde a la arquitectura Alder Lake, aunque en este aspecto su impacto no se aprecia de manera contundente.

En juegos no hay mucha variación. Ejecutamos el benchmark del Horizon Zero Dawn con la tarjeta gráfica Nvidia RTX 3070 FE a una resolución de 1920 x 1080 en detalles «altos» donde las diferentes configuraciones de memoria DDR4 ofrecen un resultado similar a excepción de la velocidad a 3200 MHz que se estira a 141 fps de promedio en la jugabilidad. Cuanto más alta la velocidad del Kit DDR4, mejor resultado cosecharemos (pero manteniendo ciertos aspectos de eficiencia y estabilidad ya que sino puede volverse contraproducente).

Con un verano super caluroso en la ciudad de Buenos Aires, las memorias se comportan bastante bien en cuento a temperaturas donde al medir las mismas con un sensor externo obtenemos picos de 45 grados, con un promedio de 43 grados. Por supuesto con el RGB habilitado.

Conclusión

Llega un viento fresco en el segmento de memorias con la nueva línea Kingston FURY que combina lo mejor del rendimiento extremo y estabilidad. En esta oportunidad el kit de Fury Beast DDR4 RGB que utiliza la tecnología Infrared Sync para producir efectos luminosos sutiles y sincronizados de iluminación dinámica iRGB es una estupenda solución para las nuevas plataformas del mercado tanto para Intel como AMD, donde principalmente cosechamos muy buenos resultados en la plataforma Intel de 12ma generación con placa base Z690.

Su diseño es elegante con una construcción sólida y duradera integrando disipadores de calor en negro resaltando el RGB mientras que su desempeño es armonioso con el resto del sistema, mejorando sus resultados con el XMP a 3200. La capacidad de 32GB es lo ideal si queremos armar una Pc de creación de contenido o de juegos, donde la ejecución de múltiples tareas requiere de mayor uso de memoria.

Kingston Fury Beast DDR4 RGB es sinónimo de rendimiento y calidad, dejando una excelente impresión siendo una elección recomendada.

Lo Bueno

  • Diseño robusto (con PCB negro) y de alta calidad.
  • Disipador elegante y eficiente.
  • Excelente rendimiento (especialmente en chipset Z690).
  • Iluminación RGB (con tecnología Infrared Sync).

Lo Malo

  • No hay para destacar

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here