Home Reviews Hardware Motherboards TUF GAMING X670E-PLUS WIFI

TUF GAMING X670E-PLUS WIFI

0
280

De la mano de ASUS, TUF Gaming ya es una marca que garantiza calidad ya que garantiza componentes de grado militar junto a una solución de alimentación mejorada y un sistema de refrigeración integral. En esta oportunidad, basado en el nuevo chipset de AMD X670E para procesadores Ryzen 7000 Series, la placa base X670E-PLUS WIFI brinda las condiciones para sacar el mayor provecho de la plataforma AM5.

Diferencias entre los chipsets para AM5:

Sin dudas el X670E es el mejor chipset ya que soporta mayor cantidad de líneas PCIe. Además, es compatible con PCie 5 y un máximo de ocho puertos SATA, entre otras cosas.

Con presentación sencilla, en la portada ya podemos divisar sus principales características y funciones que lo hacen una opción atrayente. Se destaca la integración de la solución inalámbrica WiFi6E, esencial para quienes desean crear contenido, jugar o hacer streaming sin cables sin pérdida de ancho de banda y con dispositivos conectados en simultáneo. ¿Hay RGB? Parece que sí, lo descubriremos juntos en el transcurso del review.

En cuanto al packaging, se complementa con dos cables SATA 6Gb/s, tarjeta de certificación TUF, guía de usuario, tornillos para M.2 SSD, Paquetes de goma para M.2 y una antena ASUS Wi-Fi.

Esta placa base se encuentra sometida a rigurosas pruebas de resistencia para garantizar un óptimo funcionamiento con un diseño elegante pero a su vez sutil con figuras geométricas y un color negro oscuro predominante.

Soporta la nueva generación de procesadores Ryzen siendo un aire fresco ya que contiene nuevas características que sacan provecho a los últimos componentes del mercado tecnológico. Sus dimensiones se mantienen bajo al formato ATX de 30.5 x 24.4 cm y presenta un PCB de varias capas para disipar rápidamente el calor alrededor de los reguladores de voltaje lo cual se manifiesta en mayor estabilidad y espacio para practicar overclock (OC).

A través del zócalo AM5 (ya los pones no están más en el procesador sino en la palca base del zócalo) podremos instalar los procesadores serie 7000, incluso los mejores del segmento dado que integra 14+2 fases de potencia capaces de manejar 70 amperios, combinando MOSFETS y controladores de alta calidad bajo una apropiada refrigeración pasiva.

Aparte del conector principal de 24pin, para incrementar la potencia para overclock en su lateral extremo se asoman dos conectores de alimentación de CPU, de 8 + 8 pines.

Ofrece un total de cuatro ranuras dual-channel DDR5 soportando hasta los 6400 Mhz con overclocking y una capacidad máxima de 128 GB. Soporta tanto las configuraciones automáticas de perfiles XMP (Intel) y Expo (AMD). Si tienes memorias DDR5 que usabas en la plataforma de Intel, también aquí funcionan aunque hay que ver a qué velocidad.

Por otro lado, se aprecian luces led para identificar errores en el arranque del sistema, ya sea si es el CPU, memorias o booteo.

Desde esta perspectiva no tamos sus ranuras de expansión siendo la principal la de PCIe 5.0 de 16x reforzada en acero para soportar tarjetas gráficas de buen peso. Se complementa con dos ranuras PCIe 4.0, una de 16x funcionando a 4x y otra de 4x.

En almacenamiento, dispone de cuatros conectores M.2 de los cuales los primeros dos controlados por los procesadores Ryzen 7000 del tipo 2242/2260/2280 (PCIe 5.0 x4) y tipo 2242/2260/2280 (PCIe 4.0 x4) mientras que el chipset AMD X670E se encarga del tipo 2242/2260/2280/22110 (PCIe 3.0 x4 & SATA) y 2242/2260/2280 (PCIe 4.0 x4), cubiertas con sus respectivos disipadores pasivos finos de calor. Se suman también cuatro puertos SATA III, dos en posición de 90 grados.

En este modelo de TUF Gaming, se implementa el chipset de Realtek S1220A con soporte de hasta 7.1 canales con una salida de reproducción estéreo SNR de 120 dB y entrada de grabación SNR de 113 dB mientras que admite reproducción de hasta 32 bits/192 kHz. Se destaca que esta solución se encuentra aislado del resto de los componentes del PCB para evitar interferencias.

Con una carcasa protectora, tenemos un panel trasero bastante completo que satisface la demanda de la mayoría de los usuarios/as. Tiene su de BIOS FlashBack, un solo puerto LAN (Realtek 2.5Gb) y seis audio jacks (sin una salida óptica S/PDIF). Se asoma también una salida de video HDMI y otra de DisplayPort.

En la parte inalámbrica integra dos conectores para las antenas (2T2R) Wi-Fi por medio de la solución 2×2 WiFi 6E (802.11a/b/g/n/ac/ax) que soporta frecuencias de banda dual de 2.4/5/6 GHz y bluetooth 5.2.

Sobre conectividad de puertos USB, tenemos cinco USB 3.2 (Gen 1), cuatro USB 3.2 Gen 2 (tres tipo A + un USB Type-C) y un USB 3.2 Gen 2×2 (USB Type-C). En este aspecto tenemos suficiente para conectar todos nuestros dispositivos y hacer uso de las últimas tecnologías si es que las soportan.

