Home Reviews Hardware Intel Core i9-10900K

Intel Core i9-10900K

La espera finalmente ha terminado. Intel me hace llegar su flamante y potente procesador Core i9-10900K, el mejor de su generación. Vamos a revelar su rendimiento en una gran variedad de pruebas, te prometo que será un viaje muy entretenido. Todo en este review.

No hace mucho, el 30 de Abril de 2020, Intel presentó su nueva serie de procesadores de escritorio Intel Core de décima generación, incluido el procesador en cuestión, donde revelo gran cantidad de características, algunas muy notables por cierto. Podemos resumirlas de la siguiente manera:

Características principales de Intel Core 10th Gen

  • Intel Thermal Velocity Boost 3: Los gamers y creadores obtienen un incremento oportuno y automático en las cargas de trabajo de un solo núcleo o multinúcleo, hasta llegar a una impresionante frecuencia de 5.3G Hz, desde el primer momento.
  • Tecnología Intel Turbo Boost Max 3.0: Obtén un incremento de desempeño automático en las
    aplicaciones con pocos subprocesos con la tecnología Intel® Turbo Boost Max 3.0.
  • Tecnología Intel Hyperthreading: Has más simultáneamente con los procesadores Intel® Core™ i9, i7, i5 e
    i3 de 10ª Generación.
  • Intel Quick Sync Video: Utiliza gráficos de procesador integrados para optimizar los videojuegos mientras
    los gamers streamean y graban, además de proporcionar a los creadores la aceleración de hardware que
    necesitan para los códecs de video más recientes.
  • Soporte de memoria hasta velocidades de memoria DDR4-2933: Para gameplays con una mayor experiencia, realismo envolvente, multitasking más rápido y productividad al crear.
  • Centro de mando de gráficos Intel: Optimiza tu experiencia con los gráficos Intel®.
  • Overclocking de núcleos y memoria mejorado: Obtén el máximo control cuando aumentes la frecuencia de tu procesador y de los componentes clave del sistema con las funciones habilitadas por los nuevos procesadores Intel® Core™ de 10ª Generación desbloqueados y con capacidad para overclocking.
  • Control de Hyperthreading para overclocking por núcleo: Permite que los overclockers experimentados decidan que híper subprocesos deben activar o desactivar por núcleo.
  • Conexión Intel® Ethernet I225: Disponible ya en la plataforma de 10ª Generación, el Conector Intel Ethernet I225 de 2.5 G ⨥ genera más del doble de las velocidades de red de Ethernet de 1 GB en el cableado existente.
  • Intel® Wi-Fi 6 AX201: Ahora integrado en los procesadores Intel® Core™ de 10ª Generación para computadoras de escritorio, Intel® Wi-Fi 6 (Gig+) ofrece un juego con capacidad de respuesta, descargas casi tres veces más rápidas y conexiones más confiables. Brinda las mejores experiencias inalámbricas con la libertad y flexibilidad de jugar o crear en cualquier lugar de la casa o la oficina.
  • Intel® Performance Maximizer: Ofrece una función de ajuste del grupo de núcleos activo, que aumenta la frecuencia de cada grupo de núcleos, incrementando su potencial de rendimiento para lograr el máximo desempeño del juego.
  • Intel® Smart Cache: Hasta 20 M de memoria caché de nivel inferior compartida, lo cual permite un acceso más rápido a tus datos, al permitir la asignación dinámica y eficiente de la memoria caché para satisfacer las necesidades de cada núcleo, reduciendo considerablemente la latencia de los datos usados con frecuencia y mejorando el rendimiento.
  • Soporte Thunderbolt™ 3: Los puertos Thunderbolt™ 3 son los USB-C disponibles más veloces, así que puede llevar las unidades de estado sólido (SSD) de Thunderbolt™ 3 a fiestas LAN y participar en videojuegos con trasferencias de datos a velocidades vertiginosas.
  • Memoria Intel® Optane™ H10 compatible con SSD: Lanza con mayor rapidez aplicaciones, juegos y archivos de proyectos, y sigue siendo productivo mientras realizas múltiples tareas.

La décima generación en procesadores Intel Core con el nombre código «Comet Lake-S» requieren una nueva plataforma ya que el zócalo del procesador ahora es el LGA 1200, que tiene 1200 pines. Por consiguiente se necesita nueva placa base basada en la serie 400.

En este artículo tenemos al Core i9-10900K de décima generación desbloqueado que ofrece hasta 10 núcleos, 20 hilos y velocidades de memoria DDR4-2933 ¿Contundente no creen?

