Home Reviews Hardware MSI MAG Z490 TOMAHAWK

MSI MAG Z490 TOMAHAWK

De la mano de MSI analizamos una placa base basada en el nuevo chipset de Intel Z490 que soporta la décima generación de procesadores Intel Core. Sus características y tecnologías te la contamos en esta reseña.

La serie MAG apunta al usuario entusiasta que requiere y necesita de altas prestaciones sin tener que gastar demasiado. Es un producto de gran calidad orientada a ofrecer durabilidad y accesibilidad para quien se inicia en la PC con prestaciones abundantes y que mejor que empezarlo de esta manera.

En este caso, con el sello de MSI, la placa base MAG TOMAHAWK se encuentra basada en el nuevo chipset de Intel Z490 cuya presentación es simple pero contundente. Dentro de sus accesorios, contamos con el manual de usuario, guía rápida de instalación, tarjetas de promoción, logo de MSI, dvd con sus respectivos controladores y software y dos cables SATA III.

Su packaging es simple y contiene todo lo indispensable para arrancar a armar una PC competitiva.

Como primer placa base que analizamos desde hace tiempo, debo admitir que MSI ha logrado conseguir mejorar sus placas bases combinando calidad con un diseño eficiente y a su vez estéticamente agradable. Basado en el formato ATX (de 30.5 x 24.4 cm), brinda un PCB de seis capas junto a disipadores de aluminio y con PWM digitales de alto rendimiento, cualidades que hacen que la MAG Z490 TOMAHAWK sea con todas las letras una opción robusta y duradera.

Presenta el nuevo socket de Intel LGA 1200 soportando los procesadores de décima generación por lo cual va a ser necesario por lo cual las generaciones anteriores queda fuera de lado. Contiene suficiente potencia para sostener modelos de CPU avanzados como el Core i9 10900K ya que además del conector de alimentación de 24-pin incluye dos conectores PCIe, uno 8-pin más otro de 4-pin. De esta forma queda garantizado el suministro de energía ya sea para realizar algunas prácticas de overclock o bien exprimir al máximo la arquitectura de Intel.

Emplea un total de 12 + 1 + 1 fases de energía que asegura gran estabilidad y con la inclusión de condensadores sólidos y chokes de calidad tenemos un ecosistema realmente fuerte y preparado para un rendimiento muy eficiente.

Ahora, para sostener la demanda de energía se requiere de una disipación contundente y para este modelo MSI ha decidido integrar soluciones avanzadas de aluminio (aunque ha obviado la opción de heatpipes). También incluye en los disipadores 7W/mK Thermal Pad, unos parches térmicos elásticos y flexibles para una mejor y eficiente conductividad de calor.

Con cuatro ranuras del tipo DDR4 para el formato dual-channel, soporta hasta velocidades de 4800 MHz y una capacidad de hasta 128 GB, suficientes para los requerimientos de aplicaciones y juegos de la actualidad.

Respecto al almacenamiento presenta seis puertos SATA III de 6Gb/s (cuatro en posición de 90 grados) más dos ranuras M.2 (Key M) que soporta hasta PCIe 3.0 x4 y SATA 6Gb/s del tipo 2242/ 2260/ 2280 y del 22110 para la primera ranura. En este aspecto MSI integra las soluciones que demandan tanto los gamers como los usuarios experimentados.

Sobre los puertos SATA, podemos configurar RAID 0, 1, 5 y 10 según nuestra preferencia y grado de seguridad.

Se destaca que disipadores los puertos M.2 integrados en la placa base contienen disipadores Shield Frozr para un mejor desempeño de los dispositivos instalados. Indudablemente es algo extra que podemos obtener de este modelo en su gama en comparación a otros productos de la competencia. En este caso se puede configurar RAID 0 y 1 para los M.2.

En cuanto a las ranuras de expansión, la placa integra un PCIe 3.0 de 16x reforzado en acero junto a otro PCIe 3.0 de 16x (a modo de 4x) y dos PCIe de 1x que siempre vienen bien como complemento en caso de instalar tarjetas de audio, red o compatibles.

La zona de audio se encuentra perfectamente identificada y separada del resto de los componentes del PCB para que no haya interferencias de ruido (se aprecia a través de su línea divisoria). Eso sí, no hay disipación en este aspecto y creo que no llega a ser necesario. Utiliza el chipset de Realtek ALC1200-VD1 que soporta hasta 7.1 canales. Es una solución suficiente y aceptable para acompañar una placa base de gama media.

