HomeReviews HardwareZ690 AORUS XTREME

Z690 AORUS XTREME

Analizamos la mejor placa base de AORUS del segmento basada en el chipset Intel Z690 compatible con PCIe5 y DDR5 orientada a ultra entusiastas gamers que desean sacar la mayor ventaja posible a la arquitectura Alder Lake de 12ma generación. Te cuento más en esta reseña.

Su presentación es majestuosa pero pesada, lo cual indica que ofrece un packaging realmente completo. Por dentro tiene varios espacios separadas para identificar rápidamente cada accesorio incluido, que son bastantes.

Contamos con gran cantidad de accesorios para todos los gustos y tipos de configuración. Brinda cuatro cables SATA III, dos termistores, tornillos para M.2, cable de extensión RGB, otro cable para la detección de ruido, dos antenas Wi-Fi (2T2R), manual de usuario y un conector G con el fin de facilitar y centralizar la instalación de cables. También se suman precintos de velcro, una unidad USB Flash para la instalación de los controladores / software, y un AROUS memory RGB Armor.

Por último se destaca su Essential USB DAC para el procesamiento completo de señal digital a analógica en el puerto USB Type-C de acceso frontal eliminando cualquier posibilidad de distorsión.

Como es costumbre en este tipo de ediciones de alta gama, su diseño es completamente robusto y sólido por donde se lo mire integrando componentes de gran calidad bajo disipación pasiva mediante heatpipes (en la zona de mosfets) reforzado en ambas caras del PCB (negro de 2x de cobre), donde sus tonalidades oscuras y espejadas agregan una estética más atractiva, especialmente cuando se le activan sus funciones de RGB.

El Z690 AORUS Xtreme contiene muchas funciones para exprimir la nueva arquitectura de Intel Alder Lake brindando conformando unas unas dimensiones de 30.5 x 27cm en formato E-ATX por lo cual vas a necesitar un amplio gabinete para alojarlo.

Contiene el nuevo socket LGA 1700 de Intel que soporta la 12ma generación Intel Core (no es compatible para atrás) proporcionando un controlador PWM 100% digital con etapas de potencia inteligente y con 20 + 1 + 2 Direct Digital VRM. La zona de VRM contiene disipadores pasivos construidos en base a NanoCarbono Direct-Touch Heatpipe II que suma un heatpipe de 8 mm con el objetivo de reducir el calor generado de los MOSFETs. Además incluye la tecnología Fins-Array II  (también de NanoCarbono) empleando aletas secundarias cuyo flujo de calor que las atraviesan entrará desde el borde delantero para ser dirigido luego a otras aletas.

Para la alimentación del CPU, se incorporan en la parte superior dos conectores PCIe de 8-pin que se encuentran reforzados.

Para hacer honor a la palabra «extremo» en su conector M.2 principal aplica una tremenda protección térmica que Gigabyte denomina «Thermal Guard XTREME» que también, al igual que el resto del disipador, incluye Fins-Array, Heatpipe, y NanoCarbono para garantizar un rendimiento SSD de alto impacto.

Observamos también el lado posterior del PCB totalmente reforzado y cubierto, a excepción en la zona del socket que se libera para que se puedan instalar coolers al CPU sin problemas.

Desde esta perspectiva se aprecian las cuatro ranuras de memoria dual-channel del tipo DDR5 reforzadas en acero soportando velocidades de hasta 6600 MHz con OC. Su capacidad máxima asciende hasta los 128 GB en cuatro módulos individuales de 32GB. Soporta la tecnología de Extreme Memory Profile 3.0 (XMP).

Sobre la parte protectora inferior, debajo de las memorias, se ubica tanto el botón de inicio como el de reinicio para un rápido acceso. Este botón de «Reset» es multifunción, es decir que se puede reconfigurar a otra función en BIOS como a un interruptor RGB, como acceso directo al Bios o como modo de arranque seguro. También tenemos un debug led en la zona de color blanco.

Respecto a las ranuras de expansión (reforzadas en acero), las primeras dos son del tipo PCIe 5-0 de 16x (funcionan 16x – 8x respectivamente). La tercera PCIe de 16x funciona a 4x. En almacenamiento, en total tenemos cuatro NVMe M.2 PCIe SSD. Estos son:

  • Un M.2 para el Socket 3, M key, type 2260/2280/22110 PCIe 4.0 x4/x2 SSD, controlado por el CPU.
  • Dos M.2 para el Socket 3, M key, type 2260/2280/22110 PCIe 4.0 x4/x2 SSD, controlado por el chipset Z690.
  • Un M.2 para el Socket 3, M key, type 2242/2260/2280 Sata y PCIe 4.0 x4/x2 SSD, controlado por el chipset Z690.

