HomeReviews HardwareRadeon RX 6600 XT Gaming X 8G

Radeon RX 6600 XT Gaming X 8G

La Radeon RX 6600 XT se basa en la arquitectura AMD RDNA 2, que brinda 32 MB de AMD Infinity Cache y 8 GB de memoria GDDR6. En esta oportunidad te contamos su rendimiento a nivel general.

AMD nos hace llegar un modelo de MSI, más precisamente la Radeon RX 6600 XT Gaming X 8G que tiene un diseño de refrigeración propio y particular de la compañía. En su portada se anuncia que este producto se encuentra orientado al gaming en 1080p bajo la interfaz PCIe 4.0. No hay para destacar accesorios extras dentro de su packaging.

Por supuesto, la RX 6600 XT apunta a competir frente a otra soluciones tales como la Radeon RX 5600 XT, GTX 1660, RTX 2060 y RTX 3060.

Esta tarjeta presenta un diseño de refrigeración del tipo TWIN FROZR 8 con dos ventiladores de 92 mm TORX 4.0 cuyas aspas trabajan en pares creando niveles de presión de aire dirigida de manera efectiva. Tiene unas dimensiones de 277 x 130 x 51 mm y ocupa doble ranura. Su peso es bastante adecuado, inferior a un 1kg.

Su estructura de refrigeración contiene también heat pipes de precisión para asegurar un contacto preciso y directo con el GPU y así distribuir el calor generado de manera eficiente hacia afuera de la superficie de la placa. Por ende, el flujo de aire es guiado exactamente por donde tiene que ir.

Respecto a su alimentación, solo requiere de un conector PCIe de 8-pin, ya que su consumo es de 160W lo cual resulta indispensable tener como mínimo una fuente de 500W reales.

Tiene una estructura sólida también del otro lado del PCB para sostener el peso de los ventiladores y el extenso radiador de la parte frontal. También presenta ranuras de ventilación y muy buenas terminaciones.

Presenta interfaz PCIe 4.0 y mientras una de las ranuras traseras es para la ventilación de calor, la otra se encuentra dedicada a las salidas de video HDMI 2.1 (que puede soportar hasta 4K a 120Hz u 8K a 60Hz) , y tres DisplayPort 1.4.

Las características y capacidades clave de la tarjeta incluyen:

  • AMD FidelityFX: Ahora compatible con 50 títulos y motores de juegos, AMD FidelityFX es un conjunto de herramientas de código abierto de efectos de mejora visual en videojuegos. Actualmente se encuentra disponible para desarrolladores de juegos en AMD GPUOpen. Esta tecnología ofrece un amplio soporte en más de 100 Procesadores AMD y GPU, y de la competencia. AMD FidelityFX Super Resolution ofrece un rendimiento 2,4 veces más alto en el modo «Performance» en 4K en títulos seleccionados en comparación con la resolución nativa.
  • AMD Smart Access Memory: Ofrece un mayor rendimiento al combinar los gráficos AMD Radeon RX 6000 Series con AMD Ryzen 5000 o Procesadores de escritorio seleccionados de la Serie Ryzen 3000 y motherboards AMD de la Serie 500. Esta tecnología le proporciona a los Procesadores AMD Ryzen acceso a toda la memoria gráfica de las AMD Radeon RX 6600 XT de alta velocidad de 8 GB GDDR6, para ofrecer una mejora del rendimiento de hasta 11 por ciento en promedio en títulos seleccionados.
  • AMD Infinity Cache: 32 MB de caché de datos de último nivel integrados en la matriz de la GPU reducen la latencia y el consumo de energía, lo que permite un rendimiento de juego más alto que los diseños arquitectónicos tradicionales.
  • DirectX 12 Ultimate Support: Habilita que los juegos ofrezcan imágenes increíbles con DirectX Raytracing (DXR) en tiempo real, sombreado de velocidad variable y otras funciones avanzadas, elevando los juegos a un nuevo nivel de realismo.
  • AMD Radeon Anti-Lag: Ayuda a disminuir los tiempos de respuesta de la entrada a la pantalla, haciendo los juegos más receptivos, y ofreciendo una ventaja competitiva a los jugadores.
  • AMD Radeon Boost: Con soporte para sombreado de frecuencia variable, puede proporcionar un aumento del rendimiento de hasta 48% en Warframe en juegos de movimiento rápido, al reducir dinámicamente la resolución de la imagen o al variar las tasas de sombreado para diferentes regiones de un cuadro, aumentando las velocidades de cuadro y la fluidez, y reforzando la capacidad de respuesta sin prácticamente ningún impacto perceptible en la calidad de la imagen.

