fbpx
More
    Home Reviews Hardware Motherboards X570 I AORUS Pro WiFi

    X570 I AORUS Pro WiFi

    Armar una PC pequeña y potente tiene sus ventajas, en esta ocasión te presentamos una nueva placa base de Gigabyte perteneciente a su línea AORUS en formato mini ITX integrando componentes de alta calidad y variedad de prestaciones. Te contamos nuestra experiencia en este review.

    En efecto, se trata del modelo X570 I AORUS Pro WiFi bajo el último chipset de AMD X570 lo cual todavía lo hace aún más atractivo ya que se trata de una plataforma de última generación, en un formato ultra compacto. En este caso Gigabyte no ahorra en nada, implementa todo su armamento de la línea AORUS en una pequeña superficie y hay que destacar a sus ingenieros ya que sin dudas han transpirado bastante para lograr finalizar su cometido.

    Como se espera, sus accesorios presentan lo justo y necesario aunque se destaca la inclusión de una antena magnética robusta WiFi y bluetooth del tipo Dual-Band de 2.4/5 GHz. Además del manual de usuario, contamos con un logo AORUS, una almohadilla térmica, un adaptador de tira RGB y dos cables SATA.

    ¿Qué dicen? Mide tan solo 30.5 x 24.4 cm y cuidadosamente se han distribuido los componentes de una manera tal que no haya interferencias entre sí. Noten la ubicación de la ranura de video PCIe de 16x, las ranuras de memoria y el resto de los puertos.

    ¿Qué tipo de procesadores soporta? Pues al pertenecer al socket AM4 soporta tantos los modelos AMD Ryzen de tercera como de segunda generación, al igual que los AMD Ryzen con Radeon Vega de primera y segunda generación. Tengamos en cuenta qué tipo de solución de refrigeración para el CPU vamos a utilizar, en estos casos conviene que no tenga demasiada altura para que pueda caber en gabinetes mini ITX.

    Efectivamente la placa base soporta procesadores con video integrado Radeon, en caso de no querer gastar en una tarjeta gráfica discreta.

    Tiene la potencia suficiente, dispone de 6 +2 fases de poder con una conector de alimentación extra de 8-pin junto al principal de 24-pin. Su disipación es bastante efectiva.

    Respecto a las memorias DDR4 en dual-channel, soporta una velocidad de hasta 4400 MHz mediante overclock y una capacidad máxima de 64 GB lo cual a estas alturas creo suficiente. Las ranuras se encuentran reforzadas. Por otra parte, en almacenamiento contiene cuatro puertos SATA III (compatible con RAID 0,1 y 10) y dos M.2 lo cual lo hace muy atractivo, no he visto otro con esta característica. El M2A_socket se ubica cerca del chipset AMD X570.

    Lo que sí, solo contamos con dos cabezales para ventiladores. Si queremos instalar más será necesario algún hub.

    Su PCIe de 16x es compatible con la versión 4.0 y también viene reforzado en acero, lo cual significa que podremos instalar placas de video pesadas sin afectar la ranura.

    Para mejorar el tema de la generación de calor en el sector del chipset X570 y el M2A_socket se ha implementado una solución térmica en varias capas con un 1,5 mm de grosor y almohadillas de alta conductividad de 5W / mK. El pequeño ventilador funciona en 3 modos diferentes: silencioso, equilibrado y performance, que se pueden configurar a través del software correspondiente (Gigabyte garantiza un 60.00 horas de vida útil).

    Sobre el audio, se ha optado por implementar el chipset de Realtek ALC1220 120dB(A) SNR HD Audio con tecnología Smart Headphone Amp que detecta automáticamente la impedancia para el headset. Posee capacitores japoneses.

    No necesitamos un backplate de E/S, ya viene implementado. Con una estructura bien sólida, su panel trasero resulta bastante completo integrando dos conectores de antena SMA (2T2R), un puerto USB Type-C, otro rojo USB 3.2 Type-A, cuatro USB 3.2 Gen 1, un puerto de gigabit LAN, dos salidas de video HDMI y un DisplaPort, y finalmente 3 audio jacks. Se destaca el diminuto botón de Q-Flash Plus para actualizar el Bios.

    En la parte posterior, además del destacado refuerzo metálico para el socket AM4, figura a un costado el segundo conector M.2 del tipo 2260/2280 SATA y soporte de PCIe 4.0 x4/x2 SSD. Poderoso el chiquitín.

    Plataforma de Pruebas

    • AMD Ryzen 5 3400G
    • G.Skill DDR4 3000 16GB Kit
    • Cooler stock AMD
    • GeForce GTX 1070 (opcional)
    • WD Green SSD 240GB
    • Sistema operativo: Windows 10 Pro
    • Fuente Cougar VTX 700W

    Para más información sobre el producto, visita de Gigabyte AORUS.

    Bios

    Por supuesto una vez que armamos la plataforma pasamos directamente al Bios, que en principio se encuentra muy desactualizado. Será necesario imponer la última versión disponible. En esta pantalla inicial figura el modo «fácil», que agrupa las opciones principales de configuración e información en un solo lugar.

