Home Reviews Hardware Intel Core i5-10600K

Intel Core i5-10600K

Luego de analizar Intel Core i9-10900K en esta review, continuamos con el análisis de otro procesador perteneciente a la décima generaicón de Intel, el Core i5-10600K orientado al mercado Mainstream ideal para formar parte de una PC gamer competitiva, entre sus tantas funciones. En este artículo lo vamos a someter a gran cantidad de pruebas y escenarios de trabajo ¿Cumplirá con las expectativas? Vamos a verlo a continuación.

Por supuesto, antes revelo el unboxing que le hice al kit de Intel en su totalidad.

Unboxing – Kit completo

Intel Core i5-10600K

Se puede apreciar al elegante procesador de décima generación, que integra frecuencias de operación muy interesantes de hasta 4.8 GHz, especialmente en aplicaciones donde la demanda es muy alta. Este modelo ideal no necesita una configuración ultra avanzada de refrigeración, ya que un cooler por aire es suficiente siempre y cuando sea eficiente.

El cooler stock de Intel de otras generaciones no lo recomiendo para este caso dado que la arquitectura «Cornet Lake-S» con proceso de fabricación de 14 nm se encuentra exprimida al máximo y se requiere de algo bien armado para mantener una PC feliz y rendidora, especialmente en para las constantes sesiones de juego que uno puede darle.

Su socket pertenece al FCLGA1200 lo cual resulta obligatorio contar con una placa base compatible, como son las placas bases con chipset Intel Z490.

El Core i5-10600K viene con video integrado, se trata de la iGPU Intel UHD Graphics 630 con una velocidad base 350 MHz, velocidad dinámica máxima de 1.20 GHz, y se puede configurar hasta 64 GB de memoria para video. Es compatible con DirectX 12 y OpenGL 4.5.

En cuanto a resoluciones, alcanza los 4K a 60Hz y podemos configurar hasta 3 pantallas:

  • Resolución máxima (HDMI 1.4) 4096×2304@24Hz
  • Resolución máxima (DP) 4096×2304@60Hz

Información y software

Este flamante procesador tiene un TDP de 125W que funciona a una frecuencia base de 4.1 GHz para todos sus núcleos con un total de 12 hilos de ejecución! (6 físicos + 6 lógicos) con un Boost de 4.8 GHz en caso que se necesite mejorar automáticamente el rendimiento, mientras que en estado reposo baja el TDP puede llegar hasta los 3.8 GHz.

Soporta también un gran abanico de sets de instrucciones tales como el AVX2, AES, FMA3, SSE4.2 y TSX.

Su nivel 3 de memoria caché alcanza los 12 MB y su velocidad del bus es de 8 GT/s. Respecto a la generación anterior, la diferencia con el Core i5-9600K es contundente ya que este dispone de solo 6 núcleos sin subprocesos y 9 MB de memoria caché.

El procesador en cuestión se encuentra instalado en la plataforma Z490 AORUS Master con el último Bios actualizado al momento del review. Es importante verificar que el Bios, especialmente si vamos a instalar nuevas piezas de hardware para que el rendimiento y compatibilidad sean las más óptimas posibles. Utilizamos la ranura PCIe de 16x para la tarjeta RTX 2070 SUPER.

Por otra parte, las memorias se encuentran configuradas en modo dual-channel a una velocidad de 3400 Mhz a través del XMP (Extreme Memory Profile). Si bien el procesador soporta hasta 128 GB, con 16 GB creo que hoy en día para arrancar un sistema gamer es suficiente.

Overclocking – Intel Extreme Tuning Utility


Intel Extreme Tuning Utility (XTU), mi herramienta ahora preferida ya que Intel ha hecho muchos cambios para bien siendo posible ahora monitorear en detalle los procesadores y memorias como así también aplicar overclock (OC) de una manera sencilla, práctica y eficiente, sin la necesidad de recurrir directamente al Bios.

Su práctica interfaz me permite realizar diferentes pruebas para conseguir el mayor y más productivo valor de OC. Con refrigeración por aire, solo es cuestión de conseguir una frecuencia máxima estable y que me permita exprimir todas las aplicaciones más demandantes. No lo recomiendo para trabajos críticos y no gaming, ya que nunca se sabe cuando la estabilidad pueda jugar una mala pasada.

Además, el XTU ofrece la posibilidad de realizar benchmarks para confirmar la estabilidad y desempeño. En este caso arroja 2452 marks frente a los 4092 marks que arroja el Core i9 10900K, el máximo exponente de la tercera generación Intel.

A no olvidarse la función Intel Speed Optimizer, hacer OC de un solo clic.

