HomeReviews HardwareGigabyte Z790 AERO G

Gigabyte Z790 AERO G

Llega la primera placa base de la mano de Gigabyte con chipset Intel Z790 para los últimos procesadores Intel Core bajo el socket LGA 1700 perteneciente en esta ocasión a la serie AERO que tiene básicamente un nuevo enfoque hacia los creadores de contenido debido a sus características, funciones y diseño para que las grandes cargas de trabajo, representación en 3D y producción de vídeos en gran definición sean una experiencia rápida y contundente, sin perder el estilo estético de la PC.

Su presentación resulta más minimalista y satisfactoria, entregando los accesorios que son útiles para sacar el mayor provecho a las bondades que ofrece la placa base al incluir gran cantidad de prestaciones extras. Además de la guía rápida de instalación, se destaca la mención a la tecnología VisionLINK la cual se trata de brindar en un puerto USB Type- C la posibilidad de transferir datos, video y carga de energía facilitando así las conexiones.

Con su packaging modesto, se suman dos cables SATA, la antena dual-band para Wi-Fi/Bluetooth, un cable largo de sensor de temperatura y un cable DP IN a DP (placa base a placa de video respectivamente).

Presenta el formato ATX de 30.5 x 24.4 cm bajo un diseño atrayente a nivel estético con disipadores de calor blancos en una PCB totalmente negra. Claramente apunta a ser visualmente minimalista sin RGB ni nada por el estilo, simplemente entrega un aspecto visual elegante y con una profunda disipación para los sectores más críticos de la placa base. ¿Intenta acercarse al estilo de Apple? Posiblemente haciendo alusión a los creados de contenido.

Ahora bien, en caso de querer iluminación RGB Fusion 2.0, admite tiras de LED RGB y LED direccionables.

Esta nueva serie Z790 mantiene el zócalo de Intel LGA 1700 e implementa un sistema energía VRM de 16+1+2 fases (de 70A) lo cual confirma que podemos instalar modelos de procesadores de gran rendimiento (como el 13900K). Respecto a la alimentación en energética dispone de dos conectores ATX de 24 pin y otro de 8+4 pin, esta última combinación se localiza en la parte extrema superior detrás del disipador de mosfets.

El Z790 AERO G sin dudas propone un diseño térmico avanzado con su M.2 Thermal Guard III que garantiza temperaturas de operación estables y eficientes para los componentes críticos como el de VRM (y también en los SSD M.2). En la parte de VRM, la disipación se complementa con un heatpipe junto a sus bloques de aluminio revestidos con gruesas crestas en la superficie para una mejor salida de calor.

En cuanto a sus ranuras de memoria DDR5, tenemos un total de cuatro en modo dual-channel que admiten hasta 128 GB (32GB x4) y velocidades suculentas de hasta 7600 MHz mediante overclock. ¿Y el Debug LED? Pues como sucede en la línea AERO, Gigabyte implementa cuatro indicadores LED (al lado del puerto rectangular USB 3.2) para verificar los estados del CPU, video, RAM y booteo.

Volteando la placa base damos un vistazo a la cara posterior del PCB destacándose como es costumbre su línea divisoria para que el chipset de sonido se encuentre aislado del resto de los componentes. También se asoma la placa metálica en el área del zócalo de Intel.

Indudablemente el aspecto de almacenamiento es lo más destacado del Z790 Aero G dado que brinda gran cantidad de conectores M.2 ideales para trabajar en la generación de contenido (de trabajo o entretenimiento) debido a sus altos niveles de desempeño en velocidad y escritura.

Además de sus clásicos cuatro puertos SATA III de 6 Gb/s en posición de 90 grados (compatibles con RAID 0, 1, 5, y 10), tenemos un total de cinco NVMe M.2 PCIe SSD totalmente disipados:

  • Un M.2 para el Socket 3, M key, type 2280/22110 PCIe 5.0 x4/x2 SSD, controlado por el CPU.
  • Un M.2 para el Socket 3, M key, type 2280/22110 PCIe 4.0 x4/x2 SSD, controlado por el CPU.
  • Un M.2 para el Socket 3, M key, type 22110/2280 PCIe 4.0 x4/x2 SSD, controlado por el chipset Z690.
  • Un M.2 para el Socket 3, M key, type 2280 PCIe 4.0 x4/x2 SSD, controlado por el chipset Z690.
  • Un M.2 para el Socket 3, M key, type 2280 SATA y PCIe 4.0 x4/x2 SSD, controlado por el chipset Z690.