En el ámbito del audio, el Z690 AORUS Xtreme ofrece una solución excepcional aislando al chipset de resto de los componentes del PCB, implementando condensadores/capacitores WIMA, Nichicon Fine Gold, con el fin de cumplir un óptimo suministro energético. Emplea al chipset de ESS ES9280AC DAC chip + 2 ESS ES9080 con soporte de hasta 7.1 canales. Se agrega soporte para DTS Sound Unbound.

Con una estructura fuera de lo estándar, los conectores de la placa base se ubican en posición de 90 grados para que sea todo más práctico y efectivo. Además del conector principal de alimentación de 24-pin se encuentran los destinados a la ventilación (Smart Fan 6), RGB, puertos SATA (cuatro en total), frontales USB, entre otros. De esta manera su estética es impecable.

Su panel trasero es completo como nos tiene acostumbrado Gigabyte para la serie Xtreme, recubierto con una protección de aluminio. Contamos con un botón Q-Flash Plus, otro de OC Ignition (para fácil overclock) y uno pequeño de Clear CMOs. Se suman dos conectores para las antenas SMA (2T2R) dado que integra el chipset de Intel Wi-Fi 6E AX210 soportando WIFI a, b, g, n, ac, ax, y bandas de frecuencia 2.4/5/6 GHzc y por supuesto compatible bluetooth 5.0. Luego tenemos dos puertos thunderbolt 4 (USB Type-C) y un total de diez puertos USB 3.2 Gen 2 Type-A (rojos). En red tenemos dos puertos LAN RJ-45, uno controlado por el Aquantia 10GbE y otro por el Intel 2.5GbE.

En cuanto a salida de video hay que aclarar que las salidas de video Thunderbolt soportan hasta DisplayPort 1.4 y una resolución máxima de 5120×2880 a 60 Hz con 24 bpp (a través de una sola salida de pantalla). Respecto a los conectores de audio son dos (bañados en oro) de sonido con soporte del conector óptico de salida S/PDIF.

Plataforma de pruebas

  • Intel Core i9 12900K
  • AORUS 32GB DDR5-5200
  • Geforce RTX 3070 FE
  • Noctua NH-L9i-17xx
  • Kingston SSD 240GB
  • Kingston NV1 PCIe SSD
  • Sistema operativo: Windows 10 Pro
  • Fuente de poder: Thermaltake Smart M1200W

Para mayor información de la placa base, visita el sitio oficial de AORUS.

Bios

Vamos a ver que tal luce el UEFI Bios de la plataforma.

La estética del UEFI Bios no cambia respecto a otros modelos de AORUS como el Z690 Master por ejemplo. Para principiantes siempre tenemos su modo Easy cuya pantalla singular brinda todas las opciones necesarias e indispensables para configurar y monitorear la plataforma Xtreme.

En su modo avanzado dispone de una basta cantidad de opciones capaz de sacar el máximo provecho a los últimos procesadores de Intel Core «Alder Lake».

Recorriendo las pantallas, la placa base Xtreme de AORUS propone un completo set de opciones que permiten monitorear tanto configurar al procesador en todo su esplendor al igual que las memorias donde habilitamos el XMP 3.0 con facilidad. Además, esto permite aplicar con total libertad y seguridad overclock en su máxima expresión (y guardar sus perfiles). También tenemos la posibilidad de monitorear perfectamente las temperaturas y revoluciones de los ventiladores.

Con la última versión de Bios actualizada resulta muy estable su funcionamiento.

Información

Junto a esta placa base, su mejor aliado es ni más ni menos que el procesador Core i9 12900K de la 12ma generación que tiene un TDP de 125W incorporando 8 núcleos de alto rendimiento y otros 8 de alta eficiencia con hasta 24 hilos de ejecución. Su frecuencia típica de trabajo se ubica en los 3.2 GHz mientras que en boost alcanza los 5.2 Ghz.

La placa base AORUS Z690 Xtreme se detecta sin inconvenientes junto al chipset Intel Z690 y la utilización de la ranura PCIe 4.0 a 16x para con la tarjeta gráfica RTX 3070 FE (muestra que soporta el bus PCIe 5.0 a 32 GT/s). Al aplicar el perfil XMP para las memorias DDR5 de AORUS logramos que funcionen a una velocidad de 5200 MHz junto a una capacidad total de 32 GB en modo dual-channel.

