HomeReviews HardwareGigabyte M30 SSD 512GB M.2 NVMe

Gigabyte M30 SSD 512GB M.2 NVMe

Continuamos analizando dispositivos de almacenamiento, esta vez de la mano de gigabyte que nos hace llegar su modelo de SSD M30 que puede alcanzar hasta los 3500 MB/s de lectura secuencial y hasta 2600 MB/s de escritura secuencial. Además, viene con DRAM DDR3L, caché SLC y corrección de errores LDPC apuntando a ser una opción tentadora tanto para el mercado gamer como entusiastas de PC y creadores de contenido.

Su presentación es bastante sencilla, solamente se adjunta su guía rápida de instalación. También proporciona un MTBF duradero de 2 millones de horas lo cual se traduce en 5 años o 350 TBW de garantía limitada. El producto viene en capacidades de 512 GB o 1 TB.

Tiene unas dimensiones de 22mm x 80mm x 2.3 mm cumpliendo con el formato M.2 2280 en modo PCIe 3.0. No integra un disipador y viene equipado con una sólida combinación de controlador y 3D TLC NAND, con el objetivo de alcanzar el límite de la interfaz PCIe Gen3 x4.

Además, para evitar que baje el rendimiento en los picos máximos de funcionamiento (cuanto más se calienta más rápido desgasta el flash dentro de la unidad), Gigabyte aplicó para este caso un diseño de PCB de cobre de 2 oz para mejorar la disipación de calor que combinado con los que vienen en la placa base, se vuelve mucho más eficiente.

Mirando el otro lado de su PCB, el SSD M30 viene equipado con dos caché DRAM DDR3L de alta velocidad para incrementar el desempeño aleatorio de lectura y escritura. También la DRAM externa puede funcionar como un búfer entre el controlador y la memoria flash NAND generando así un comportamiento sostenido de la unidad especialmente cuando la capacidad se encuentra al pico de su ocupación.

Plataforma de pruebas

Utilizamos los siguientes componentes:

Instalación e información

Instalamos la unidad M30 SSD en la plataforma Z570 AORUS Ultra (Socket AM4 de AMD) que tiene un disipador realmente potente. Por lo tanto el dispositivo de Gigabyte podrá desplegar su mayor potencial sin limitaciones.

El M30 nos dice todo lo que hay que saber en CrystalDiskInfo. La interfaz trabaja a través del puerto PCIe en modo 3.0 a 4x y es compatible con el estándar NVM Express 1.3. Su temperatura al inicio luce un tanto elevada por debajo de los 40 grados, en parte al tener encima a una tarjeta gráfica demandante como es la Radeon RX 6800 XT.

También cosechamos información acerca de la compatibilidad con TRIM y S.M.A.R.T., admitiendo corrección de errores LDPC avanzada y no hay que dejar de lado su caché externo DDR3L de 2 Gb.

Por otro lado, Gigabyte ofrece un software dedicado para sus dispositivos de almacenamiento: el SSD Tool Box, que básicamente brinda a los usuarios una descripción general del estado de SSD y otros aspectos, tales como el nombre del modelo, la versión de FW, el estado de salud y la temperatura del sensor. Sin dudas una herramienta muy interesante y bienvenida como complemento al producto.

Pruebas de rendimiento

Iniciamos las pruebas con el flamante y conocido programa Atto Disk Benchmark para medir su rendimiento por medio de la Interfaz PCIe 3.0 4x con una velocidad de lectura de 3460 MB/s y 2230 MB/s de escritura, siendo valores esperados tomando en cuenta la información que hemos obtenido de la portada del producto. Por otra parte, si lo comparo contra otra unidad como puede ser la de Kingston NV1 de 512 GB (más económico) la diferencia es bastante alta ya que este arroja una velocidad de lectura aproximada de 1810 Mb/s y 1650 Mb/s de escritura.

Continuamos con el programa AS SSD Benchmark con estupendos resultados, ofreciendo lectura secuencial de casi 3200 MB/s y escritura secuencial de 1640 MB/s. En este caso la lectura alcanza un gran pico máximo mientras que la escritura se mantiene en niveles aceptables, prácticamente iguales a un Kingston NV1 (solo en escritura). Y ni hablar si tratamos de comparar con soluciones SSD SATA III donde las diferencias son rotundas.

En el CrystalDiskMark, el M30 demuestra estar a la altura de las circunstancias con resultados de lectura y escritura, en 3680 MB/s y 2600 MB/s respectivamente. Indudablemente su caché externo DDR3L de 2 Gb hace gran diferencia a la hora de analizar su rendimiento que resulta sostenido con el tiempo de uso.

Por último, ejecutamos el Anvil’s Storage Utilities para lograr un puntaje de casi 13.000 puntos, con velocidades promedio de 2980 MB de lectura y 1680 MB/s de escritura. Dentro de la interfaz SATA PCIe 3.0 a 4x NVMe 1.3 el dispositivo M30 manifiesta un gran rendimiento por donde se lo mire siendo una excelente opción de almacenamiento tanto para juegos como creación de contenido.

Conclusión

Gigabyte tiene en su catálogo de dispositivos de almacenamiento una interesante opción para mejorar el rendimiento para quienes desean alcanzar máximos resultados bajo la interfaz PCIe 3.0 de sus placas base. Entiendo que ahora con el PCIe 4.0 disponible se buscan unidades de este tipo para alcanzar aún más mejores resultados pero no obstante he visto que el M30 logra cosechar muy buenas velocidades de lectura y escritura en diferentes ámbitos de aplicación siendo una pieza ideal para almacenar juegos o programas que requieren de una rapidez constante a lo largo y ancho del disco y es aquí donde el M30 toma la delantera entregando un buen comportamiento con caché externo y durabilidad.

En efecto tiende a generar calor pero nada que preocupe ya que nuestra placa base tiene un completo y efectivo disipador que ha logrado mantener al M30 dentro de los 48 grados de promedio (en plena carga de trabajo).

En definitiva, la unidad de Gigabyte M30 SSD deja una excelente impresión con resultados muy adictivos y de gran impacto lo cual puedes mejorar tu sistema (PC o portátil) de manera considerable ya que aprovecha al máximo la interfaz M.2 2280 PCIe 3.0. ¿Recomendado para el mercado latinoamericano? Por supuesto.

Lo Bueno

  • Sólida construcción.
  • Caché externo DDR3L de 2 Gb.
  • Excelentes velocidades de operación en lectura y escritura (en PCIe 3.0).

Lo Malo

  • No hay para destacar.
Alejandro Dau
Alejandro Dau
Con gran experiencia en el ámbito tecnológico, Licenciado en Informática y amante de los deportes, ocupa la posición de Editor en jefe con una sola idea: brindar a los lectores las mejores noticias y reviews de habla hispana.
>