HomeReviews HardwareGigabyte Z590I Vision D

Gigabyte Z590I Vision D

Continuamos analizando la nueva arquitectura de placas base Z590 de la mano de Gigabyte, en este caso su modelo Z590I Vision D en blanco orientada a creadores de contenido en PC. Te contamos más en esta reseña.

Las placas base de la serie VISION están diseñadas para creadores de contenido como la edición de video y el renderizado 3D con un estilo y diseño en blanco que otorga mayor elegancia quien desea migrar a otro tono muy diferente, en especial del negro al que estamos siempre acostumbrados. Este sistema apunta a brindar un rendimiento confiable con gran conectividad.

Contiene algunos accesorios extras tales como un manual de usuario, DVD con drivers, dos cables SATA, tornillos para instalar SSD, cable para tira led, conversores para ventiladores y antena Wi-Fi Dual-Dand.

Aquí tenemos a la flamante placa base de Gigabyte Z590I Vision D que viene en formato mini-ITX con unas dimensiones de 17.x 17 cm siendo ideal para armar una mini PC con las últimas tecnologías de Intel. Brinda el nuevo socket LGA 1200 que soporta la 11va generación de procesadores Intel Core e incorpora 8 +1 fases de alimentación.

Presenta un sistema de refrigeración integral para una mejor disipación térmica donde los tres disipadores de aluminio se unen mediante un largo heatpipe de cobre cubriendo así muy bien los sectores más críticos. Dispone solamente de dos ranuras de memoria DDR4 reforzadas que según el procesador que instalemos puede alcanzar hasta los 4600 MHz con overclock y una capacidad máxima de 64 GB.

También la ranura PCIe 4.0 de 16x se encuentra reforzada en acero y soporta perfectamente las últimas tarjetas gráficas, incluida la tecnología Resizable BAR.

Respecto al almacenamiento, contiene un total de cuatro puertos SATA III de 6 Gbps con soporte de RAID 0, 1, 5 y 10 y para mejorar el rendimiento aún más tiene dos conectores M.2 (uno controlado por el CPU de 11gen y el otro por el chipset Z590):

  • Conector M.2 (Socket 3, Key M, tipo 2260/2280 PCIe 4.0 x4 / x2 compatible con SSD) (M2A_CPU).
  • Conector M.2 en la parte posterior de la placa base (Socket 3, Key M, tipo 2260/2280 SATA y compatibilidad con SSD PCIe 3.0 x4 / x2) (M2P_SB).

Las conexiones internas también resultan completas tomando en cuanta el pequeño tamaño de la superficie de su PCB, tenemos además de los conectores USB (USB 3.2), cuatro conectores (4 pin) para ventilación y dos para iluminación.

En cuanto al sonido, tampoco se queda atrás ya que emplea el chipset de Realtek ALC4080 de alta definición con soporte de DTS:X Ultra lo cual agrega un calidad extra para obtener una verdadero sonido envolvente 7.1.

Del lado posterior del PCB se aprecia la estructura sólida y metálica que tiene la placa base Vision de Gigabyte.

Finalmente observamos su panel trasero totalmente recubierto en color blanco (que sirve para protección) donde se testaca una salida de video DisplayPort 1.4, sus dos conectores 3,5 mm de audio y micrófono, un botón Q-Flash Plus, dos puertos rojos USB 3.2 Gen2 Type-A y cuatro celestes USB 3.2 Gen1 Type-A con la incorporación de dos conectores Thunderbolt 4 (USB Type-C) ofreciendo velocidades de ancho de banda extremadamente elevadas de 40 Gb / s.

En cuanto a conectividad inalámbrica, se ubican las dos salidas para antena 2T2R a través del Intel Wi-Fi 6 AX200 soportando 2.4/5 GHz Dual-Band y la tecnología de bluetooth 5.1

Y por si fuera poco, su puerto de red RJ-45 es de 2,5 Gbps lo cual resulta una solución más que bienvenida ya que incrementará estrepitosamente las cargas de trabajo en la transferencia de archivos, edición de video y desempeño.

Unboxing

Bios

El Bios mantiene la estética de la placa base, totalmente en blanco. Para un mejor soporte, actualizamos el Uefi Bios a la última versión disponible agregando mejoras de compatibilidad en memorias por ejemplo. En principio, tenemos la primera pantalla de «Easy Mode» para los principiantes o usuarios que desean configurar rápidamente el sistema sin entrar en demasiado detalles. Podemos incluso mirar revoluciones del ventilador, temperaturas y voltaje.

Para una configuración más exhaustiva, tenemos el apartado avanzado con múltiples pantallas para manipular las opciones a nuestro gusto. A pesar de no tener demasiadas prestaciones ya que se trata de una mini PC, tenemos todas las necesarios para exprimir al procesador de 11va generación Intel Core. Con nuestro CPU Core i9, por defecto tenemos habilitado en el Bios la función ABT (Adaptive Boost Technology) para incrementar las frecuencias automáticamente en múltiples núcleos al límite (no se considera overclocking).