Unboxing – Kit completo

Intel Core i9-10900K

Aquí tenemos al flamante procesador de décima generación, el más alto exponente de su categoría que llama la atención con sus altas frecuencias de operación de hasta 5.3 GHz, ideal para armar un PC ultra entusiasta tanto para gaming como streaming, edición de video 4K y todas las tareas que requieran gran nivel de complejidad.

El procesador viene sin sistema de refrigeración, por lo cual recomiendo que si optan por este procesador buscar una una avanzada solución de refrigeración tanto por aire como líquida.

Utilizando el proceso de fabricación de 14 nm (no ha cambiado en este aspecto) perteneciente a la arquitectura «Cornet Lake-S», Intel propone una de sus mejores opciones en el mercado entusiasta de alto impacto para socket FCLGA1200 frente a los últimos lanzamientos de procesadores AMD, como el Ryzen 3900X (su competencia directa).

Vale aclarar que por el cambio de socket, se requiere si o sí una plataforma compatible nueva, en este caso con chipset Intel Z490 (o sus futuras variantes).

Información y software

Este flamante procesador tiene un TDP de 125W que funciona a una frecuencia base de 3.7 GHz para todos sus núcleos con un total de 20 hilos de ejecución! (10 físicos + 10 lógicos) con un Intel Thermal Velocity Boost de 5.3 GHz para los dos primeros núcleos elevando el rendimiento de forma contundente, mientras que el Intel Turbo Boost Max 3.0 se ubica en los 5.2 GHz. Se destaca la implementación de gran cantidad de sets de instrucciones incluido el AVX2, FMA3 y TSX.

Su nivel 3 de memoria caché alcanza los 20 MB y la velocidad del bus es de 8 GT/s. Respecto a la generación anterior, la diferencia en cantidad de núcleos con el Core i9-9900K (8 núcleos / 16 subprocesos) es notoria.

En este caso las memorias en dual-channel las configuramos en 3400 Mhz.

El Core i9-10900K viene con video integrado, se trata de la Intel UHD Graphics 630 con una velocidad base 350 MHz, velocidad dinámica máxima de 1.20 GHz, y memoria máxima de video de 64 GB (dependiendo de cuánta memoria RAM se instale en el sistema). En este aspecto no se aprecian cambios.

En cuanto a resoluciones, alcanza los 4K a 60Hz y podemos configurar hasta 3 pantallas.

  • Resolución máxima (HDMI 1.4) 4096×2304@24Hz
  • Resolución máxima (DP) 4096×2304@60Hz
  • Compatibilidad con DirectX 12 y OpenGL 4.5

Overclocking – Intel Extreme Tuning Utility

Ahora sí, monitorear y aplicar overclock (OC) a los procesadores de décima generación es mucho más atractivo. Con una interfaz renovada y optimizada, tenemos el programa de Intel Extreme Tuning Utility (XTU) dirigido especialmente a los overclockers experimentados.

El XTU permite realizar benchmarks tanto para confirmar estabilidad como de rendimiento.

Dispone de la función de OC Intel Speed Optimizer de un solo clic, así de fácil. Según Intel, ayuda a que los núcleos de un procesador desbloqueado se acerquen más a la frecuencia Turbo Boost de un solo núcleo y vaya que lo hace. Me encanta esta aplicación.

Pero entonces, el 10900K ¿es bueno para OC? ¿Cómo hizo Intel para poder aplicar mayores frecuencias y núcleos y que el consumo energético y el calor no se disparen? En este gráfico lo explica de forma sencilla, básicamente lo que hizo en el procesador de la serie K es reducir el die y un IHS más grueso (con más cobre). También integra Solder TIM (STIM) para mejorar la transferencia de calor y reducir las temperaturas de operación por lo cual se pueden aplicar mayores frecuencias.

Además se mantiene el mismo soporte para los sistema de refrigeración de Intel, aquí no hay cambios por lo cual si te funcionaba para los procesadores de novena generación por ejemplo, no tendrás problemas en instalarlo en esta nueva plataforma.

Overclock ¿Cuál es mi valor preferido?

Sin dudas su capacidad de OC es bastante elevada y con soluciones de refrigeración de alto impacto (como watercooling) podemos obtener grandes resultados. En principio sabemos que puede alcanzar 5.3 GHz como máximo, pero no para todos sus núcleos (para uno o dos mediante Intel Thermal Velocity Boost 3). Tampoco es la idea subir el voltaje y generar estabilidad o reducir el tiempo de vida el procesador.

Con 10 núcleos y un voltaje que no supera los 1.4v me agrada decir que obtengo una velocidad de 5.1 Ghz de manera estable.

La herramienta XTU de Intel es realmente útil y práctica, donde he podido realizar perfectamente las prácticas de OC de forma segura y rápida sin preocupaciones. Además sus benchmarks integrados permiten analizar y comparar los resultados con otros modelos de la generación.