Su panel trasero de entrada y salida se ve bastante completo. Ya viene preparado para instalar directamente en el gabinete. Sigue vigente el puerto redondo de PS/2 (para teclado o mouse) que todavía hay usuarios que lo emplean como una forma de no perder latencia frente a los teclados USB, aunque también por gusto.

Se detecta un puerto USB 3.2 Gen2x2 Type-C y otro USB 3.2 Gen2 Type-A (de color rojo) como los más destacados. Luego se observan los cuatro USB 3.2 Gen1 (celestes) más dos clásicos USB 2.0. Ahora bien, la frutilla del postre se da con la inclusión de dos puertos LAN (RJ45), por un lado tenemos el que está controlado por el chipset de Realtek RTL8125B-CG a 2.5G!! y por otro el Intel I219V 1G. Como verán, con LAN a 2.5G (utilizando un administrador) es posible obtener la mejor experiencia mientras jugamos de manera online, sin preocupaciones de lag.

En audio contamos con 5 jacks + la salida óptica S/PDIF mientras que en video dispone de dos salidas, un HDMI 1.4 y un DisplayPort 1.4. Nada mal ¿verdad?

Instalamos una de las mejores refrigeraciones por aire que hay en la existencia, el Noctua NH-D15 chromax.black. Se puede apreciar que la placa base soporta perfectamente el gran peso del cooler y deja espacio suficiente para instalar placas de video y memorias sin problemas.

Plataforma de Pruebas

  • Nvidia GeForce RTX 2070 SUPER
  • Intel Core i9 10900K
  • HyperX Predator RGB 64GB Kit DDR4-3600
  • Noctua NH-D15 chromax.black
  • WD Green SSD 240GB
  • Sistema operativo: Windows 10 Pro
  • Fuente de poder: Thermaltake Smart M1200W

Bios

Hace tiempo que no he probado una BIOS de MSI y la verdad resulta muy cómodo y práctico de configurar con sus modos EZ para principiantes y el avanzado para los expertos. Con los colores característicos de la compañía, su manipulación resulta estable y recomiendo actualizar a la última versión ya que han solucionado problemas de compatibilidad con las memorias, entre otras cosas.

Su pantalla principal permite acceder rápidamente a los funciones y tecnologías más importantes de la plataforma. Las memorias en este caso de HyperX Predator RGB 64GB se detectan perfectamente y por medio del perfil de XMP la colocamos en a 3600 MHz con sus respectivas latencias, todo de forma automática como debe de ser.

Su interfaz resulta muy amigable con gran cantidad de opciones tanto para configurar todos los componentes como para monitorear las temperaturas y voltajes. Para aquellos/as que desean aplicar la práctica de overclock (OC) pueden quedarse tranquilos/as que tienen todas las herramientas para hacerlo, tanto en calidad de componentes como en software incluyendo la posibilidad de guardar perfiles de OC, algo que viene bien para acceder directamente sin tener que repetir todo el proceso.

El RGB, almancenamiento y otras facultades se encuentran presentes. Con tiempo y paciencia puedes ir descubriendo algunas funciones y opciones para sacar el mayor provecho a la plataforma Z490 de Intel.

Unboxing

Información

Para exprimir todo el potencial del MSI MAG Z490 TOMAHAWK instalamos el procesador Core i9 10900K con una frecuencia de trabajo de 3.7 GHz donde alcanza 5.3 GHz para dos de sus núcleos. Su TDP se ubica en los 125W por lo cual la plataforma de MSI mantiene excelente comportamiento y permite que el CPU pueda desplegar todo su rendimiento.

Por otro lado, por supuesto, utilizando el perfil XMP las memorias se configuran a 3600 MHz. Claramente en este segmento se pueden exprimir los módulos hasta el máximo posible.

Si bien podemos realizar OC desde el Bios, la aplicación XTU de Intel es una solución ideal para hacerlo desde el sistema operativo donde he podido lograr interesantes frecuencias de OC de manera estable, incluso alcanzando los 5.1 Ghz para sus 10 núcleos físicos junto a un voltaje de 1.4v. No está mal, lo único a tomar en cuenta son las temperaturas ya que en este tipo de prácticas más extremas la refrigeración no llega a ser suficiente por lo cual conviene migrar a modelos de MSI con mayor refrigeración en la zona de mosfets.

Software

Para una configuración práctica y óptima dentro del sistema operativo, MSI porpone su software Dragon Center que permite manipular no solo las frecuencias de rendimiento sino que también el apartado de RGB.