Plataforma de pruebas

  • Kingston Fury 32GB Kit DDR5-5600 Expo
  • AMD Ryzen 9 7900
  • GeForce RTX 3070 FE
  • Kingston SSD 240GB
  • Kingston NV1
  • Sistema operativo: Windows 11 Pro
  • Fuente de poder: Thermaltake Smart M1200W

Bios

Antes de iniciar con el sistema operativo, damos un vistazo al UEFI Bios con varios opciones y pantallas que permiten exprimir al máximo la arquitectura AMD Zen4. En primer lugar, contamos con una pantalla EzMode orientada para configurar en un solo lugar los principales componentes de la PC, ideal para quienes no tienen demasiados conocimientos o solo desean ir directamente por una opción puntal rápidamente. Se puede habilitar el EXPO de las memorias de manera sencilla.

Ya en el modo avanzado tenemos una gran variedad de opciones que elegir, con todos los detalles para sacar el mayor provecho al procesador, las memorias y el resto de los componentes instalados. Dispone de suficientes opciones para realizar un buen OC. También permite monitorear las temperaturas y revoluciones de los ventiladores, entre otras cosas. Se destaca que el UEFI Bios es estable y su actualización es un proceso sencillo.

Unboxing

Información

El Ryzen 9 7900 con la arquitectura «Raphael» tiene un TDP de 65 W predeterminado siendo una interesante opción para acompañar esta placa base de TUG Gaming, la cual se detecta perfectamente con su última revisión de Bios. Sin dudas el 7900 es un potente procesador de 12 núcleos físicos con 24 hilos de ejecución que entrega gran rendimiento gracias a su boost alcanza hasta los 5.4 GHz, con un gran desempeño en ambientes de multi tarea.

Por otro parte, mediante el perfil automático de EXPO, las memorias trabajan a una frecuencia de 5600 MHz bajo una capacidad de 32GB. La TUF GAMING X670E-PLUS WIFI soporte este tipo de configuraciones y mucho más, dado que con OC podemos incluso mejorar algunos valores de operación, aunque eso conlleva la configuración de voltajes.

Un poco de RGB

ASUS dispone de su software Armoury Crate para configurar y monitorear el sistema en su conjunto. En el apartado de iluminación RGB contamos con el clásico Aura Sync para no solo configurar efectos y colores, sino también sincronizarlos con el resto de los componentes instalados (si lo soportan). Es un detalle muy sutil dado que la gama TUF Gaming no se hincapié en estos aspectos estéticos como lo hace la gama ROG.

Pruebas de rendimiento

Damos inicio a las pruebas conn el PCMark 10 en modo extendido pasando por la creación de contenido, tareas esenciales, productividad y gaming. Con un gran nivel arañamos los 11900 puntos siendo un valor realmente destacado, superior a l oque podemos cosechar con un procesador 10900K + Z490 que arroja aproximadamente 9500 puntos.

La placa base de TUF GAMING brinda una capacidad necesaria que aprovecha cada componente instalado y que se puede aprovechar si tenemos todo perfectamente actualizado.

Con la Geforce RTX 3070 FE que emplea la interfaz PCIE 4.0 a 16x, cosechamos un rendimiento esperado en el 3DMark «FireStrike» que supera tranquilamente los 30.000 puntos mientras que en el 3DMark «Time Spy» (DX12) alcanza casi los 13.900 puntos, demostrando que exprime al máximo a la placa de video junto a un procesador Ryzen de última generación.

En el segmento de multiprocesamiento, la arquitectura Raphael se encuentra preparada, especialmente con el Ryzen 9 7900 que tiene gran cantidad de hilos de ejecución. Ejecutamos el Cinebench R23 donde obtenemos más de 24.000 puntos, un valor por encima de un Core i5 13600K. La plataforma TUG Gaming logra acompañar adecuadamente altas configuraciones proporcionando tecnologías y funciones para que la experiencia sea enriquecedora, especialmente en cuanto a estabilidad y durabilidad. Aquí hago hincapié en disponer de una mejor refrigeración ya que el cooler stock queda algo corto, en caso de aplicar OC.

Por último, llega el turno del programa Passmark Performance Test 10 con un resultado potente para el apartado de CPU Mark que involucra cálculos de punto flotante, números enteros, compresión, encriptación manifiesta superando los 47.000 puntos con facilidad. Por el lado las memorias Kingston Fury Beast DDR5 con el perfil EXPO tenemos un excelente rendimiento que se acerca a los 3900 puntos, demostrando que la placa base tiene gran capacidad para sostener altas velocidades de trabajo.

Conclusión

Empleando el mejor chipset de AMD X670E, el TUF GAMING X670E-PLUS WIFI resulta una placa base competitiva con gran cantidad de funciones, diseño robusto y rendimiento eficiente sacando el máximo jugo a procesadores AMD Ryzen 7000, especialmente los que tienen un TDP de 65W. Tiene una panel trasero completo con WiFi6E, red 2.5 Gigabit, muchos puertos USB, refrigeración pasiva eficaz para los sectores más críticos de la plataforma, y un BIOS estable con amplias capacidades de OC.

Ofrece un diseño estético elegante con un pequeño toque de iluminación RGB en su logo TUF. Cumple muy bien su trabajo y tiene características interesantes que lo hacen una opción a tomar en cuenta a la hora de armar una PC basada en el zócalo AM5.

  • Calidad de componentes.
  • UEFI Bios estable y completo.
  • Agrega WiFi6E y 2.5 Gigabit Ethernet.

Lo Malo

  • Sin Thunderbolt 4.

NO COMMENTS