Plataforma de pruebas

La tarjeta tiene su iluminación en el logo de MSI.

Nota: las pruebas se realizan en un monitor de 144Hz a 1920 x 1080.

Información y Overclock

Ejecutamos el programa informativo GPUz para revelar los datos de la GPU de AMD Radeon Navi 23 con proceso de fabricación de 7 nm. Este modelo en particular viene con mayores frecuencias de operación de fábrica en relación a valor de referencia de AMD donde tenemos una velocidad de 2428 MHz y un modo Boost que supera levemente los 2600 MHz. Si aplicamos overclock manualmente podemos elevar esa frecuencia hasta los 2800 MHz.

Es compatible con PCI-E 4.0 16x (aunque figura en 8x aquí) y emplea memoria GDDR6 a 2000 MHz con un ancho de banda de 256-bit y un ancho de memoria de 256 GB/s formando su gran capacidad de 8GB, suficiente para la resolución de 1080p. Con overclock elevamos esa frecuencia con 150 Mhz extras.

Presenta un total de 2048 shaders unificados, 128 TMUs, 64 ROPs, e integra la nueva tecnología AMD Infinity Cache (32 MB).

Para modificar las frecuencias de la placa de video, y monitorear su funcionamiento, tenemos el MSI AfterBurner que puedes descargarlo en nuestra sección de descargas aquí.

Pruebas de rendimiento

Cargamos en 3DMark Fire Strike el modo «Extreme» donde obtenemos un puntaje bastante bueno quedando en una posición más que bienvenida frente a otros pesos pesados como la RTX 3070 FE (Founders Edition) y la Radeon RX 6800XT. Esta última claramente a punta a gaming 2K y 4K, para tomar referencia.

Continuamos ahora en el Time Spy (que utiliza la API DX12) con otro valor importante que supera los 9300 puntos con facilidad mientras que la Radeon RX 6800XT se aleja de los 15.000 puntos. Indudablemente la RX 6600 XT tiene la suficiente potencia para mantener un buen margen de rendimiento en configuraciones avanzadas, dentro de la resolución de 1080p.

Cuando se comienza a exigir más en esta prueba sintética, como el apartado de Port Royal demando mucho GPU y memoria en tiempo real, la RX 6600 XT queda un poco relegada pero sin dejar de mantener, en esta ocasión, un puntaje competitivo.

Gaming

Comenzamos con el benchmark de Borderlands 3 a una resolución con todos los detalles en «Ultra» proporcionando un rendimiento bastante aceptable de 81 fps de promedio. En esta caso utilizamos los últimos controladores Radeon. Lo curioso es el desempeño de la RX 6800 XT en las pruebas un comportamiento bajo en 1080p. Seguramente haya que modificar algunos parámetros para que mantenga un mayor nivel.

En el benchmark de Ghost Recon Breakpoint, con detalles «Ultra», cosechamos un resultado similar al gráfico anterior. La RX 6600 XT promedia los 72 fps demostrando tener suficiente capacidad para arrojar un rendimiento elevado en la resolución estándar que muchos gamers utilizan para jugar. En este caso la VRAM no alcanza los 8GB de consumo.