Plataforma de Pruebas

  • Nvidia GeForce RTX 2070 SUPER
  • Nvidia GeForce GTX 1070 (para comparaciones)
  • Gigabyte Z490 Aorus Master
  • G.Skill DDR4 3400 16GB Kit
  • Noctua NH-D15 chromax.black
  • WD Green SSD 240GB
  • Sistema operativo: Windows 10 Pro
  • Fuente de poder: Thermaltake Smart M1200W

Pruebas de Rendimiento

La herramienta Sandra 2020 es un set muy completo en todo aspecto, con gran cantidad de pruebas para el procesador y memorias. En este caso alcanzamos potentes resultados en cálculos aritméticos y de punto flotante superando por ejemplo a un i9 9900K. En la eficiencia por núcleo, según la base de datos de Sandra, tiene una mejor posición el Ryzen 3900X.

Por otro lado, las memorias generan un resultado combinado con la configuración DDR4-3400 resulta estupenda arrojando 31.5 GB/s tanto en lectura como escritura. Luego probaremos con otro tipo de memorias avanzadas a ver que valores podemos cosechar y si no hay alguna limitación al respecto.

Nero AI Photo Tagger

Esta carga de trabajo mide el tiempo que lleva etiquetar 1000 fotos con Nero AI Photo Tagger.

Indudablemente una tarea que requiere gran uso de todos los núcleos del procesador. Aquí el Core i9 10900K se comparta eficientemente con un gran nivel de respuesta entregando el resultado en tan solo 22 segundos donde cada una llevo un tiempo de 0,02 segundos. Es una nueva prueba que iremos incorporando en los análisis de CPU.

En PCMark 10 (prueba extendida) el resultado es realmente contundente, cruzando la barrera de los 9500 puntos el cual combina otros valores de trabajo en relación a la creación de contenido, gaming y tareas esenciales, entre otras cosas.

Y eso no es todo,incrementando las frecuencias a 5.1 GHz para todos los núcleos el valor alcanza los 9833 puntos demostrando un nivel superior en todo sentido de rendimiento.

Con la Geforce RTX 2070 SUPER, este procesador arroja en el 3DMark «FireStrike» casi 23000 puntos mientras que en el «Time Spy» (DX12) araña los 10600 puntos. Estos resultados reflejan el buen posicionamiento de la tarjeta gráfica sin cuellos de botella entregando todo su potencial junto al i9 10900K.

En el Passmark Performance Test 10, le damos un vistazo al desempeño del procesador ofreciendo en los distintos segmentos de la prueba (cálculos de punto flotante, números enteros, compresión, encriptación, y demás) muy buenos puntajes reflejando un elevado comportamiento cuando se trata de exigencias muy demandantes.

Incluso con el OC el impacto de rendimiento también se nota a simple vista.

Finalmente ejecutamos el Cinebench R20 que pone a prueba al procesador i9 10900K en el ámbito de multi-procesamiento con un resultado superior a los 6500 puntos. Con 20 hilos de ejecución, memoria caché de 20MB y hasta 5.3 GHz de velocidad demuestra ser una excelente opción para devorar hasta los programas más estresantes sin despeinarse.

Comparaciones

En este segmento, empleamos la tarjeta de Nvidia GeForce GTX 1070 para que los resultados del procesador en cuestión se puedan comparar de forma apropiada.

Sin dudas la comparación directa con un procesador AMD tiene que ser el Ryzen 9 3900X, ya lo haré cuando lo tenga en el laboratorio. Mientras tanto no deja de resultar curioso su posicionamiento frente al resto de los modelos y así ir aumentando la base de datos de comparaciones. Con la GTX 1070, el puntaje general extendido del PCMark 10 ahora se ubica casi en los 8450 puntos el cual mantiene su alto grado de complejidad cuando se trata del apartado del uso del procesador.

En el 3DMark nuevamente su impacto es favorable, con un resultado ligeramente superior al i9 9900K.

Cuando se trata de trabajo en conjunto con todos sus núcleos, el i9 10900K es una solución efectiva y precisa, ideal para sostener una alta demanda de aplicaciones simultáneas. Una situación que refleja este rendimiento puede ser la ejecución en simultáneo de un juego y streaming sin cortes ni sobresaltos.

Por otra parte, el rendimiento por núcleo del procesador también tiene su impacto con 533 puntos. Cada núcleo tiene una alta eficiencia de comunicación entre sí.