Y siguiendo con la premisa de facilitar al usuario la manipulación de componentes, agrega su sistema EZ-Latch Plus que básicamente permite de manera práctica instalar dispositivos M.2 con liberación rápida sin tornillos. Ya no perderemos esos diminutos tornillos, aleluya!

Respecto a sus ranuras de expansión, contiene un total de tres siendo la primera con refuerzo de acero y una palanca de liberación mucho más grande (algo criticado en su modelo anterior). Tenemos entonces:

  • PCI Express 5.0 x16 a x16
  • PCI Express 4.0 x16 a x4
  • PCI Express 3.0 x16 a x4

En sonido, la placa base AERO integra al chipset de Realtek ALC1220-VB con soporte de hasta 7.1 canales, el cual admite audio DSD en el conector del panel trasero. Con esta opción podemos decir que resulta aceptable para un manejo general del audio para la creación de contenido aunque siempre se tiene la posibilidad de mejorar con la instalación de una tarjeta de audio dedicada externa.

Elegancia la de Francia, el panel trasero viene completamente cerrado con su tono blanco para ser instalada directamente al gabinete. Desde la izquierda se localizan dos puertos USB 2.0 y dos conectores para la antena SMA (2T2R) ya que integra el chipset de Intel Wi-Fi 6E AX211 con soporte de bluetooth 5.3. Se complementa con cuatro puertos USB 3.2 Gen 1, dos rojos USB 3.2 Gen 2 Type-A, un USB Type-C con USB 3.2 Gen 2×2 y finalmente un USB Type-C (DisplayPort) con USB 3.2 Gen 2.

Tenemos también un DisplayPort In y HDMI 2.0 mientras que en audio figuran dos audio jacks con un conector óptico de salida S/PDIF.

En el apartado de red LAN tenemos a su majestad RJ-45 (rojo) Intel 2.5GbE que soporta hasta 2.5 Gbps.

Plataforma de pruebas

¿Luce bien?

Para más información visita el sitio oficial de Gigabyte.

Bios

La estética AERO se mantiene incluso en el mismísimo UEFI Bios en color blanco. Su pantalla principal del modo fácil (Easy) brinda toda la información relevante del sistema ya sea para configurar cosas puntales como monitorear temperaturas y revoluciones de ventiladores. Aquí se asoma la tecnología de Gigabyte Smart 6 (también por software) que facilita este monitoreo en tiempo real ya que la plataforma cuenta con múltiples sensores de temperatura, cabezales híbridos con FAN STOP y detección de ruido.

La manipulación del Bios es práctica e intuitiva.

En nuestro caso para configurar de manera fácil y práctica a las memorias activamos el XMP 3.0 (Extreme Memory Profile) en su perfil más alto, de mejor rendimiento.

Por supuesto para aquellos usuarios más experimentados tenemos el modo avanzado para configurar en profundidad todos los componentes del sistema. Contamos con abundantes opciones para sacar el mayor provecho a la arquitectura (tanto de Alder Lake como Raptor Lake) por lo cual se recomienda tener actualizado el Bios (con Q-Flash). Si bien tiene las herramientas y capacidad para overclock e incrementar el desempeño general, al estar orientada como una plataforma para Multimedia no es adecuado, ya que la estabilidad es un punto crucial y no queremos en que medio de una edición se reinicie o congele la PC.

Información

No vamos a entrar en demasiado detalle en la descripción del mejor procesador que tiene Intel para la 13 generación (es para una reseña aparte). Nuestro querido CPU tiene un TDP de 125W con 8 núcleos de alto rendimiento y otros 16 de alta eficiencia sumando hasta 24 hilos de ejecución. Su velocidad de boost alcanza los 5.8 Ghz ¿tremendo verdad?

Sin problemas para sostener al 13900K, la placa base se detecta perfectamente con su chipset Intel Z790 donde utilizamos la configuración PCIe 4.0 a través de la GeForce RTX 3070 FE (como ven en la captura si es compatible con PCIe 5.0).

