XPG EX500

Si tenemos un SSD, las carcasas USB resulta útiles ya que facilitan la posibilidad de transportarlo a donde sea y compartir datos con otro sistema (portátil o de escritorio), o incluso utilizarlo como un disco SSD externo. Para este caso ADATA presenta su modelo XPG EX500 con un diseño gamer orientado a satisfacer la demanda bajo la interfaz USB 3.2. Te cuento más en este reseña.

El XPG EX500 tiene una presentación simple que se complementa con un cable USB 3.2 Gen1 (compatible con USB 2.0) y dos gomas autoadhesivas.

Tiene unas dimensiones de 125 x 90 x 17 mm y es bastante liviana ya que pesa 69 gramos. Su diseño es diferente a lo que venimos viendo habitualmente ya que resulta más llamativo con una cubierta fuerte y resistente a impactos, soportando incluso caídas desde la altura de un escritorio. Emplea el controlador JMS578.

Soporta cualquier SSD o HDD de 2,5” (7mm o 9,5mm) con una interfaz interna del tipo SATA 3.0. Por otro lado posee un mecanismo de cierre desmontable y de fácil apertura. Se puede trabar para que no se salga la tapa. No requiere de herramientas para su manipulación.

Instalación

Para la instalación utilizamos un disco SSD de HyperX (ahora de HP) de 240 GB que teníamos guardado y resulta ideal para probar con esta carcasa de XPG.

El SSD se instaló con facilidad, simplemente lo acomodamos para que conecte con la interfaz SATA. No necesita herramientas ni tornillos. Luego colocamos la tapa y activamos el interruptor de cierre que bloquea de forma segura al EX500.

Tenemos el indicador led azul de actividad, una forma práctica y útil para saber el funcionamiento del dispositivo. En caso de algún impacto físico y haya errores, el led cambiará a rojo.

Rendimiento

Primero ejecutamos el programa de CrystalDiskInfo para recopilar datos del disco en cuestión, basado en el SATA III.  La temperatura de operación en modo reposo arroja alrededor de 35 grados y se mantiene constante.

En el programa ATTO, cosechamos casi 440 MB/s en lectura secuencial mientras que en la escritura se ubica en un máximo de 417 MB/s , lo cual demuestra que tiene un nivel aceptable dentro de la interfaz USB 3.2

En el CrystalDiskMark el máximo de lectura es de 450 Mb/s mientras que la escritura recae levemente a 239 Mb/s (en parámetros nominales) lo cual demuestra un rendimiento aceptable. Recordemos que el SSD de HyperX ya tiene sus años ya que contiene un controlador SandForce SF-2281 que emplea componentes del tipo NAND MLC de 25 nm. El XPG EX500 se comporta adecuadamente frente a esta solución.

Conclusión

A la carcasa XPG EX500 le podemos dar diferentes funciones, ya sea como unidad de backup, disco para juegos externos o bien como una unidad externa para intercambiar archivos en diferentes plataformas bajo la interfaz USB 3.2. Su diseño gamer se diferencia de otros y su instalación es muy sencilla que en tan solo unos segundos tenemos al disco SSD o HDD (de 2,5″) listo para trabajar.

Su material externo es resistente y protege bien aunque hay que tener cuidado con los golpes. Tenemos una interesante opción económica para que la experiencia de usuario sea la más completa posible en este segmento. Cumple su propósito.

Lo Bueno

  • Diseño vistoso.
  • Instalación práctica y rápida sin herramientas.
  • Cierre seguro y fácil de abrir.

Lo Malo

  • No hay para destacar.
Alejandro Dau
Alejandro Dau
Con gran experiencia en el ámbito tecnológico, Licenciado en Informática y amante de los deportes, ocupa la posición de Editor en jefe con una sola idea: brindar a los lectores las mejores noticias y reviews de habla hispana.
>