HomeReviews HardwareROG Strix Z690-F Gaming WiFi

ROG Strix Z690-F Gaming WiFi

¿Buscas armar una plataforma Z690 competitiva para gaming? Pues ASUS tiene la placa base indicada ya que no solo entrega todas las prestaciones adecuadas para disfrutar de las aplicaciones y juegos sino que también otorga un alto rendimiento y eficiencia para exprimir la arquitectura Alder Lake al máximo con gran nivel de detalles. Con ustedes la placa base ROG Strix Z690-F Gaming WiFi soportando los procesadores de 12a generación Intel Core con el último Intel Wi-Fi 6E, DDR5 y conectores M.2 PCIe 5.0.

La serie ROG Strix se destaca con las últimas tecnologías de Intel con una presentación compacta pero contundente mencionado todas sus bondades en su portada. Se complementan con varios accesorios tales como un manual de usuario, autoadhesivos de ROG Strix para pegar donde quieras, DVD con sus respectivos controladores y software, cuatro cables SATA III, varios precintos cortos, un paquete Q-Latch M.2, otro paquete Q-Latch M.2 para placa posterior M.2, dos paquetes de caucho M.2, un llavero ROG y por supuesto la antena de Wi-Fi. Tenemos un packaging bastante completo.

Sin dudas presenta un diseño auténtico y muy atractivo, con unas dimensiones de 30.5 x 24.4 cm perteneciente al formato ATX y una gran disipación que cubre todos los componentes críticos del sistema, combinando colores en diferentes tonos de gris, plateado y negro. Tiene una apariencia llamativa, especialmente en la cubierta del panel trasero con una pantalla acrílica iluminada con Aura RGB siendo un detalle más que bienvenido.

Integra el zócalo LGA 1700 compatible con procesadores Intel Core (Alder Lake) de 12a generación y dispone de 16 +1 fases de poder alimentados por los dos conectores de 8 y 8 pin escondidos en el extremo con tecnología ProCool II (calidad sólida de construcción). Por otro lado, no se observan botones ni un debug led para detectar fácilmente problemas de arranque.

En esta área se aprecian los disipadores de calor VRM con almohadilla térmica de alta conductividad (que incorpora heatpipe en forma de «L»).

En memorias, tenemos cuatro ranuras del tipo DDR5 en modo dual-channel soportando velocidades de hasta 6400 MHz mediante overclock y una capacidad máxima de 128 GB.

En relación al apartado de almacenamiento contamos con un total seis puertos SATA III (6Gb/s) en posición de 90 grado para una manipulación más apropiada cuando hay una tarjeta gráfica instalada. Sin dudas se destaca por la implementación de cuatro puertos PCIe M.2 que tienen con disipadores integrados y podemos definirlos de la siguiente manera:

  • Un M.2 para el Socket 3, M key, type 2260/2280/22110 PCIe 4.0 x4/x2 SSD, controlado por el CPU.
  • Dos M.2 para el Socket 3, M key, type 2260/2280 PCIe 4.0 x4/x2 SSD, controlado por el chipset Z690.
  • Un M.2 para el Socket 3, M key, type 2260/2280/22110 PCIe 4.0 x4/x2 SSD, controlado por el chipset Z690.

Por otra parte, ofrecen el anclaje Q-Latch que facilita la instalación o extracción de un SSD M.2 sin necesidad de herramientas específicas. Adiós a los diminutos tornillos tradicionales.

Seguramente se preguntarán qué es ese pedazo de tela con la palabra «Gamers». Pues bien, básicamente se trata de una cinta de velcro para organizar los cables y por supuesto reusable a diferencia de los precintos clásicos.

Esta placa base ROG Strix en particular trae consigo una ranura PCIe 5.0 de 16x reforzada en acero (controlado por el CPU), más otra ranura PCIe 3.0 de 16x (a 4x) y se complementa con otra ranura PCIe 3.0 de 1x.

Ahora bien, con tanta disipación me he preguntado a simple vista que se complica remover la traba en la ranura principal PCIe de la placa de video. Pero ASUS ya pensó en este dilema e incorpora su interruptor PCIe Slot Q-Release, que sobresale cerca del lado izquierdo de las ranuras de memoria donde simplemente apretamos y se destraba automáticamente, facilitando así el trabajo.

