Z590 AORUS Xtreme

Volamos hasta lo más alto dentro del catálogo de placas base de AORUS basados en el último chipset de Intel Z590 que soporta la 11va generación de procesadores Intel Core. Se trata de la Z590 AORUS Xtreme que tiene todas las cualidades para ser la mejor de su segmento. Reseña completa a continuación.

Su packaging es pesado y muy pero muy completo. Dentro de los pequeños compartimentos vamos encontrando gran cantidad de accesorios, incluso hasta una tarjeta. Con una portada simple pero contundente, se adjunta una hoja gigante con calcomanías de AORUS, tornillos para instalar M.2, seis cables SATA III, termistor, cable de extensión RGB, otro cable para la detección de ruido, dos antenas Wi-Fi (2T2R), manual de usuario y un conector G con el fin de facilitar y centralizar la instalación de cables.

Se acompaña también con un Essential USB DAC para el procesamiento completo de señal digital a analógica en el puerto USB Type-C de acceso frontal eliminando cualquier posibilidad de distorsión. Básicamente reemplaza interfaces de audio frontales antiguas. Ofrece las siguientes características:

  • USB Type-C para PC, portátiles y dispositivos Android
  • Desarrollado por ESS SABRE HIFI DAC
  • Procesamiento de energía premium
  • Enrutamiento de separación izquierda / derecha
  • Escenario de sonido superior por condensadores WIMA

Efectivamente suma una tarjeta AIC AORUS PRO Gen4 que viene con dos ranuras PCIe 4.0/3.0 M.2 soportando la interfaz PCIe 4.0 junto a un diseño térmico pasivo. Incluye internamente las almohadillas térmicas.

Presenta un diseño muy robusto junto a componentes de alta calidad con una disipación pasiva de vanguardia, sumando claro está un amplio sistema de conectividad. Se encuentra completamente reforzado en ambas caras del PCB (negro de 2x de cobre), integrando colores oscuros en diferentes tonalidades más superficies espejadas para brindar mayor efecto visual de expansión y reflejo del espacio.

El Z590 AORUS Xtreme deja una excelente impresión a simple vista y si miramos en detalles tiene gran cantidad de funciones para exprimir brindando lo mejor en eficiencia y desempeño en cada segmento que se propone. Presenta el formato E-ATX con unas dimensiones de 30.5 x 27cm.

El socket LGA 1200 no solo soporta la décima generación Intel Core sino que también la onceava utilizando un controlador PWM 100% digital con etapas de potencia inteligente y con 20 + 1 fases de poder es capaz de proporcionar 100A de potencia de cada fase. La zona de VRM contiene disipadores pasivos construidos en base a NanoCarbono.

La placa base integra su diseño de NanoCarbono Direct-Touch Heatpipe II que suma un heatpipe de 8 mm con el objetivo de reducir el calor generado de los MOSFETs siendo un modo más eficiente. Además incluye la tecnología Fins-Array II  (también de NanoCarbono) empleando aletas secundarias cuyo flujo de calor que las atraviesan entrará desde el borde delantero para ser dirigido luego a otras aletas.

Para la alimentación del CPU, se incorporan en la parte superior dos conectores PCIe de 8-pin que se encuentran reforzados. Por ende ten en cuenta tener una fuente que cumpla con estos requisitos.

En el ámbito de memorias, tenemos cuatro ranuras dual-channel DDR4 reforzadas en acero soportando hasta 5400 MHz con OC (si es CPU de 11gen) o hasta 2933 Mhz con OC (si el CPU es 10ma Gen). Su capacidad máxima es de hasta 128 GB en cuatro módulos individuales de 32GB.

Por otro lado, dentro del mismo sector se posiciona un botón de OC Ignition (para overclockear fácilmente) junto al «Debug Led» para identificar errores al instante y aplicar la solución correspondiente. Además del botón de inicio del sistema sobre la parte protectora, se agrega otro botón de reinicio que resulta ser multifunción, es decir que se puede reconfigurar a otra función en BIOS como a un interruptor RGB, como acceso directo al Bios o como modo de arranque seguro.

Respecto a las ranuras de expansión todas también están reforzadas en acero y son del tipo PCIe 4-0 de 16x (funcionan 16x-8x-4x respectivamente). Su suman 3 ranuras M.2 PCIe con tecnología Thermal Guard II para una contundente refrigeración. Solo uno de ellos es PCIe 4.0 siempre y cuando el procesador sea de 11va generación.

