HomeeSportsLos deportistas de elite se pasan a los eSports

Los deportistas de elite se pasan a los eSports

La posibilidad de incorporarse, e incorporar su imagen, a un negocio al alza lo convierte en una inversión atractiva para los atletas

La carrera de un deportista de élite en su cénit es limitada. Ese es un hecho que conocen bien. A nivel económico, resulta muy importante para estos atletas poder conseguir las mejores condiciones en esos años de máximo rendimiento, así como poder complementar sus ingresos con otros elementos, como la publicidad. Sin embargo, muchos de ellos piensan en un futuro no muy lejano y en sus posibilidades para continuar viviendo desahogadamente.

Algunos se centran en unir su porvenir profesional a la rama que les ha dado la notoriedad; por ejemplo, diversos futbolistas se forman para ser entrenadores o directores deportivos, algo que tiene cierta lógica, dado su conocimiento del mundo futbolístico y de la competición. Otros, prefieren optar por invertir parte de sus ganancias en negocios más diversos, como el sector inmobiliario o la restauración, así como productos financieros de diversa índole. En algunos casos tienen el asesoramiento adecuado, en otros… bueno hemos visto muchos casos de famosos deportistas que han acabado en la ruina.

Los cambios en la tecnología y su influencia en el ocio han propiciado la aparición de nuevos modelos de negocio. Entre ellos destacan los eSports, que tan sólo el año pasado movieron unos 200.000 millones de dólares en todo el mundo. No nos estamos refiriendo únicamente a las ventas para los aficionados, sino también a jugadores profesionales, torneos, seguimiento por las redes, etc… Algunos “streamers” se han enriquecido notablemente con las retransmisiones de sus partidas; para situarnos en contexto, Auronplay, el streamer más seguido en español en Twitch, tiene casi 10 millones de seguidores. Ibai Llanos, por su parte, supera los 7,5 millones. 

Tan sólo en Latinoamérica, se calcula que la transmisión en vivo de juegos sobrepasará los 100 millones de espectadores en 2022, como os explicamos recientemente, además de superar los 58 millones de dólares. Y estamos hablando sólo de retransmisiones en directo. Por tanto, hablamos de un negocio global con proyección de futuro. ¿Cuál es el perfil ideal de inversor en este tipo de negocio? Bien, aparte de la necesidad de disponer de cierto capital, no existe un patrón único. Pero bien es cierto que tener una imagen con proyección internacional que, además, guarde relación con los deportes puede ser un buen punto de partida.

Con esta base, un deportista de élite puede ver en este nicho de negocio una buena salida a su capital. Por otra parte, además de la explotación de la propia imagen, la creación o compra de un equipo profesional de eSports puede significar un mejor seguimiento del negocio, en contraposición a la simple inversión en fondo o negocios de los que no sabe nada y que le resulta difícil supervisar. Por otro lado, el equipo formado tendrá como referencia (o propietario) a una figura admirada, lo que puede representar un valor añadido, y ayudarles a gestionar aspectos como el estrés o la frustración, gracias a su propia experiencia.

Por lo que parece, League of Legends y FIFA son los títulos más repetidos cuando un deportista se centra en un equipo de eSports. El caso del FIFA tiene una cierta explicación lógica: muchos de los deportistas son futbolistas y conocido bien el juego, al que han dedicado tiempo durante las concentraciones. Lo del LOL se basa en que es, a día de hoy, el buque insignia de los eSports. Tras estos dos ejemplos, vienen otros casos, como el de Valorant, Fortnite o Counter-Strike. Pero no debemos olvidar otras posibilidades: StarCraft II es un juego que va escalando posiciones y se celebran importantes torneos cuyo seguimiento se ejemplifica con apuestas por los contendientes, como podemos ver en el apartado concreto de apuestas para StarCraft II de Rivalry. Otro caso es el de Dota2, cuyos torneos han batido récords de bolsa de premios.

Algunos de los casos más populares pasan por la reciente notica de la compra de un equipo que han hecho el anteriormente citado Ibai y el futbolista y capitán del FC Barcelona, Gerard Piqué; concretamente, se han hecho con la plaza de Astralis StormBringers en la Superliga LVP de League of Legends, tal vez la más importante a nivel mundial de este título. Pero no es un caso único: recientemente, otro jugador del Barcelona, el Kun Agüero, que ya había expresado anteriormente su pasión por los videojuegos, formó Krü Esports, un equipo que está consiguiendo buenos resultados en el Mundial de Valorant. Otros ejemplos pueden ser el Team Liquid, participado por dos grandes estrellas como del baloncesto como Jordan y Magic, o los equipos de los argentinos Verón (eBro) o Aimar (Wygers). Y la lista sigue y sigue; por lo que parece, los atletas tienen claro que no se debe dejar pasar esta oportunidad.

Alex Vojacek
Fundador, sysadmin y diseñador de TecnoGaming como así también su propia empresa de hosting. Auto-didacta y con mucha pasión por los videojuegos ama tanto la tecnología como la naturaleza. Vive en su casa de campo en Merlo, San Luis.

Comentarios