En sonido ASUS sigue manteniendo la solución destacada que hemos visto en la serie ROG Strix con su chipset ROG SupremeFX 7.1 Surround Sound High Definition Audio CODEC ALC4080 más amplificador Savitech SV3H712 AMP con tecnología de blindaje SupremeFX, uso de capacitores japoneses, con sensor de impedancia para salidas de auriculares delanteras y traseras, salida de reproducción estéreo SNR de 120 dB de alta calidad y entrada de grabación SNR de 113 dB y admite reproducción de hasta 32 bits / 384 kHz. y soporte de DTS Sound Unbound + Sonic Studio III.

Con su cubierta pre montada, el panel trasero luce con una superficie espejada y entrega gran cantidad de conectividad. En salidas de video contamos con un HDMI y un DisplayPort. Presenta botón de BIOS FlashBack y otro de Clear CMos, un puerto USB 3.2 Gen 2×2 (1 USB Type-C), cuatro puertos USB 3.2 Gen 1 y tres puertos USB 3.2 Gen 2 (dos del Tipo-A, más uno Type-C).

Para las redes, tenemos dos conectores 2T2R de Intel Wi-Fi 6E (802.11 a/b/g/n/ac/ax) que soporta conexiones 2.4/5/6GHz y bluetooth v5.2 junto a un puerto de LAN Intel de 2,5 Gb. Por último en audio, dispone de 5 audio jacks (la de Rear bañada en oro) y una salida óptica de salida S/PDIF.

Si damos una mirada al otro lado del PCB notamos el refuerzo metálico para el zócalo del CPU y detalles visuales del modelo en cuestión plasmado como atractivo extra.

Plataforma de pruebas

Para más información visita el sitio oficial de ASUS.

Bios

Una vez iniciada la PC no dirigimos al UEFI Bios que mantiene su estética e interfaz ROG Strix, donde en principio realizamos una actualización del mismo ya que le revisión era bastante vieja. Con un Bios actualizado continuamos observando sus características y opciones.

Su pantalla principal es la de EZ Mode que junta las opciones importantes de configuración siendo mucho más sencillo monitorear, modificar y manipular los componentes del sistema. Es una pantalla ideal para usuarios principiantes.

En el modo avanzado procedemos a ver todas las opciones en detalle para cada componente, y siendo una plataforma preparada para alto overclocking estoy seguro de poder elevar al máximo el rendimiento tanto del CPU como de las memorias. El Bios resulta estable y seguro para exprimir al máximo al procesador de 12 generación Intel Core.

También permite monitorear claramente las temperaturas y los voltajes del sistema. Se destaca por la implementación de programas propietarios que ayudan a una mejor y rápida experiencia de configuración y actualizaciones (EZ Flash 3, Armoury Crate, entre otros). Tiene el software de MemTest86 preinstalado con el objetivo de identificar problemas de memoria en un solo paso.

Información y overclocking

En esta ocasión tenemos a un procesador que ha tenido muy buena aceptación por parte de los usuarios, se trata del Core i7 12700K que tiene un TDP de 125W bajo la arquitectura híbrida de P-Core y E-core. Su frecuencia turbo alcanza los 5.0 GHz con un total de 20 hilos de ejecución.

También el programa CPUz detecta al chipset de Intel Z690 en cuestión y el uso del PCIe 4.0 a través de la tarjeta gráfica RTX 3070 FE. Las memorias DDR5 de Kingston Fury Beast funcionan a 6000 MHz gracias a su perfil de XMP alcanzando una capacidad de 32 GB. Todavía tenemos capacidad para aumentar su rendimiento.

El software de ASUS Armoury Crate es muy completo y desde el sistema operativo podemos configurar y monitorear los recursos del sistema actualizando controladores y realizando ajustes, en este último caso a través del AI Suite 3 si deseamos incluso aplicar overclocking automático.

Con un buen sistema de refrigeración líquida de MSI MAG CoreLiquid P360 que tiene tres ventiladores podemos aplicar altas frecuencias de operación para el 12700K que alcanza los 5.3 Ghz para los primeros tres núcleos mientras que el resto lo hace a 5.1 GHz. Podríamos exprimir más pero la idea es que sean valores de trabajo para aplicar normalmente, aunque sin dudas podemos ir aún más allá de los límites con paciencia y los componentes adecuados.

Un poco de iluminación RGB

Efectivamente tiene RGB que se puede sumar al resto de la PC para coordinar y obtener la iluminación deseada. Para ello contamos con e programa de Aura Sync para controlar este aspecto en todo su esplendor (incluso si conectamos tiras LED a los puertos RGB de la placa base en cuestión).

Si bien al principio hemos visto la pantalla acrílica en la cubierta de E/S, ahora sí podemos apreciar la iluminación que crea la ilusión de una placa de circuitos bajo el logotipo ROG. De esta manera tenemos un toque muy distintivo para nuestra PC Gamer.