    En el modo avanzado ya comenzamos a navegar por las diferentes pantallas y gran cantidad de opciones que permiten elevar al máximo el rendimiento de la arquitectura de la tercera generación de Ryzen. La posibilidad de modificar voltajes, monitorear temperaturas y velocidades de los ventiladores (mediante la tecnología Smart Fan 5) es sumamente bienvenida.

    El Bios resulta estable en cuanto a su manejo e incluso se podría probar con algunas prácticas de overclock, aunque no apunta a ello, más para un tamaño ultra compacto.

    Información y software

    El CPUz arroja informaicón precisa del funcionamiento del procesador AMD Ryzen 5 3400G que presenta cuatro núcleos físicos (8 hilos en total) para el socket AM4 (1331) con una velocidad inicial de 3.0 GHz, mejora con el Turbo boost. El chipset AMD X570 se identifica correctamente con su correspondiente versión (sí, efectivamente actualizamos el BIOS) y el uso de la ranura PCIe a 16x a través de la tarjeta GeForce GTX 1070 que hemos instalado de manera opcional. Las memorias se encuentran configuradas a 3400 MHz formando un total de 16 GB.

    ¿Y el RGB dónde está?

    Como se identifica desde este ángulo de la placa base, presenta un total de 8 LEDs RGB y se controla con el RGB Fusion 2.0

    Por supuesto Gigabyte brinda la posibilidad de instalar un paquete de software completo para que la experiencia sea satisfactoria. La APP Center agrupa todas las aplicaciones en un solo lugar y dependerá de nuestro criterio y necesidad cuál vamos a instalar. Entre ellas se encuentra el RGB Fusion 2.0 que permite seleccionar el modo y color en que se mostrarán los leds. Tenemos variedad de efectos de iluminación.

    Pruebas de rendimiento

    En este caso probamos el PCMark 10 en la placa base X570 I AORUS PRO WiFi empleando el video integrado de Radeon RX Vega con un estupendo rendimiento. Esto demuestra que tanto en entornos cotidianos como demandantes, la plataforma arroja un resultado competitivo , contundente y eficiente. Sus dimensiones para nada disminuyen su capacidad de rendimiento y es capaz de sostener la alta demanda de procesadores más potentes.

    Junto a la solución integrada de AMD, se mantiene un puntaje acorde durante la prueba del 3DMark Fire Strike. Si agregamos por ejemplo una tarjeta discreta, que en este caso ha sido la GeForce GTX 1070 conseguimos un puntaje de 13476 puntos lo cual es bienvenido.

    En el programa sintético de Passmark Performance Test 9 cosechamos un puntaje de CPU Mark intermedio de 9546 puntos, mientras que las memorias en el segmento de Memory Mark apenas superan 2269 puntos (a 3400 MHz con el XMP activado). Esto demuestra que la placa base X570 ofrece un alto rendimiento en memorias que serán muy bien aprovechadas si se utiliza el video integrado.

    En el Cinebench R11.5, el Ryzen 5 3400G demuestra un interesante potencial donde por ejemplo un Ryzen 5 3600X cosecha 17.65 puntos contra los 7.47. Claramente al doblegar la cantidad de núcleos el resultado es notorio. La placa base AORUS contiene las bases fundamentales para sostener altas configuraciones, siendo ideal también para escenarios multitasking.

    Conclusión

    ¿Quieres armarte una PC Gamer muy pequeña, sin sacrificar rendimiento y muchas prestaciones? No hay problema, la placa base X570 I AORUS Pro WiFi deja una muy buena impresión (y no es solo a primera vista). A pesar de sus dimensiones reducidas otorga al usuario la posibilidad de armarse una PC súper competitiva orientada tanto a disfrutar de los juegos de última generación como de trabajar con programas demandantes. Incluso, si no deseas instalar una tarjeta de video externa, puedes buscarte un buen procesador con Radeon integrada ya que ofrece varia salidas de video.

    Sin dudas una placa muy profesional, con el agregado especial de soportar WiFi/bluetooth.

    Su diseño es eficiente y optimizado para incluir la mayor cantidad de conectores posibles. Lamentablemente hubiera estado mejor tener más conectores de fan. No obstante, ofrece dos puertos M.2, soporte de altas frecuencias de memoria, un Bios completo y estable, y una estructura robusta para sostener mejores coolers que el de referencia de AMD. Además tiene ese toque especial de RGB que suma si quieres exhibirlo en la ventana de acrílico del gabinete.

    Si piensas en el formato ITX con los últimos procesadores Ryzen de AMD, este modelo resulta una muy acertada opción. Puedes conseguirlo en Amazon México:

    Lo Bueno

    • Diseño robusto, de alta calidad de componentes.
    • Soporte de WiFi/bluetooth
    • Admite dos conectores M.2
    • PCIe y ranuras de memoria reforzadas en acero.
    • Panel trasero completo.

    Lo Malo

    • Solo dos cabezales para ventilador.
    Alejandro Dau
    Con gran experiencia en el ámbito tecnológico, Licenciado en Informática y amante de los deportes, ocupa la posición de Editor en jefe con una sola idea: brindar a los lectores las mejores noticias y reviews de habla hispana.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.