HomeReviews HardwareSamsung The Freestyle

Samsung The Freestyle

Samsung recientemente lanzó su primer proyector Smart TV portátil, The Freestyle, que pesa apenas 800 gramos y llega a proyectar en Full HD desde cualquier ángulo y logra una pantalla de hasta 100 pulgadas. ¿Es el dispositivo que estábamos esperando? Veamos primero que tal luce.

The Freestyle tiene una presentación cuidadosa y simple, bajos los estándares ecológicos para el cuidado del medio ambiente. Se acompaña con un cable de alimentación (USB-C), un manual de usuario para su configuración, una tapa para el lente y por supuesto su respectivo control remoto inteligente de fácil manipulación.

El control remoto (TM2261S) es delgado y presenta las funciones que podemos obtener de uno dedicado para la TV, donde se incluyen los botones de acceso directo para las aplicaciones más populares de transmisión como Netflix, Prime Video y Disney+. También admite el control a través de comandos por voz.

Indudablemente el gran atractivo de este proyector es su portabilidad siendo posible llevarlo en los viajes, campings y cualquier lugar que tenga una pared, techo o superficie plana.

The Freestyle es para disfrutar en pantalla grande desde cualquier lugar.

Y no solo proyecta, también integra un parlante / bocina de 360 grados (5 W) para una experiencia auditiva envolvente desde cualquier lugar dónde te sientes o acuestes.

Tiene unas dimensiones pequeñas de 102.4 x 172.8 x 95.2 mm con un consumo energético máximo de 50W mientras que en modo stand by apenas consume 0.5W. Sus terminaciones se encuentran bien definidas con una estructura bastante sólida y duradera (menos los tornillos de plástico) que combinado con un diseño moderno y elegante, tenemos un dispositivo destacado.

En su costado se asoman determinados puertos de conectividad. Contamos con un HDMI Micro y un USB-C para la alimentación, que puede ir enchufado directo a la pared o bien utilizar alguna batería externa que sea USB-PD y que tenga una salida desde 50 W/20 V en adelante. Además, soporta conexión inalámbrica WiFi5 y bluetooth 5.2.

Su base es resistente con cuatro patas de goma para una mejor sujeción sobre superficies planas. Permite un diseño de rotación de 180 grados, desde el suelo hasta el techo. También se puede apreciar en su parte trasera el parlante/bocina para una experiencia más inmersiva.

Especificaciones

RESOLUCIÓN1920 x 1080
FUENTE DE LUZLED
TAMAÑO DE LA IMAGENDesde 30″ a 100″
BRILLO MÁXIMO550 lúmenes
DURACIÓN DE LA FUENTE LED20 000 horas
NIVEL DE RUIDO30 dB
RELACIÓN DE CONTRASTE100 000:1
HDRHDR10 y HLG
SONIDOPremium 360 (5W)
SISTEMA OPERATIVOTizen
ASISTENTES DE VOZBixby, Google Assistant y Alexa
CONECTIVIDAD1 x micro-HDMI y 1 x USB-C
CONECTIVIDAD INALÁMBRICAWi-Fi y Bluetooth 5.2
CONSUMO MÁXIMO50 W
DIMENSIONES104,2 x 172,8 x 95,2 mm
PESO800 gramos

Unboxing

Puesta en escena

Vale destacar que The Freestyle resulta intuitivo de utilizar, como si fuera un televisor inteligente. Simplemente encendemos el dispositivo, apuntamos a una pared y listo, automáticamente se ajusta incluso sobre superficies irregulares. No hace falta que apuntes de manera recta, el proyector de Samsung detecta la superficie y enfoca de acuerdo a ello lo cual facilita mucho la configuración. Eso sí, recomiendo que haya baja luz ambiente y una superficie lisa para una mejor definición.

El menú es muy sencillo, empleando el Tizen OS (basado en Linux) de Samsung. Con el control navegamos sobre diferentes opciones, configurando primero la red Wi-Fi, imagen y otras opciones. La calidad obtenida es muy buena, brillo y colores vívidos se aprecian de entrada demostrando que The Freestyle cumple a la perfección lo que promete.

Tiene la función de «Auto Keystone» donde la imagen proyectada figura pantalla recta y rectangular en todo momento, como se aprecia en nuestra captura sumado a su nivelación automática.

Por supuesto, dependiendo que tantas pulgadas buscamos proyectar, la distancia del proyector tiene que ir en aumento. Por otro lado, si bien utilizamos el cable de alimentación USB tipo C para lugares al aire libre o donde no hayan enchufes podemos conectar al The Freestyle una batería externa con el cable USB-C provisto para su uso portátil, siempre y cuando sean compatibles con USB-PD y con una salida desde 50W/20V.

Experiencia de uso

Ahora sí, pasamos a ver videos y disfrutar las proyecciones del nuevo dispositivo de Samsung. Se puede también emplear como una solución para gaming ya que tiene su respectivo modo. Si conectamos a una portátil podremos disfrutar a lo grande.

Realmente deja una excelente impresión en su resolución de 1080p con un gran nivel de luminosidad y distribución de colores. Se nota un poco que comienza a calentar por las revoluciones del ventilador que tiene integrado pero no llegar a ser una molestia, además de que el parlante suena con gran potencia y claridad, eso sí, manteniendo el volumen hasta cierto nivel.

Compatible con HDR, las imágenes se ven nítidas y refleja su gran calidad en diferentes ámbitos de aplicación. Incorpora también la tecnología de Purcolor que integran televisores con resolución UHD para mejorar imágenes de menor calidad para que se vean bien. Sin dudas la experiencia es muy gratificante donde el ángulo de visión se mantiene en limites admisibles.

Incluso si no se proyecta sobre una superficie blanca el proyector se optimiza para logra la mejor reproducción. También permite transmitir desde tu dispositivo móvil por medio de la aplicación SmartThings (Android e iOS).

Y eso no es todo, no solo brinda entretenimiento con los servicios populares de transmisión y videojuegos sino que también ofrece efectos ambientales para proyectar, como dibujos, mandalas y animaciones. Si quieres animar un cumpleaños, alguna fiesta o lo que sea, The Freestyle es una herramienta ideal.

Conclusión

Compacto, liviano y portátil para llevar a todas partes. The Freestyle es el proyector que estábamos buscando, brindando facilidad de uso, comodidad y calidad vívida de imágenes con un parlante/bocina potente y muchas funciones que permiten disfrutar de juegos, películas y mucho más hasta 100 pulgadas. Y no solo apunta al entretenimiento, también es un dispositivo interesante como herramienta de trabajo para escuelas y oficinas ya que es fácil de configurar y manipular.

Lo único a tomar en cuenta es la inclusión de los dos tornillos laterales de ajuste ya que no son tan resistentes y se pueden dañar con facilidad.

En general, The Freestyle deja una excelente impresión siendo una pieza realmente atractiva por donde se lo mire, muy útil y por sobre todo fácil de configurar con una proyección visual de gran calidad. Sin dudas merece nuestra más alta distinción.

Lo Bueno

  • Interfaz completa.
  • Diseño compacto, se puede utilizar en cualquier lugar.
  • Colores intensos y brillantes.
  • Nivelación y enfoque automático (muy preciso).
  • Soporta asistentes de voz (Alexa y Bixby).

Lo Malo

  • Los tornillos laterales de ajuste no son tan resistentes.
Alejandro Dau
Alejandro Dau
Con gran experiencia en el ámbito tecnológico, Licenciado en Informática y amante de los deportes, ocupa la posición de Editor en jefe con una sola idea: brindar a los lectores las mejores noticias y reviews de habla hispana.