Pruebas de rendimiento

Comenzamos con el programa sintético de PCMark 10 en modo extendido, una suite que abarca pruebas desde creación de contenido pasando por tareas cotidianas hasta llegar al gaming. Con los componentes descriptos que acompañan a esta placa base Z690, el resultado es esperado ya que supera sin chistar los 10.000 puntos (con el 10900K en una placa base Z490 nos había dado 9500 puntos).

Indudablemente tenemos un buen desempeño del sistema en general, donde la placa base ROG Strix Z690-F Gaming WiFi manifiesta una gran solidez cuando se trata de ejecutar todo tipo de programas llegando hasta los más exigentes. Si pensamos utilizar esta plataforma para edición de video y fotos, streaming, y gaming les puedo asegurar que obtendrán un óptimo desempeño, sonde recomiendo 32GB en adelante de memoria RAM.

La Geforce RTX 3070 FE no trae sorpresas en este caso demostrando que llegamos a un límite en su capacidad de rendimiento bajo la plataforma Z690 (sin aplicar OC). Tanto en los segmentos de 3DMark «FireStrike» superando los 30.000 puntos y 3DMark «Time Spy» (DX12) superando los 14.200 puntos, tenemos un comportamiento gráfico acorde y rendidor que no está limitado por la arquitectura de la placa base.

En Cinebench R20 se destaca el desempeño de los procesadores en multi-procesamiento dejando al 12700K muy bien parado frente a otras soluciones de CPU Intel «Rocket Lake» por ejemplo, donde cosechamos en esta oportunidad más de 8600 puntos.

El siguiente turno es para el Passmark Performance Test 10 cuya pantalla de CPU Mark trata de cálculos de punto flotante, números enteros, compresión, encriptación describe el comportamiento del 12700K con un resultado superior a los 30.000 puntos mientras que con overclock alcanza los 32.400 puntos. Como pueden ver, el impacto de hacer OC a la arquitectura tiene sus frutos, aunque a costa de mayores voltajes y temperaturas.

Finalmente, el kit de memorias de Kingston Fury Beast DDR5 arroja un puntaje aceptable que apunta hacia los 3600 puntos demostrando que tenemos una placa base competitiva para sostener altas frecuencias sin largar ninguna transpiración.

Conclusión

Una nueva generación de Intel ha llegado y bajo el concepto de diseño ROG Strix tenemos un modelo muy competitivo por donde se lo mire con un diseño atractivo, elegante y potente para sostener altas configuraciones de trabajo integrando características contundentes en todos los aspectos para que tanto el procesador como las memorias y dispositivos de almacenamiento puedan trabajar a su máxima expresión sin limitaciones.

Su panel trasero es muy completo con todos los puertos necesarios para trabajar y jugar utilizando las últimas tecnologías. El chipset de sonido recibe una buena refrescada proporcionando alta fidelidad tanto para juegos como para creación de contenidos. Además, su capacidad de OC es muy efectiva acompañado por un UEFI Bios estable y amigable tanto para usuarios principiantes como experimentados. Aquí el 12700K se siente muy cómodo y resulta un compañero ideal de aventuras, al igual que el kit de memorias de Kingston a 6000 Mhz.

ASUS se ha preocupado en los detalles especialmente a la hora de conectar u organizar cables, remover la placa de video o actualizar el Bios. Solo ha faltado un debug LED para detectar tempranamente algún problema.

En definitiva, el ROG Strix Z690-F Gaming WiFi es una opción realmente superadora que acompaña muy bien a la arquitectura de Intel Alder Lake con gran cantidad de funciones y características siendo una pieza de hardware ideal para formar parte de una PC Gamer de gran categoría.

Lo Bueno

  • Diseño elegante con iluminación E/S Aura.
  • Gran rendimiento (OC) y cantidad de prestaciones (se enfoca mucho en los detalles amigables para el usuario).
  • Calidad de sonido integrada.
  • UEFI Bios estable y completo.
  • Soporte de Intel Wi-Fi 6E.
  • Ofrece cuatro ranuras M.2 PCIe 4.0 (Q-Latch) con disipación pasiva.

Lo Malo

  • Ausencia del Debug Led.
Alejandro Dau
Alejandro Dau
Con gran experiencia en el ámbito tecnológico, Licenciado en Informática y amante de los deportes, ocupa la posición de Editor en jefe con una sola idea: brindar a los lectores las mejores noticias y reviews de habla hispana.
>