Dishonored

Allá por julio del año pasado daba las primeras señales de vida Dishonored, el ultimo vástago de Arkane, empresa recientemente adquirida por Zenimax, Bethesda y compañía, garantía de calidad por cierto.

Esta gente tiene en su haber un equipo de trabajo con antecedentes en Arx Fatalis, Bioshock 2, Half Life 2, Dark Mesiah y el Deux Ex original, es decir más promesas de un producto bueno.

El juego se encuentra en “preorder” y lo que promete es mucha acción, componentes de rol, ambientado en un mundo industrial y retro futurista en una Inglaterra alterna donde un Lord ha usurpado el trono. Y nosotros somos inculpados de la muerte de la emperatriz que desencadena una serie de acontecimientos que debemos develar.

Mucha libertad, primera persona, diversos modos de solucionar los problemas y como siempre las decisiones que tomemos definirán nuestro futuro.

Una ciudad acosada por la peste, un pueblo oprimido, debemos ser los vengadores y transformarnos en un asesino eficiente o en uno brutal. Usaremos artes arcanas, tecnología o la mera disciplina con un sable, todo nos puede llevar a buen puerto…. O no.

Lo malo, quizás, es que el juego no usara el premiado motor idTech5 de Bethesda ya que su desarrollo empezó antes de que la familia Zenimax adquiera a los franceses de Arkane, asi que utilizara una versión mejorada del motor de Unreal.

El juego es un “play your way”, es decir lo jugamos como queramos, un FPS hecho y derecho o bien un stealth en toda regla. Lo que si promete es un número grande de combates donde podemos elegir la mejor manera de despachar a nuestros enemigos.

Estará disponible según su página web a mediados de año, y las plataformas que soporta son: PC, XBOX y Play Station. Esperamos ansiosos para probar esta nueva promesa.

Fuentes:

http://www.dishonored.com/

http://www.zenimax.com/

http://forums.bethsoft.com/

Alex Vojacek
Fundador, System Arquitect y diseñador para TecnoGaming. Apasionado de la tecnología y los videojuegos. Fan de la naturaleza y la familia. Vive actualmente en Boquete, Panama.

Comentarios