En general se mantiene estable y funciona correctamente todo en armonía. Si bien tenemos opciones para mejorar la frecuencias, particularmente dejo que el propio sistema lo haga automáticamente. Smart Fan 6 es otro sector que vale la pena mirar con el fin de cambiar los cuatro conectores de ventilador controlables.

Plataforma de Pruebas

  • Nvidia GeForce RTX 3070
  • Intel Core i9 11900K
  • AORUS RGB 16 GB Kit DDR4-4800
  • Noctua NH-U12S chromax.black
  • WD Green SSD 240GB
  • Sistema operativo: Windows 10 Pro
  • Fuente de poder: Thermaltake Smart M1200W

Para más información sobre el producto, visita el sitio oficial de Gigabyte.

Información

Utilizamos el mejor procesador de la 11va generación, el Core i9 11900K que tiene un TDP de 125W con una frecuencia de operación de 3.5 GHz para todos sus núcleos con un total de 16 hilos de ejecución (8 físicos + 8 lógicos). Dos de sus núcleos pueden alcanzar los 5.3 Ghz y el sistema de Gigabyte lo sostiene de manera estable.

La placa base de Z590I Vision D se detecta a la perfección con la última revisión de Bios, con su chipset de Intel Z590 y la utilización del PCIe 4.0 a través de la tarjeta gráfica RTX 3070.

Con el perfil XMP (Extreme Memory Profile), las memorias DDR4 de AORUS alcanzan una velocidad de 4800 MHz sumando una capacidad total de 16 GB en modo dual-channel.

Pruebas de Rendimiento

Veamos cómo se comporta esta placa base mini ITX frente a las pruebas.

Iniciamos con el PCMark 10 en modo extendido con un resultado fantástico que supera los 10.000 puntos (frente a los 9500 punteos del 10900K en un Z490 AORUS Master) lo cual confirma que la pequeña plataforma Vision garantiza el rendimiento con el mejor procesador de sus segmento.

El rendimiento en general deja en claro que esta plataforma trabaja muy bien en los diferentes ámbitos de trabajo, ya desde la edición de video y fotos, como uso de streaming, juegos e incluso procesamiento complejo aunque algunas cosas se verán limitadas en la memoria que solo soporta hasta 64GB (aunque para hoy en día resulta suficiente).

En 3DMark «FireStrike» por medio de la Geforce RTX 3070 cosechamos más de 26000 puntos demostrando que la plataforma es sólida y eficaz para sostener gráficos demandantes, siendo un comportamiento similar al de 3DMark «Time Spy» en DX12 con casi 13.200 puntos.

En el Cinebench R20 donde el multi-procesamiento se destaca en todo su esplendor, obtenemos 5900 puntos utilizando todos sus núcleos lo cual es un excelente resultado, especialmente si miramos el puntaje individual por núcleo.

Finalmente ejecutamos el Passmark Performance Test 10 con cálculos de punto flotante, números enteros, compresión, encriptación, entre otras cosas arrojando un puntaje sintético promedio muy competitivo. El Core i9 11900K no pierde valor ni rendimiento en la plataforma Vision logrando desplegar todo su potencial. Por otro lado, el kit de memorias AORUS RGB también logra imponerse con un buen resultado superior a los 4200 puntos demostrando también que la placa base de gigabyte puede sostener altas frecuencias en memorias DDR4. Eso sí, recomiendo actualizar el Bios ya que no siempre resulta compatible y puede pasar que no te arranque la PC.

Conclusión

La serie Vision se suma al lanzamiento de la 11va generación de procesadores Intel presentando su modelo Gigabyte Z590I Vision D en formato mini-ITX basado en el chipset Z590 con socket LGA 1200. Con un diseño estético agradable y sólido, los creadores de contenido y diseñadores tienen una alternativa para armar una PC muy competitiva utilizando componentes de alta calidad y nuevas tecnologías destacadas para aprovechar los carriles PCIe 4.0, buscando satisfacer la demanda de almacenamiento ultra rápido con sus PCIe 4.0 M.2 NVMe ya que es una cualidad importante.

También se destaca en el sonido con DTS:X Ultra, conexiones de Wi-Fi 6802.11ax y LAN de 2.5GbE, y sus dos puertos Thunderbolt 4.

Definitivamente es una de las placas base mini-ITX más potentes y de altas prestaciones de última generación hasta la fecha, donde entrega no solo un aspecto estético blanco exquisito, sino que aporta su cuota de rendimiento aprovechando todas las bondades de la 11va generación Intel Core.

Lo Bueno

  • Diseño estético y estructura sólida.
  • Ideal para diseñadores y creadores de contenido en formato ITX.
  • Panel trasero con dos conexiones de Thunderbolt 4.
  • Sistema de refrigeración reforzado que cubre casi todo el PCB.
  • Soporta Wi-Fi 6 y red 2,5 GbE.

Lo Malo

  • Todavía falta mejorar el soporte para memorias con RGB.
  • Conectividad de audio reducida.
Alejandro Dau
Con gran experiencia en el ámbito tecnológico, Licenciado en Informática y amante de los deportes, ocupa la posición de Editor en jefe con una sola idea: brindar a los lectores las mejores noticias y reviews de habla hispana.

Comentarios