Aplicando Overclock

Ofrece una interesante capacidad de OC que si bien puede mejorarse, mi resultado se enfoca principalmente en la estabilidad y elevar demasiado el voltaje no me atrae demasiado. Para ello, en sus 6 núcleos y con un voltaje que no superior a los 1.4v consigo una frecuencia de operación 5.0 Ghz Nada mal ¿no?

Con la herramienta XTU de Intel puedo cosechar un resultado de OC muy potente, demostrando que el i5 10600K tiene un buen margen para mejorar en performance sin explotar en el intento.

Plataforma de Pruebas

  • Nvidia GeForce RTX 2070 SUPER
  • Nvidia GeForce GTX 1070 (para comparaciones)
  • Gigabyte Z490 Aorus Master
  • G.Skill DDR4 3400 16GB Kit
  • Noctua NH-D15 chromax.black
  • WD Green SSD 240GB
  • Sistema operativo: Windows 10 Pro
  • Fuente de poder: Thermaltake Smart M1200W

Pruebas de rendimiento

Arrancamos con las pruebas mediante el programa Sandra 2020 que ofrece infinidad de formas para analizar el comportamiento de un procesador y sus memorias. En este caso con resultados interesantes en cálculos aritméticos y de punto flotante quedando bastante por debajo de un Core i 9 9900K o i9 10900K como es predecible.

En el segmento de Multimedia se aprecia que ofrece un rendimiento superior frente a un Core i7 8700K por lo cual vamos viendo en qué lugar se va ubicando.

Respecto a las memorias DDR4-3400 el valor que arroja es de 32.83 GB/s tanto en lectura como escritura lo cual es esperado y no se aprecian diferencias de rendimiento con otros procesadores, incluso superiores en este aspecto.

na aplicación compleja que analiza el sistema en su conjunto es el PCMark 10 (prueba extendida) cuyo resultado se manifiesta bastante bien al arañar los 9000 puntos. Indudablemente mantiene un excelente nivel en creación de contenido, gaming y tareas esenciales (video conferencias, navegación web, entre otros).

Bajo el ala de la tarjeta Geforce RTX 2070 SUPER, el Core i5 10600K mantiene un excelente rendimiento en el 3DMark «FireStrike» superando la barrera de los 22000 puntos mientras que sí aplicamos overclock (a 5 GHz para todos sus núcleos) asciende hasta los 22396 puntos demostrando no solo gran estabilidad sino que uan fuerza bruta elevada.

Otra gran aplicación que analiza todos los núcleos del procesador de forma estresante es el Cinebench R20 donde cosechamos casi 3600 puntos en el ámbito de multi-procesamiento. Con un total de 12 hilos de ejecución, memoria caché de 12MB tenemos una gran opción para formar una PC de alto impacto.

En cuanto el rendimiento por núcleo, no hay sobresaltos, la arquitectura se mantiene intacta.

Nero AI Photo Tagger

El Nero AI Photo Tagger mide el tiempo que lleva etiquetar 1000 fotos siendo una carga muy demandante para el procesador. A toda plenitud el Core i9 10900K tarda 22 segundos mientras que el i5 10600K le lleva 30 segundos que me parecen aceptables donde cada foto consumió un tiempo de 0,03 segundos.

Comparaciones

En este segmento, empleamos la tarjeta de Nvidia GeForce GTX 1070 para que los resultados del procesador en cuestión se puedan comparar de forma apropiada.

En el 3DMark supera ligeramente al Ryzen 5 3600X y otros modelos. Ya la limitación de la GTX 1070 es evidente, ya no puede dar más de sí. No obstante, nos da una idea de cómo se posiciona el i5 10600K en este tipo de escenarios.

Nuevamente cosecho un puntaje por encima del Ryzen 3600X y 3600, aunque el 3300X no pierde pisada. Con más de 8000 puntos puedo decir que la plataforma de Intel de tercera generación ofrece un rendimiento muy competitivo gracias a su arquitectura «Cornet Lake-S» perfectamente pulida en todo aspecto.

El i5 10600K supera por más de 1000 puntos al viejo y conocido i5 8600K demostrando ya una clara diferencia entre generaciones. Aauí el Ryzen 7 2700X saca una clara ventaja al igual que el Ryzen 5 3600X siendo estos muy rendidores en el ámbito de multi-procesamiento.

Por supuesto el i5 10600K soporta perfectamente cargas de trabajo en simultáneo ya sea jugando mientras se hace streaming, o editando videos.

Por otro lado, el rendimiento por núcleo del procesador también tiene su impacto con casi 500 puntos, por debajo del 3600X.

