HomePCReviews PCShadow Warrior 3

Shadow Warrior 3

Resumen

Un juego olvidable, que utiliza la exageración como estrategia y que termina por ser burdo en ejecución, con un personaje muy poco querible y un argumento sin mucho sentido, escenarios repetitivos y una estructura demasiado on-rails. Si te gusta la acción mejor juega Borderlands 3 o DOOM eternal.

Nuevamente Lo Wang hace de las suyas en una tercera entrega que cambia de manera importante el ritmo del juego, con algunos aciertos y muchísimos desaciertos.

La saga de Shadow Warrior debería ser tomada en parte como una broma, ya que ese siempre fue su objetivo, con un anti-héroe exagerado, torpe físicamente y bruto en sus palabras. Shadow Warrior 3 no es la excepción, sin embargo en esta entrega se han hecho cambios que han perjudicado al gameplay en aspectos no muy buenos. Vamos a analizar en detalle lo que sucede.

Como habíamos mencionado, Shadow Warrior es un juego de comedia y acción en donde Lo Wang, el protagonista, se la pasa intentando por todos los medios salvar al mundo, cuando en verdad termina por condenarlo. En Shadow Warrior 3, Lo Wang libera por error un Dragon excepcionalmente gigante al mundo, el cual, no puede ser derrotado por vías normales. La premisa del juego nos llevará por varios escenarios en los cuales conseguiremos los elementos para poder, finalmente derrotarlo.

La premisa es correcta, el juego no depara mucho tiempo en explicar lo que el protagonista debe hacer y nosotros, como jugadores, sabemos que tampoco deberemos esperar mucho de su argumento, ya que este será básicamente un juego de acción ininterrumpida. Esto lo entendemos, el problema es que su ejecución es tan pobre, que las virtudes del juego terminan por ser sobrepasadas por sus defectos.

El juego se desarrolla con una introducción y posterior explicación de los acontecimientos, seguida del comienzo de la aventura para Lo Wang. La premisa se puede explicar en unos perfectos 5 minutos, el problema ocurre cuando el juego se toma una innecesaria cantidad de tiempo en diálogos poco entendibles, con bromas que, no son graciosas y la mayoría de las veces terminan por exasperar nuestra paciencia.

Como ya desde el comienzo el argumento se nos hace poco interesante y el excesivo dialogo de nuestro personaje una molestia (sobre todo en un juego de acción), lo que deseamos hacer es simplemente callarlo para seguir adelante y pasar a la acción. El argumento entonces deja de ser el atractivo, así que como jugadores, nos concentramos en la acción…

La estructura del gameplay se basa en una serie de dojos que están conectados a través de lo que son intersecciones o mas bien túneles que las conectan.

Lo Wang deberá usar sus armas, que en este caso no son demasiadas (apenas unas 7 en total) o su Katana. Les recordamos que en este juego la Katana está asignada al botón derecho del mouse, con lo cual se puede disparar y usar la Katana de manera muy rápida y fluida.

El problema surge en que no hay absolutamente nada que hacer por fuera de los dojos de combate, ya que las intersecciones no son lo suficientemente difíciles como para que sean un reto para el jugador, por tanto, jugarlas se siente mas bien como una tarea a realizar, mas que como algo que debería divertirnos.

La mayoría de las veces, los enemigos que veremos en el dojo tienen mucho HP y son demasiados. Esto provoca que los efectos en pantalla en un momento dado sean tantos, que no sabremos directamente lo que está sucediendo. La acción es en verdad confusa.

Entonces, llegamos a la realización final de que el juego solo resultó ser divertido por 1 o 2 horas y ahora nos hemos quedado con un ciclo que se repite y repite, intercalado por diálogos y argumento que ya no nos interesa.

Dojo, intersección, dialogo, dojo, intersección, dialogo, es todo lo que hay… y no hay ninguna otra variación, hasta el final.

¿Qué sucede entonces cuando llegamos a superar 6 o 7 dojos? nuestro personaje insiste en intercambiar la acción con una incesante palabrería y a nosotros ya no nos interesa escucharlo.

Para hacer las cosas peor, el personaje puede robar algunas armas de los enemigos y algunas de ellas son tan grandes, que no nos permiten ver lo que estamos haciendo. El juego también toma ideas tanto de Borderlands (para la presentación de sus enemigos grandes) como de DOOM y DOOM Eternal, para las ejecuciones finales. El problema es que las ejecuciones finales, no están lo suficientemente bien calibradas y de manera magistral como ya vimos en DOOM y DOOM Eternal y se sienten, en algunos momentos, fuera de lugar en este escenario frenético.

Si bien existe una mínima progresión de armas, la variedad es escasa y la repetición muy alta, lo cual terminan por aburrir al jugador.

Hablando de los gráficos, el juego emplea todas las tecnologías modernas tales como NVIDIA DLSS, Reflex y Fidelity FSR y CAS para que ambas tecnologías de AMD y NVIDIA se beneficien del upscaling vía hardware. La calidad gráfica es muy buena, a pesar de que sea algo minimalista en concepto en donde la mayoría de los dojos se parecen a una caricatura de la época antigua de Japón, mas que a un juego de combate realístico.

Conclusión

No se puede hablar mucho más de Shadow Warrior 3. Tristemente es una gran desilusión, el juego es divertido como máximo por 2 horas, pasado ese momento, al no haber variación, estar acoplado a un guion que es imposible de seguir y a su vez completamente incoherente y además basándose en un personaje que no tiene ni un solo atributo que lo haga interesante, deja al jugador en una posición muy complicada.

Shadow Warrior 3 es un juego olvidable que toma ideas de muchos juegos sin utilizarlas apropiadamente. Si te gusta la saga puedes intentar re-jugar las primeras dos partes, que son sin dudas superiores a esta o bien elegir DOOM o DOOM Eternal en donde tendrás un esquema similar pero con un argumento mas interesante, escenarios mejor elaborados y un gameplay que habla por si solo, algo que aquí, no podrás encontrar.

Resumen

Un juego olvidable, que utiliza la exageración como estrategia y que termina por ser burdo en ejecución, con un personaje muy poco querible y un argumento sin mucho sentido, escenarios repetitivos y una estructura demasiado on-rails. Si te gusta la acción mejor juega Borderlands 3 o DOOM eternal.

REVIEW OVERVIEW

Gráficos
73 %
Sonido
75 %
Gameplay
44 %
Argumento
5 %
Alex Vojacek
Alex Vojacek
Fundador, System Arquitect y diseñador para TecnoGaming. Apasionado de la tecnología y los videojuegos. Fan de la naturaleza y la familia. Vive actualmente en Boquete, Panama.
Un juego olvidable, que utiliza la exageración como estrategia y que termina por ser burdo en ejecución, con un personaje muy poco querible y un argumento sin mucho sentido, escenarios repetitivos y una estructura demasiado on-rails. Si te gusta la acción mejor juega Borderlands 3 o DOOM eternal.Shadow Warrior 3
>