De manera escondida se ubica el panel frontal para la entrada de sonido más los switches de Bios.

El diseño de conectores es bastante novedoso o al menos no es algo que vemos habitualmente en las placas base. Todos se encuentran en posición de 90 grados para una efectiva conectividad. Además del conector principal de alimentación de 24-pin se encuentran los destinados a la ventilación (Smart Fan 6), RGB, puertos SATA (seis en total), frontales USB, entre otros. Claramente de esta forma tendremos a disposición un mayor orden de los cables como así mejor estética.

Tremendo panel trasero tenemos completamente cerrado con protección de aluminio. arranca ofreciendo un botón Q-Flash Plus y un Clear CMOS para un rápido acceso a funciones indispensables en la manipulación de la PC. Continúa con dos conectores para las antenas SMA (2T2R) dado que integra el chipset de Intel Wi-Fi 6E AX210 soportando WIFI a, b, g, n, ac, ax, y bandas de frecuencia 2.4/5/6 GHzc y por supuesto compatible bluetooth 5.0. Luego tenemos dos puertos thunderbolt 4 (USB Type-C) y un total de ocho puertos USB 3.2 Gen 2 Type-A (rojos). En red tenemos dos puertos LAN RJ-45, uno controlado por el Aquantia 10GbE y otro por el Intel 2.5GbE.

En cuanto a salida de video contamos solamente con un HDMI, lo cual resulta bien ya que nos puede dar una mano en caso que la tarjeta gráfica no responde y necesitemos una alternativa rápida.

Los conectores de audio son cinco (bañados en oro) de sonido con soporte del conector óptico de salida S/PDIF. Utiliza el chipset de Realtek ALC1220-VB con soporte de hasta 7.1 canales sumando all chipset ESS ES9118EQ DAC (SNR 125dB, PCM de 32 bits, 192 KHz, THD + N -112db) y agrega soporte para DTS:X Ultra. Incorpora también condensadores / capacitores WIMA, Nichicon Fine Gold, para garantizar un suministro de energía eficiente.

Unboxing

Bios

La estética del UEFI Bios no cambia respecto a otros modelos como el Z590 Master por ejemplo. En cuanto a la funcionalidad y cantidad de opciones es bastante amplia y generosa capaz de sdacar el máximo provecho a los últimos procesadores de Intel. Para los usuarios/as primerizos/as, la primera pantalla de acceso es la de «modo fácil o Easy Mode» donde las principales opciones figuran en un solo lugar para que puedas configurar los componentes principales del sistema y monitorear lo indispensable.

Como es costumbre, AORUS propone un completo set de herramientas y opciones en su modo «avanzado» que permite monitorear las temperaturas y revoluciones de los ventiladores y configurar cada aspecto de la placa base y de las piezas de hardware que se encuentren instaladas.

Muy buenas opciones para las memorias y especialmente a nivel overclock donde se dan todas posibilidades posibles para exprimir al máximo la arquitectura de Intel. Con la última versión de Bios actualizada resulta muy estable su funcionamiento.

Plataforma de pruebas

  • Intel Core i7 11700KF
  • XPG 32GB Kit DDR4-3000
  • Geforce RTX 3070 FE
  • Noctua NH-D15 chromax.black
  • HyperX SSD 240GB
  • Sistema operativo: Windows 10 Pro
  • Fuente de poder: Thermaltake Smart M1200W

Para mayor información de la placa base, visita el sitio oficial de AORUS.

Información

En esta oportunidad el procesador de la 11va generación que tiene la voluntad de participar en las pruebas de nuestro laboratorio es el Core i7 11700KF (sin iGPU) que tiene un TDP de 125W con una frecuencia de operación de 3.6 GHz para todos sus núcleos con un total de 16 hilos de ejecución (8 físicos + 8 lógicos).

La placa base AORUS Z590 Xtreme se detecta sin problemas con mención a su chipset Intel Z590 y la utilización de la ranura PCIe 4.0 para con la tarjeta gráfica RTX 3070 FE. Configuramos también el perfil XMP (Extreme Memory Profile) para las memorias DDR4 de XPG alcanzando una velocidad de 3000 MHz junto a una capacidad total de 32 GB en modo dual-channel.

