HomeReviews HardwareAMD Radeon RX 6600 SWFT 210

AMD Radeon RX 6600 SWFT 210

La Radeon RX 6600 aprovecha la arquitectura RDNA 2, con 32 MB de Infinity Cache y 8 GB de memoria GDDR6 junto a otras características avanzadas para brindar el mejor rendimiento de juego en 1080p. Te contamos más al respecto en esta reseña.

AMD nos hace llegar un modelo de XFX, más precisamente la Radeon RX 6600 XFX Speedster SWFT 210 que tiene un diseño de refrigeración propio y particular de la compañía. No hay para destacar accesorios extras dentro de su packaging.

La RX 6600 apunta a competir frente a otra soluciones tales como la Radeon RX 5600 XT, GTX 1660, RTX 2060 y RTX 3060.

Este modelo en particular tiene un diseño elegante de refrigeración con dos ventiladores de 100 mm y unas dimensiones de 24.1 x 13.1 x 4.1 ocupando doble ranura. Su peso es ligero y tiene un TDP de 132W.

En relación a la Radeon RX 6600 XT, presenta algunos recortes en las especificaciones para que sea una placa de video económicamente más accesible a la hora de jugar en 1080p sin proyección a resoluciones superiores. Por supuesto admite las tecnologías de AMD Smart Access Memory (SAM) y AMD FidelityFX (FSR).

Presenta una estructura robusta de refrigeración con heatpipes integrado junto a las finas aletas de aluminio para asegurar un contacto preciso y directo con el GPU. Emplea solamente un solo conector PCIe de 8-pin, donde consume alrededor de 132W y se recomienda como mínimo una fuente de 500W reales.

En la otra cara del PCB se incorpora un sostén para mantener firme y derecha a la placa. Además integra un interruptor VBIOS que permite intercambiar entre dos perfiles, uno silencioso y otro de performance.

Contiene la interfaz PCIe 4.0 y mientras las ranuras traseras que conformar el logo XFX son para la ventilación de calor, la otra se encuentra dedicada a las salidas de video HDMI 2.1 y tres DisplayPort 1.4.

Unboxing

Plataforma de pruebas

  • AMD Ryzen 5 3600X
  • AORUS X570 Master
  • Noctua NH-U12S redux
  • ADATA XPG DDR4 3200 32GB Kit
  • SSD 240GB
  • Sistema operativo: Windows 10 Pro

Nota: las pruebas se realizan en un monitor de 144Hz a 1920 x 1080.

Información y Overclock

Recopilamos información del programa GPUz para conocer las características de la GPU de AMD Radeon Navi 23 con proceso de fabricación de 7 nm. Dispone de una velocidad de fábrica de 2044 MHz y un modo Boost que alcanza los 2490 MHz. Si aplicamos overclock manualmente podemos elevar esa frecuencia hasta los 2700 MHz. No es un modelo orientado para realizar esta práctica ya que su capacidad es algo limitada.

Es compatible con PCI-E 4.0 16x (aunque figura en 8x aquí) y emplea memoria GDDR6 a 1750 MHz con un ancho de banda de 128-bit (frente a los 256-bit de la RX 6600 XT) y un ancho de memoria de 224 GB/s formando su capacidad de 8GB.

Además, presenta un total de 1792 shaders unificados, 112 TMUs, 64 ROPs e integra la nueva tecnología AMD Infinity Cache (32 MB).

Para modificar las frecuencias de la placa de video, y monitorear su funcionamiento, tenemos el MSI AfterBurner que puedes descargarlo en nuestra sección de descargas aquí.

Pruebas de rendimiento

Arrancamos con el 3DMark Fire Strike el modo estándar donde cosechamos un valor más que interesante quedando a la par de una RTX 3060. Su hermana mayor, la RX 6600 XT toma bastante delantera confirmando que ambas soluciones son ideales para jugar 1080p.

Ya en DX12, frente al apartado de Time Spy la Radeon RX 6600 queda relegada por detrás de la RTX 3060 pero brindando la pelea adecuada como tiene que ser. Claramente tenemos una opción competitiva más accesible frente a otras figuras tanto de la competencia como de la misma familia Radeon RX.

Port Royal es muy exigente a la hora de probar tarjetas de video demandando mucho GPU y memoria en tiempo real. En este caso la RX 6600 saca un puntaje que cruza la barrera de los 3800 puntos muy por detrás de la RTX 3060 y más cerca de la RX 6600 XT. De todas maneras demuestra un buen nivel siempre y cuando no activemos tecnologías que demandan mucho procesamiento como los efectos de iluminación.