Por último ejecutamos el Passmark Performance Test 10 donde los Ryzen 3600X , 3600, 2700X toman el control en este tipo de escenarios mientras que el 10600K se encuentra muy por encima del 3300X al superar los 14800 puntos.

Por supuesto, cuando se trata del rendimiento de memorias la plataforma Intel cosecha mejores resultados a 3400 MHz. En esta oportunidad superamos holgadamente el rendimiento de las mismas memorias con el i5 8600K.

Gaming

Las pruebas en juegos se realizan a una resolución de 1920 x 1080.

El i5 10600K conforma una opción muy tentadora para el ámbito del gaming dado que acompaña perfectamente a las tarjetas gráficas, como es el caso de la RTX 2070 SUPER. Los fps en los juegos son abundantes y no resulta un cuello de botella. En Death Stranding, el promedio alcanza los 144 fps con un mínimo de 110 fps mientras que en el Battlefield V de la campaña «El último tigre» tenemos casi un promedio de 160 fps con 104 de mínimo.

Los resultados son satisfactorios con un desempeño ideal por parte del procesador.

Dado que el kit ha llegado en formato duo, comparamos el rendimiento con el Core i9 10900K ¿Me conviene el mejor procesador si solo voy a jugar? Pues el i5 10600K por menor costo es una solución más que recomendada para gaming ya que arroja resultados muy competitivos y no tiene que envidiar nada a sus hermanos mayores.

En el benchmark de Borderlands 3 en detalles gráficos altos se puede apreciar las diferencias entre los dos procesadores de décima generación al igual que en el Ghost Recon Breakpoint.

Creo que la GTX 1070 ha alcanzado su pico de esplendor y sin importar que procesador utilicemos, el promedio de fps es similar. Sería interesante ver el desempeño en 4K de este procesador con la RTX 2070 SUPER, lo cual vamos a ver en otro artículo.

Temperaturas

Para esta ocasión, empleamos el cooler Noctua NH-D15 chromax.black para obtener el rendimiento en refrigeración por aire combinando eficiencia y silencio de manera elegante.

En primer lugar, medimos las temperaturas en modo reposo (sin ejecutar tareas exigentes) donde el valor se mantiene en no más de 30 grados.

En segundo lugar, ejecutamos aplicaciones exigentes para medir la temperatura máxima de operación donde utiliza todos sus núcleos. El valor es sorprendente, apenas 67 grados! Y eso funcionando en todo su esplendor por un tiempo determinado.

Es posible que las temperaturas sean un poco más altas con otro tipo de sistemas de refrigeración o ambientes de trabajo, sin embargo estos valores nos dan una pauta de cómo opera el i5 10600K y su grado de generación de calor. Y con overclock, ni hablar.

Conclusión

Como he comentado en otros artículos, Intel ha logrado un excelente trabajo con la décima generación no por la innovación sino el gran empeño en exprimir la arquitectura Cornet Lake-S hasta llograr sacar el máximo provecho de rendimiento, consumo y temperaturas.

Es una excelente opción para formar una PC Gamer.

Para el mercado gaming, el i5 10600K es más que tentador ya que brinda muy buenos resultados en los juegos siendo un compañero fiel y eficiente de las tarjetas gráficas de última generación. Además en temperaturas se comporta de una manera espléndida y su capacidad de overclock es elevada, puedes incluso intentar mejorar mi valor conseguido de 5.0 GHz aunque con un mejor cooler.

Respecto a las soluciones de la competencia con los Ryzen 3600X por ejemplo, estos ganan sin dudas en el segmento de multi procesamiento mientras que el i5 10600K se posiciona mejor en tareas que no requieran utilizar todos sus núcleos.

El Core i5 10600K me ha dejado una excelente impresión con resultados de alto impacto. Eso sí, recuerda que se emplea un nuevo socket y requiere de una nueva placa base.

Es un buen CPU para el mercado de PCs Mainstream. Se merece mi bendición y recomendación para los entusiastas gamers (aunque sigue siendo un tanto caro para mi gusto).

Lo Bueno

  • Excelente rendimiento, especialmente en gaming.
  • Diseño de la arquitectura.
  • Ideal para armar una PC Gamer Mainstream.
  • 12 MB de Cache
  • Multiplicador desbloqueado
  • Intel UHD Graphics 630
  • Temperaturas de trabajo.

Lo Malo

  • Costo un tanto elevado.
  • No soporta PCIe 4.0
Alejandro Dau
Con gran experiencia en el ámbito tecnológico, Licenciado en Informática y amante de los deportes, ocupa la posición de Editor en jefe con una sola idea: brindar a los lectores las mejores noticias y reviews de habla hispana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.