Overclock

Luego probar intensamente cuál es la velocidad estable del procesador, se determinó que a una velocidad de 5.0 Ghz tenemos un desempeño sólido para todos sus núcleos, junto a un voltaje de 1.3V. Indudablemente, la placa base Z590 AORUS Xtreme garantiza una excelente capacidad de overclocking para los procesadores de 11va generación Intel Core. Y todo esto mediante refrigeración por aire por medio de la monstruosa solución de Noctua NH-D15 chromax.black.

Iluminación RGB

Por medio de su software RGB Fusion 2.0 podemos seleccionar y configurar los efectos y colores para que combinen en nuestra PC. Las posibilidades para elegir son abundantes.

La placa base tiene dos zonas de iluminación RGB, ubicadas en las superficies espejadas. Una vez encendido el RGB es sutil y fina, con la dosis necesaria para que no se convierta en un árbol de navidad. También soporta de forma extra la conexión de tiras de LED direccionables y RGB. ¿Qué dicen, se ve elegante y atractivo verdad?

Pruebas de rendimiento

Iniciamos las pruebas con el modo extendido de PCMark 10 con un resultado superior a los 10.000 puntos confirmando que se aprovechan perfectamente a todo su esplendor los componentes instalados. Y eso que el potencial del Z590 AORUS Xtreme puede ser aún mayor con mejores piezas de hardware.

Esta elección de AORUS engloba las mejores características de la arquitectura de Intel con socket LGA 1200 para que pueda jugar y trabajar con las configuraciones más avanzadas de la actualidad pasando por la edición de video, streaming o gaming en 4K. Realmente estamos en presencia de una opción de lato impacto.

Continuamos con el 3DMark «FireStrike» junto a la tarjeta Geforce RTX 3070 FE donde cosechamos más de casi 27000 puntos, un resultado de los más altos que me ha tocado presenciar. También se suma algo nuevo, la prueba de CPU Profile que manifiesta un alto desempeño del procesador en cuestión.

En el Passmark Performance Test 10 con cálculos de punto flotante, números enteros, compresión, encriptación, y demás donde el Core i7 11700KF alcanza su máximo potencial. Por otra parte, el kit de memorias DDR4 de XPG se mantiene en un rendimiento conocido sin cambios respecto a otros plataformas similares.

Para terminar, en el Cinebench R20 el procesador de 11va generación cosecha en multi-procesamiento más de 5800 puntos mediante el uso de todos sus núcleos. Nuevamente se exprime al máximo la arquitectura de Intel «Rocket Lake».

Conclusión

El precio (USD 850 en Amazon USA) para muchos puede generar desinterés pero su objetivo es cumplir con las más amplias necesidades de rendimiento y principalmente en funciones de «extrema» calidad para aquellos/as que buscan lo mejor para su PC sin que la billetera sea un impedimento. La placa base Z590 AORUS Xtreme es la más completa y mejor opción que tiene Gigabyte para los procesadores de 11va generación.

Se destaca su diseño minimalista con sus toques elegantes de RGB junto a una estructura rígida y durable que permite instalar gran cantidad de componentes para que funcionen en su máxima expresión, con soluciones de sonido, de conectividad y de overclock realmente superadoras. Con soporte de PCIe 4.0, 20 +1 en fases de poder, Thunderbolt 4 integrado, red 10 GbE y conexión inalámbrica (Wi-Fi 6E), tenemos la placa base más preparada para lograr alcanzar tus objetivos.

Sin dudas merece nuestra más alta distinción para esta nueva generación de procesadores Intel Rocket Lake.

Lo Bueno

  • Calidad de componentes y diseño VRM con más fases.
  • Gran Capacidad de OC.
  • Panel trasero completísimo.
  • Sistema de refrigeración reforzado que cubre todo el PCB.
  • Soporta Wi-Fi 6E y red 10 GbE.
  • Solución de sonido sobresaliente.
  • Incluye adaptador ESSential USB DAC y tarjeta AORUS PRO Gen4 AIC.

Lo Malo

  • No tiene ranuras PCIe de 1x.
Alejandro Dau
Con gran experiencia en el ámbito tecnológico, Licenciado en Informática y amante de los deportes, ocupa la posición de Editor en jefe con una sola idea: brindar a los lectores las mejores noticias y reviews de habla hispana.

Comentarios