Gaming

En juegos, iniciamos con el benchmark de Borderlands 3 a una resolución de 1920 x 1080p con todos los detalles en «Ultra» con promedio de 97 fps demostrando que a esta nivel ya tenemos un límite de rendimiento y que la RX 6600 se desempeña como pez en el agua. Utilizamos los últimos controladores Radeon hasta la fecha de la reseña.

En Horizon Zero Dawn nuestra Radeon RX 6600 deja un excelente nivel con un promedio de 80 fps, aunque tomando con pinzas el rendimiento de la RTX 3070 en este segmento. Indudablemente contamos un un gran desempeño en 1080p con todos los detalles máximos demostrando que se trata de una opción digna y rendidora cuando se intenta exigir al límite, siempre y cuando no activemos tecnologías demandantes y hambrientas de memoria y GPU.

En el Resident Evil 3 se cosecha una línea de jugabilidad excelente que araña casi los 130 fps de promedio. En este juego, la demanda de memoria puede ser elevada pero con los 8GB de memoria tenemos suficiente. La impresión que deja es muy buena donde el piso es de 72 fps.

Continuamos con el Mafia Definitive Edition que tiene unos gráficos impresionantes siendo complejo para las placas de video ya que se trata de un título de mundo abierto con toda su iluminación y texturas a pleno. Aquí el promedio se ubica en los 81 fps con casi 69 fps, dejando una jugabilidad bastante fluida en 1920 x 1080.

Finalmente en la última entrega de Watch Dogs, activamos todos los detalles a ultra para la Radeon RX 6600 donde obtenemos un promedio de 60 fps manteniendo un buen nivel, aunque el piso en esta oportunidad se ubica en los 31 fps. Aquí tenemos que bajar algunos detalles para que la experiencia sea la más fluida posible y sino mirar a modelos superior de la familia Radeon RX.

Temperaturas

En modo reposo la placa trabaja al mínimo con los ventiladores apagados lo cual brinda un silencio absoluto de trabajo. En este ambiente la temperatura promedia los 39 grados aproximadamente. Tenemos un modelo que ofrece en este sentido una buena protección contra el calor generado.

Cuando comenzamos a exigir a la palca en cuestión, en modo «Full», ejecutamos el benchmark de Superposition donde la temperatura más alta registrada es de 64-66 grados lo cual confirma que tenemos un buen comportamiento del sistema en ese sentido. Además tengamos en cuenta que la RX 6600 XT no consume demasiado y por ende no tendremos muchos inconvenientes en este aspecto de temperaturas. Si recomiendo tener un gabinete bien ventilado internamente.

Conclusión

Si ya la Radeon RX 6600 XT es una excelente opción para gamers en la resolución de 1920 x 1080, AMD ha decidido ir más allá presentando una alternativa más accesible para hacer frente a la competencia (RTX 3060) con su Radeon RX 6600 demostrando en general un rendimiento apropiado con temperaturas de trabajo admisibles. Aparte soporta la tecnología AMD FidelityFX Super Resolución (FSR) para aumentar las frecuencias de los cuadros en títulos actuales (que son muchos).

Entre la RX 6600 y RX 6600 XT la diferencia se da en los detalles gráficos que quieras mejorar tanto en juegos como aplicaciones ya que en arquitectura están empatadas aunque la última tiene memorias con mayor interfaz, además de sus frecuencias de GPU.

En esta oportunidad, la versión SWFT 210 presenta una estructura sólida que no consume demasiado, cumpliendo las expectativas en diseño y desempeño. Con un costo sugerido desde los $329 USD , tenemos solución interesante para gaming muy superior a la generación entregando todo lo necesario para disfrutar de los últimos juegos con las últimas tecnologías que la serie Radeon tiene para ofrecer.

Lo Bueno

  • Excelente rendimiento en 1080p con todas las tecnologías.
  • Bajo consumo.
  • Silenciosa.

Lo Malo

  • Baja capacidad de OC.
Alejandro Dau
Con gran experiencia en el ámbito tecnológico, Licenciado en Informática y amante de los deportes, ocupa la posición de Editor en jefe con una sola idea: brindar a los lectores las mejores noticias y reviews de habla hispana.

Comentarios