HomeNoticias HardwareLa guerra de precios llega a los SSD M.2

La guerra de precios llega a los SSD M.2

Hace unos años era muy difícil poder comprar un SSD debido a su limitada capacidad y a los altos precios que estos costaba. Hoy en cambio ya es muy fácil encontrar SSDs de 256 GB de capacidad en torno a los 100 dolares, cuando hace un par de años un SSD de 64 GB podía costar perfectamente más de 200 dolares. Esta bajada de precios se debe a la gran aceptación que han tenido los SSDs en el mercado, lo que hizo que un montón de marcan se volcaran a este mercado haciendo muy competitivo ya que se lleno de ofertas y tampoco podemos olvidarnos del fake de las inundaciones en Tailandia las que «incrementaron» los precios de los discos rígidos haciéndolos poco atractivos frente a los SSD.

SSD-530-series

Ahora la guerra de precios llegaría a los SSD en formato M.2, el cual comenzó a popularizarse hace un par de semana con la llegada de las placas base Intel Z97/H97.

Fabricantes como Crucial o Kingston han duplicado el número de envíos de SSD hasta alcanzar las 600.000 unidades en un único mes para competir con SanDisk y Samsung, acción que llegará acompañada de una reducción de precio para estos SSDs que ofrecen un ancho de banda de 10 GB/s(superior al SATA III -6 Gbps-) gracias a su conexión PCI-Express 2.0 x2.

Por otro lado podemos encontrar implementaciones no estándar que gracias a la interfaz PCI-Express 2.0 x4 se consigue un ancho de banda límite de hasta 20 GB/s o incluso PCI-Express 3.0 x4 que alcanza los 32 GB/s (algo exclusivo, por ahora, de ASRock), por lo que los fabricantes se preparan una nueva guerra de precios, ya que se espera que los SSD M.2 reemplacen a los SSD de 2.5″ en un futuro muy cercano.

Fuente: techpowerup

Lisandro Raffinhttps://www.tecnogaming.com
Persona normal, con un mínimo tolerante de adicción a los juegos y al hardware. Pudo lograr el sueño de cualquier gammer/entusiasta, hacer hobbie su trabajo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.