HomeTecnoGamingGuiasCómo instalar un SSD M.2 en PS5

Cómo instalar un SSD M.2 en PS5

Te contamos cómo instalar una unidad SSD M.2 en la ranura de expansión de la PlayStation 5 y cuáles son los beneficios.

El rendimiento de las unidades de almacenamiento ha mejorado con el tiempo y era de esperarse que las consolas de la nueva generación contengan discos preparados para ofrecer tiempos de cargas rápidos de los juegos, aplicaciones y demás, incluso los tiempos de copia e instalación. La Playstation 5 integra una ranura extra de expansión del tipo SSD M.2 PCIe

Instalar un SSD M.2 no solo te permite aumentar el espacio de almacenamiento en la consola sino mejorar el rendimiento en general y los tiempos de carga en juegos.

Podrás mover libremente los juegos entre el almacenamiento de la consola PS5, un dispositivo USB conectado y el almacenamiento SSD M.2 extra, que en este caso pertenece a la marca AORUS.

Para agregar un nuevo dispositivo de almacenamiento, tenemos el AORUS Gen4 7000s SSD de 2TB que resulta ideal para la consola de Playstation 5 con la posibilidad de albergar gran cantidad de juegos. Tengamos en cuenta que últimamente cada juego ocupa mucho y es adecuado tener el espacio suficiente.

El AORUS Gen4 7000s SSD M.2 viene con un controlador Phison y alcanzar velocidades secuenciales de lectura de hasta 7000 MB/s mientras que en escritura se ubica en los 5000 MB/s. Con este grado de velocidad claramente los tiempos de espera serán mucho menores, especialmente si lo comparamos con la unidad principal de la PS5 y cualquier otro dispositivo externo USB.

Su formato es 2280 y miden 80 mm de largo y 22 de ancho con una altura de hasta los 11,3 mm. Por lo tanto cumple con los requisitos de dicha consola para su instalación.

Requisitos SSD M.2 para utilizar en la consola PS5

InterfazSSD NVMe M.2 (llave M) compatible con PCI-Express Gen4x4
AlmacenamientoDe 250 GB a 4 TB
Tamaños compatibles2230, 2242, 2260, 2280, 22110
Tamaño, incluido el mecanismo de disipación de calorAncho: hasta 25 mm
Largo: 30/40/60/80/110 mm
Altura: hasta 11,25 mm (hasta 8,0 mm desde la parte superior de la placa y hasta 2,45 mm desde la parte inferior de esta)
Velocidad de lectura secuencialSe recomienda una velocidad de 5500 MB/s o más rápida.
Tipo de zócaloZócalo 3 (llave M).

Paso 1

Lo primero que tenemos que hacer es remover la tapa de la PS5 (la que no figura el logo) de una manera suave, simplemente deslizándola de izquierda a derecha. Resulta conveniente tener apoyada bien la consola sobre una base sólida para que al deslizar la tapa no salga volando nada.

Una vez abierta se puede apreciar el espacio asignado para el SSD M.2, donde previamente removemos una pequeña tapa gris rectangular. Como herramienta se necesita un destornillador #1 cabeza Phillips o de cruz.

Paso 2

Luego colocamos y ajustamos al AORUS Gen4 7000s SSD M.2. El proceso es muy sencillo, y la altura máxima del mismo es justa. Se recomiendo que el SSD M.2 tenga una disipador potente y eficiente para que no se sobrecaliente demasiado esta zona, especialmente mientras jugamos. En esta oportunidad la solución de AORUS cumple con creces este apartado.

Paso 3

Con todo cerrado y conectado, iniciamos la PS5.

La primera vez se detectará automáticamente la unidad y se procederá a el formateo de la unidad. También es importante tomar en cuenta que las capturas de pantalla y videos, por ejemplo, no se pueden guardar en esta nueva unidad externa M.2.

Una vez completado el formateo ya se puede comenzar a mover juegos ya instalados o descargarlos a la nueva unidad de AORUS. Antes se inicia un rendimiento de prueba donde la velocidad de lectura alcanza los 6560 MB/s.

Paso 4

Finalmente desde la pantalla de inicio vamos a Configuración > Almacenamiento para configurar el lugar de los juegos y aplicaciones.

A partir de ahora se puede experimentar las mejoras, que son sustanciales, cuando se trata de copiar, mover o instalar juegos. Realmente el cambio es importante y supera bastante en desempeño a la unidad integrada de la PS5 (que también es buena).

Video instalación

Conclusión

Agregar mayor espacio siempre es bienvenido, sobre todo por lo que ocupan hoy en día las aplicaciones y juegos. Pero no solo eso, el rendimiento es igual de importante donde las soluciones SSD M.2 son unidades necesarias (hasta diría obligatorias) para mejorar la experiencia de juego.

El AORUS Gen4 7000s SSD M.2 tiene todas las cualidades para entregar estos beneficios y cumplir con los requisitos de instalación. Sus velocidades de operación son realmente satisfactorias y elevadas, con un disipador lo bastante eficiente para mantener buenas temperaturas dentro de la unidad sin afectar la consola.

Alejandro Dau
Con gran experiencia en el ámbito tecnológico, Licenciado en Informática y amante de los deportes, ocupa la posición de Editor en jefe con una sola idea: brindar a los lectores las mejores noticias y reviews de habla hispana.

Comentarios