Por otro lado, con el XMP 3.0 habilitado las memorias DDR5 de Kingston Fury funcionan a 6000 MHz con latencias de 40-40-40-80 formando un total de 32 GB. Y por si fuera poco podemos instalar kits de memorias más potentes gracias a su amplia capacidad de overclock. Este modelo ya viene preparado para Windows 11.

Pruebas de rendimiento

Continuamos ahora con la ejecución de una prueba sintética completa denominada PCMark 10 en su versión extendida que analiza todas las experiencias que podamos tener en una PC, pasando por edición de fotos y video, videoconferencias, productividad, hasta gaming. En esta ocasión obtenemos un gran puntaje que araña los 12000 puntos aunque no notamos diferencias significativas en general con un Z690 + 12900K. Por supuesto, si comparamos con un Z590 + 10900K o 11900K las diferencias son bastante notorias.

Mediante nuestra querida y compañera tarjeta de batallas, la Geforce RTX 3070 FE, el desempeño bajo la Z690 Aero G es adecuado ya que no ofrece limitaciones y deja que se pueda lucir a lo máximo que pueda. En 3DMark «FireStrike» cosechamos casi 32000 puntos mientras que en el 3DMark «Time Spy» (DX12) alcanzando tranquilamente los 14400 puntos demostrando un buen nivel de rendimiento.

Además, el Z790 Aero G mantiene un buen nivel a la hora de sostener aplicaciones demandantes que requieran mucho uso de procesador y video manteniendo temperaturas admisibles y un amplio soporte en conectividad para que la arquitectura de Intel Raptor Lake pueda demostrar todo su potencial.

Llega el turno del Cinebench R20, una aplicación demandante que analiza exhaustivamente el desempeño del procesador tanto en en multi-procesamiento como por núcleo. El 13900K disfruta de su alta sed de rendimiento alcanzando casi los 15.000 puntos gracias a su arquitectura híbrida con núcleos de rendimiento y de eficiencia.

Indudablemente el Z790 Aero G puede sostener tranquilamente procesadores de alta gama de este tipo, ya sea de 12 o 13 generación. Claramente se recomienda, para sacar mayor provecho a la arquitectura de Intel, pasar al sistema operativo de Windows 11 ya que hace un mejor manejo de multi procesamiento.

Para finalizar, ejecutamos este clásico programa de Passmark Performance Test 10 en el segmento de CPU y memorias. Con los cálculos que conlleva un CPU Mark, en general el comportamiento del Core i9 13900K es bestial logrando superar tranquilamente los 57100 puntos (muy por encima del Core i9 12900K con 38000 puntos) mientras que las memorias DDR5 de Kingston Fury a 6000 MHz se mantienen en un nivel destacado arañando los 3900 puntos.

Conclusión

La serie de placas base AERO están diseñadas para PCs orientadas a creadores que buscan confiabilidad, estabilidad y amplia conectividad para futuras actualizaciones para ir sosteniendo progresivamente sus trabajos demandantes. La implementación de la tecnología VisionLINK realmente suma para este caso ya que simplifica bastante la transmisión de datos, salida de video y carga de energía al utilizar solamente un cable USB Type-C.

Y como era de esperarse, su estética es realmente atractiva y elegante con sus tonos distintivos integrando esta vez cinco PCIe M.2 NVMe (uno bajo interfaz PCIe 5.0), junto a WiFi 6E, red de 2.5GbE, varios puertos USB 3.2 Gen2 y un sistema de refrigeración pasivo contundente que sostiene temperaturas muy estables de operación para sus componentes críticos.

El Z790 Aero G deja una buena impresión con características de gran nivel logrando ser una opción recomendada con una equilibrada relación de costo / desempeño para los procesadores de 12 y 13 gen Intel Core.

Lo Bueno

  • Un puerto USB-C para video, transferencia de datos y carga (VisionLINK).
  • Excelente rendimiento en general.
  • Diseño elegante.
  • Orientado para diseñadores y creadores de contenido.
  • Incorpora Intel Wi-Fi 6E y LAN de 2.5GbE. 
  • Ofrece cinco ranuras M.2 (con disipación).

Lo Malo

  • Solo dos audio jacks.
Alejandro Dau
Alejandro Dau
Con gran experiencia en el ámbito tecnológico, Licenciado en Informática y amante de los deportes, ocupa la posición de Editor en jefe con una sola idea: brindar a los lectores las mejores noticias y reviews de habla hispana.