Finalmente volvemos al Passmark donde el desarrollo de las pruebas tanto para el procesador de Intel como de las memorias DDR4 en dual channel resultan muy favorables. Como es mi caso, pasar de una plataforma con i5 8600K a un i9 10900K es muy tentador, el desempeño se ve a la vista donde las mejoras se observan en todos los aspectos y el CPU ya no es un cuello de botella para la tarjeta gráficas RTX 2070 SUPER en adelante.

Gaming

Las pruebas en juegos se realizan a una resolución de 1920 x 1080.

He conformado un sistema muy competitivo donde los promedios de fps para los juegos de última generación se mantienen constantes y superiores. Por ejemplo en el Death Stranding, el promedio alcanza los 144 fps con un mínimo de 112 fps lo cual asegura una jugabilidad realmente satisfactorio. Lo mismo puede decir del resto de los títulos modernos.

Sin dudas, la elección de la tarjeta gráfica para acompañar al Core i9 10900K es importante ya que resulta un socio ideal para aquellos Gamers que buscan el mejor compañera para su tarjeta gráfica de gama alta. En el benchmark de Borderlands 3 en detalles gráficos altos se puede apreciar las diferencias entre los modelos de tarjetas al igual que en el Ghost Recon Breakpoint.

Claramente en este aspecto, la GTX 1070 alcanzó su máximo potencial. Esto demuestra por ejemplo que para aprovechar bien al i9 10900K se necesita una placa de video acorde, especialmente si se trata de configuraciones 4K donde el i9 10900K sería una pieza fundamental para los juegos de última generación.

Temperaturas

En cuanto a temperaturas, con el cooler Noctua NH-D15 chromax.black nos aseguramos un rendimiento eficiente y silencioso. En modo reposo (sin ejecutar tareas exigentes) cosechamos una temperatura base promedio de 32 grados siendo bastante sorprendente, incluso puede bajar más aún.

Para medir la temperatura en modo full, ejecutamos aplicaciones que hacen uso de todos los núcleos del procesador con una temperatura de trabajo que asciende hasta los 81 grados lo cual es más que aceptable (de hecho pensaba que iba a obtener más alto).

Tomando en cuenta que estamos utilizando una solución de refrigeración por aire (aunque potente) los valores son estupendos demostrando que Intel hizo un excelente trabajo en este aspecto, mayor rendimiento sin sacrificar consumo ni calor. Resulta primordial que utilices para este modelo un buen sistema de refrigeración para una mayor eficiencia y overclock.

Conclusión

Intel en esta décima generación al logrado exprimir la arquitectura Cornet Lake de forma espléndida logrando conformar un ecosistema de tecnologías y rendimientos superiores en las mismas proporciones. Si bien se requiere un nuevo socket y placa base, el Core i9 10900K entrega altas frecuencias de trabajo y mayor cantidad de núcleos sin sacrificar el consumo energético ni las temperaturas, algo que me tenía preocupado en el momento de las pruebas.

Sus frecuencias de Boost son destacadas en todos los aspectos y tienen mucho impacto donde no hace falta el uso de varios núcleos, simplemente en los que están trabajando al 100%. Además su capacidad de overclock está intacta, podemos alcanzar aún valores muy interesantes de forma estable, como los 5.1 GHz para todos sus núcleos y solo con refrigeración por aire. Particularmente creo que este es la frecuencia máxima adecuada ya que incrementar más implica subir más el voltaje y no soy adepto a esas manipulaciones, más si se trata de una PC para juegos u edición.

Comparado con el Intel Core i9 9900K no veo grandes cambios en cuanto al impacto de performance en general. Por supuesto al tener dos núcleos más y frecuencias elevadas hacen diferencia pero en circunstancias específicas. No recomiendo una migración sustancial en este aspecto.

El Core i9 10900K es el mejor de su segmento hasta ahora y de la décima generación. Sus resultados son los más altos que he cosechado en mi laboratorio. Será cuestión de compararlo con su competencia directa, el Ryzen 3900X y sacar otras conclusiones.

Como he dicho en otra ocasión, se merece nuestro respeto y recomendación para los entusiastas gamers y creadores de contenido de alta calidad.

Lo Bueno

  • Excelente rendimiento.
  • Diseño de la arquitectura.
  • Ideal para armar una PC Gamer ultra competitiva.
  • Intel Thermal Velocity Boost 3 de hasta 5.3 GHz.
  • 20 MB de Cache
  • Multiplicador desbloqueado
  • Intel UHD Graphics 630
  • Temperaturas de trabajo.

Lo Malo

  • Costo un tanto elevado.
  • No soporta PCIe 4.0
Alejandro Dau
Con gran experiencia en el ámbito tecnológico, Licenciado en Informática y amante de los deportes, ocupa la posición de Editor en jefe con una sola idea: brindar a los lectores las mejores noticias y reviews de habla hispana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.