Por supuesto, donde el Z690 AORUS Xtreme ya viene preparado para Windows 11.

Si bien presenta un sobresaliente nivel para OC, al contar con un cooler de bajo perfil no podemos llegar a aplicar altas frecuencias por obvias razones.

Iluminación RGB

Por medio de su software RGB Fusion 2.0 tenemos la posibilidad de seleccionar y configurar los efectos y colores para que se combinen con el resto de los componentes de la PC. Las posibilidades para elegir son muchas. Lamentablemente no es un software bien pulido, tendremos que reinstalar todo de cero para que funcione correctamente.

La placa base tiene dos zonas de iluminación RGB, ubicadas en las superficies espejadas. Una vez encendido el sistema se pueden apreciar perfectamente su RGB con una estética realmente elegante. Por supuesto soporta también las conexiones de tiras de LED ARGB.

Pruebas de Rendimiento

Comenzamos las pruebas con la versión extendida de PCMark 10 que agrupa varias formas de uso de la PC, mediante Gaming, productividad y hasta edición de contenido, siendo una excelente idea para medir el potencial potencial de la plataforma Z690 en su conjunto. El puntaje global que obtenemos es de más de 10700 puntos lo cual demuestra un gran nivel del sistema, aunque sin mayores mejoras sustanciales frente a la generación anterior, por ejemplo, ya que un Core i9 11900K + Z590 Xtreme el rendimiento es muy parecido.

Esta elección de AORUS engloba las mejores características de la arquitectura de Intel con socket LGA 1700 para trabajar con las configuraciones más avanzadas pasando por la edición de video, streaming o jugar en 4K. Realmente estamos en presencia de una opción de extremo impacto.

Con la tarjeta Geforce RTX 3070 FE cosechamos un resultado competitivo para el 3DMark «FireStrike» con más de 32000 puntos frente a los 27000 puntos de la arquitectura Z590 + 11900K lo cual confirma que no hace cuello de botella a las tarjetas gráficas actuales. Realmente en este apartado llevamos el rendimiento gráfico al límite.

Con el programa Cinebench R20 se lleva el nivel de multi-procesamiento al extremo de los procesadores. Aquí el Core i9 12900K se comparta perfectamente con más de 9400 puntos haciendo uso de su nueva arquitectura que emplea 8 núcleos de alto rendimiento y 8 de eficiencia. Indudablemente tenemos una placa base Z690 muy potente que exprime al máximo el desempeño en ámbitos exigentes.

Por último, ejecutamos el Passmark Performance Test 10 que realiza cálculos de punto flotante, números enteros, compresión y encriptación sometiendo al Core i9 12900K que cosecha más de 38000 puntos (muy por encima del Core i9 11900K con 25000 puntos). Ni hablar si aplicamos OC.

Por el lado de las memorias DDR5 a 5200 MHz, obtenemos un desempeño esperado para esta configuración que supera ligeramente los 3600 puntos. Indudablemente con mejores latencias y más OC obtendremos mejores valores de trabajo.

Conclusión

Sin dudas estamos frente a una placa «extrema» tanto calidad como en cantidad de funciones para quienes necesitan armar la mejor PC de última generación sin límite en cuanto al gasto. La Z690 AORUS Xtreme es la más completa y mejor opción que tiene Gigabyte para los procesadores de 12ma generación (aunque tiene su versión de WaterForce).

Su diseño por fuera se aprecia minimalista y muy robusto con sus zonas elegantes de iluminación RGB ofreciendo gran cantidad de conectores y puertos de alta velocidad para que los dispositivos funcionen a pleno. Con soporte de PCIe 5.0, DDR5, Thunderbolt 4 integrado, red 10 GbE y conexión inalámbrica (Wi-Fi 6E), tenemos la placa base más preparada de Z690.

Sin dudas merece nuestra más alta distinción para esta nueva generación de procesadores Intel Alder Lake.

Lo Bueno

  • Calidad de componentes y diseño VRM con más fases.
  • Gran Capacidad de OC.
  • Panel trasero completo.
  • Sistema de refrigeración reforzado que cubre todo el PCB.
  • Soporta Wi-Fi 6E y red 10 GbE.
  • Packaging y accesorios muy completos.

Lo Malo

  • No tiene ranuras PCIe de 1x.
  • Falta pulir el software RGB Fusion.
Alejandro Dau
Alejandro Dau
Con gran experiencia en el ámbito tecnológico, Licenciado en Informática y amante de los deportes, ocupa la posición de Editor en jefe con una sola idea: brindar a los lectores las mejores noticias y reviews de habla hispana.
>