Ejecutamos otro benchmark que demanda bastante pero sin habilitar ray tracing. Activamos todos los detalles a ultra cosechando para la Radeon RX 6600 XT un promedio global de 52 fps manteniendo el mismo nivel que la RX 6800 XT y la RX 3070 FE. Claramente esta tarjeta de AMD apunta a este tipo de configuraciones donde la demanda de nuevas tecnologías y opciones no están habilitadas en todo su esplendor, para ello tenemos a las demás placas de video del segmento superior.

En Horizon Zero Dawn la placa de video en cuestión arroja un excelente rendimiento con un promedio 65 fps. No tendremos problemas en ejecutar este tipo de juegos perfectamente optimizados.

En el Resident Evil 3 tenemos un nivel de juego muy fluido en donde no utilizamos los 8GB de memoria en su totalidad. Deja una excelente impresión con un promedio de 150 fps y un piso de 92 fps.

Seguimos con el Mafia Definitive Edition empleando un alto grado de calidad donde se aprecia a gran escala este jeugo de mundo abierto, con su iluminación y texturas a pleno. Cosechamos un promedio de casi 58 fps para la Radeon RX 6600 XT (lo mismo para la RX 6800 XT), lo cual hay que analizar que tan optimizados están los controladores en este aspecto. No obstante, la jugabilidad es satisfactoria en 1080p.

Para finalizar, ejecutamos el benchmark de Far Cry 6 con los detalles en «ultra» donde la penalidad de estas opciones avanzadas no es contundente ya que obtenemos un excelente promedio de 68 fps.

Temperaturas

En modo reposo donde la tarjeta trabaja al mínimo y los ventiladores están apagados, se consigue una baja temperatura de 33 grados aproximadamente. Sin dudas se trata de un comportamiento en refrigeración realmente muy positivo y demuestra que la RX 6600 XT se encuentra fresca y preparada para las altas exigencias.

Para medir la parte de trabajo «Full» de la placa de video, jugamos un poco al Watch Dogs Legion donde el valor se aproxima a los 57 grados dejando una sensación de que el sistema de refrigeración de MSI cumple con su cometido de manera sobresaliente, además de confirmar que la RX 6600 XT es una tarjeta que no genera demasiado calor.

También permite que la capacidad de OC tenga un mayor margen y de ser posible poder conseguir mejores resultados que los ofrecidos en esta reseña.

Conclusión

La Radeon RX 6600 XT se convierte en una excelente opción para gamers en la resolución de 1920 x 1080, especialmente para el mercado de latinoamérica, donde subir las opciones a calidad «ultra» sea posible sin afectar demasiado el rendimiento en general y manteniendo temperaturas de trabajo bastante bajas (y sin generar tanto ruido). Además, admite un buen OC, en este caso con la herramienta de MSI AfterBurner.

Con la inclusión de componentes de calidad y una estructura sólida y eficiente, la tarjeta cumple con mis expectativas implementando las últimas tecnologías Radeon para una mejor experiencia gráfica en general, y la posibilidad de ofrecer promedios de 60 fps en los juegos actuales. Eso sí, hubiera estado mejor que tenga disponible mayor cantidad de VRAM (si lo comparamos por ejemplo con la RTX 3060).

Con un costo sugerido desde los $379 USD, tenemos una placa de video lo suficientemente potente superior a la generación anterior siendo una actualización ideal para quienes desean mejorar su desempeño gráfico considerablemente en 1080p.

Lo Bueno

  • Excelente rendimiento (especialmente para 1080p) con todas las tecnologías.
  • Bajas temperaturas de trabajo y consumo.
  • Muy silenciosa.
  • Capacidad de OC.

Lo Malo

  • Solo 8GB de VRAM en comparación con la competencia.
Alejandro Dau
Con gran experiencia en el ámbito tecnológico, Licenciado en Informática y amante de los deportes, ocupa la posición de Editor en jefe con una sola idea: brindar a los lectores las mejores noticias y reviews de habla hispana.

Comentarios