Dragon Center agrupa todas las herramientas de configuración en un solo lugar. Manipulación de frecuencias de CPU, memorias, monitoreo de temperaturas, configuración de LAN (red) e incluso RGB con el apartado de Mystic Light donde se puede apreciar que rincones del PCB presentan iluminación o bien pines para conectar tiras de RGB. Se destaca que también permite configurar los colores y efectos de las memorias de HyperX Predator generando así una combinación más armónica entre los componentes instalados. Celebro la compatibilidad!

Como he mencionado, podemos practicar OC con esta herramienta pero se lo recomiendo a los recién iniciados en el tema ya que no presenta todas las opciones necesarias para realizar un OC avanzado como en el Bios (para eso está).

Queda perfecta la iluminación RGB con sus efectos, es sutil y entrega la dosis justa para mi gusto.

Pruebas de rendimiento

Para medir la potencia y desempeño de la placa base ejecutamos la versión extendida de PCMark 10 cuyo resultado se ubica en los esperados 9500 puntos ya que es lo que rinde una plataforma Z490 junto al procesador i9 10900K. Sin dudas MSI ofrece una base muy sólida y contundente ya que sostiene las tecnologías y bondades de la décima generación de procesadores en todo su esplendor.

Si buscamos una PC que pueda soportar intensas sesiones de trabajo y gaming, pues estás en el lugar correcto. Los componentes que utiliza MSI tranquilamente pueden hacer frente a las exigencias de cualquier usuario, incluso en el apartado de creación de contenido.

Ahora es el turno del clásico 3DMark «FireStrike» donde la placa de video Geforce RTX 2070 SUPER araña los 23000 puntos demostrando que la plataforma de MSI provee toda su capacidad para que los componentes puedan expresar todo su potencial sin cuellos de botella.

Continuamos con el Cinebench R20 que dentro del escenario de multi-procesamiento, el 10900K logra un comportamiento espléndido con sus 20 hilos de ejecución y memoria caché de 20MB superando los 6300 puntos. Si aplicamos el OC podemos incluso quebrar los 6500 puntos.

El MSI MAG Z490 TOMAHAWK deja un claro mensaje de que puede sostener altas exigencias cuando se lo propone siendo una muy interesante opción a tomar en cuenta en el segmento de gama media de placas base.

Para finalizar, ejecutamos el Passmark Performance Test 10 tales con pruebas sintéticas para el procesador que van desde cálculos de punto flotante, números enteros, compresión hasta encriptación. En esta ocasión el desempeño del i9 10900K deja en claro que puede encargarse sin problemas de todo tipo de objetivos.

Por otra parte, las memorias de HyperX Predator RGB proveen un rendimiento acertado tanto en lectura como escritura superando la barrera de los 4000 puntos.

Conclusión

MSI propone un alternativa interesante en el marco de gama media de placas base basadas en el chipset Z490 de Intel. Combinando lo mejor en prestaciones y calidad, el MAG Z490 TOMAHAWK resulta una plataforma completa con una amplia capacidad para exprimir a pleno la décima generación de procesadores de Intel Core que junto al soporte de altas frecuencias de memorias, gran suministro de energía, tenemos un sistema muy competitivo para lograr alcanzar excelentes rendimientos tanto en juegos como en aplicaciones avanzadas.

El MSI MAG Z490 TOMAHAWK es robusto y de calidad por definición.

El MSI MAG Z490 TOMAHAWK es robusto y bastante completo para su segmento. Tanto en LAN como en sonido y almacenamiento, acompaña perfectamente al usuario en sus aventuras, que junto a un Bios práctico y amigable, tenemos la oportunidad de aprovechar y sacarla el máximo jugo a la arquitectura de Intel.

Resulta una opción recomendada por su relación de costo / rendimiento y si a eso le sumamos su apartado estético elegante con un RGB sutil, creo que tiene todas las cualidades para formar parte de tu PC.

Lo Bueno

  • Excelente rendimiento.
  • Panel trasero completo con Dual LAN (una de 2.5G) y gran cantidad de puertos USB.
  • Disipación y calidad de componentes.
  • Entrega suficiente potencia para sostener procesadores de alto impacto, como el 10900K.

Lo Malo

  • Versión sin solución inalámbrica Wi-Fi.
Alejandro Dau
Con gran experiencia en el ámbito tecnológico, Licenciado en Informática y amante de los deportes, ocupa la posición de Editor en jefe con una sola idea: brindar a los lectores las mejores noticias y reviews de habla hispana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.