HomeReviews HardwareB550 AORUS ELITE V2

B550 AORUS ELITE V2

GIGABYTE presenta en su catálogo sus placas base B550 AORUS preparadas para los últimos procesadores de escritorio AMD Ryzen. En esta ocasión le damos un vistazo al modelo B550 AORUS ELITE V2 compatible con PCIe 4.0, adoptando también las tecnologías de la actualidad. Más en esta reseña.

El B550 AORUS ELITE V2 tiene una presentación sencilla indicando en su portada que no es compatible con el Ryzen 5 3400G y Ryzen 3 3200G. Dentro de su packaging encontramos su manual de usuario y guía rápida de instalación junto al dvd con los controladores y software correspondientes.

Con lo relacionado a los accesorios, se acompaña con un dos cables SATA, un G-Connector para una instalación sencilla de los cables de inicio/reseteo/leds que unen el gabinete con la placa base, y un logo sticker de AORUS para decorar en la PC.

Su formato es ATX de 30.5 x 24.4 cm junto a un diseño muy bien cuidado con el sello característico de AORUS, utilizando disipadores en las zonas más críticas de la placa base en un PCB totalmente negro.

Dispone del socket AMD AM4 compatible con la serie de procesadores AMD Ryzen 5000 / Ryzen 5000 G-Series/ Ryzen 4000 G-Series y Ryzen 3000. Este modelo cuenta con VRM de 12 + 2 fases con 50A DrMOS, y solo requiere para la alimentación de energía un conector ATX principal de 24 pin y otro de 8 pin. Los disipadores cubren perfectamente la zona de mosfets y la carcasa protectora de plástico completa el diseño de la placa, para ofrecer también un panel trasero completamente cerrado, permitiendo así una instalación directa en el gabinete.

Mirando la otra cara del PCB, observamos la placa metálica del socket AM4 para la instalación de coolers. Por el resto se destaca la línea divisoria que separa a los componentes de audio con el resto del sistema.

Presenta cuatro ranuras de memoria DDR4 en dual-channel que admiten hasta 128 GB (módulos de 32 GB cara uno) y soporta velocidades de hasta 4733 MHz con overclock. Además, soporta memoria ECC que protege contra la corrupción de datos.

Ofrece una ranura PCI-Express 4.0 reforzada en acero de 16x mientras que la segunda trabaja a PCIe de 16x pero 3.0, funcionando a 2x y la tercera de 16x 3.0 a 1x. Se suma finalmente un PCIe 3.0 de 1x.

En almacenamiento integra dos ranuras M.2 NVMe, el primero con su correspondiente disipador plano (controlado por el CPU). Uno funciona en PCIe 4.0 4x y el otro en PCIe 3.0 4x (ambos 2242/2260/2280/22110). Se suman también cuatro puertos SATA de 6 Gbps, dos en posición de 90 grados.

De forma separado del resto del PCB (para evitar interferencias), se ubica el chipset de sonido de Realtek ALC1200 con soporte de hasta 7.1 canales. Se aprecian también sus capacitores sólidos alrededor.

Su panel trasero luce robusto en sintonía con el resto del diseño de la placa base. Presenta una entrada de video DisplayPort, una salida HDMI, un botón de Q-Flash Plus y un puerto LAN (rojo) de Realtek 2.5GbE. En sonido ofrece 5 audio jakcs junto a la salida S/PDIF óptica.

Dentro de los puertos USB, propone dos puertos dos USB 2.0 / 1.1, dos USB 3.2 Gen 2 tipo A (rojo), y tres puertos USB 3.2 Gen 1. De esta manera tenemos una conectividad de dispositivos adecuada.

Unboxing

Plataforma de pruebas

Para más información sobre el producto, visita de Gigabyte AORUS.

Bios

Pasamos ahora al Bios que provee su pantalla de modo fácil (Easy) que alberga en un solo lugar los datos más relevantes del sistema, tanto de monitoreo como de configuración. Podemos activar la tecnología XMP aquí directamente. Su uso es simple e intuitivo.

Luego pasamos al modo avanzado que tiene todas las funciones y pantallas para configurar las opciones de la placa base en todo su esplendor.

La AORUS B550 Elite V2 tiene distribuido varios sensores de temperatura para monitorear en tiempo real y configurar el modo y revoluciones de los ventiladores instalados, todo a cargo del sistema Smart Fan 5. También dispone de opciones para overclocking (OC) para llevar al límite de rendimiento tanto al CPU como a las memorias RAM. Con un procesador Ryzen con sigla «X» podremos sacar bastante provecho.

Información

En este caso empleamos al AMD Ryzen 3 3300X que tiene 4 físicos y 4 lógicos, con TDP de 65W. Sin dudas se trata de un procesador ideal para esta plataforma.

A través del perfil X.M.P. (Extreme Memory Profile) las memorias de Kingston Fury Beast se configuran automáticamente en 3200 MHz formando un total de 64 GB, ideal para el uso actual de programas y juegos exigentes.

La placa base AORUS B550 Elite V2 se detecta correctamente, al igual que la tarjeta gráfica Radeon RX 6600 XT funcionando en el PCie 4.0.

Para overclock del procesador Ryzen en cuestión, ejecutamos el programa Ryzen Master donde generamos un valor muy estable de 4.4 Ghz para todos sus núcleos físicos por medio de un voltaje de 1.25v. La plataforma de AORUS es bastante estable en este apartado y se encuentra muy preparada para sostener procesadores de alta gama entregando la energía y potencia apropiada.

Con Overclock a 4.4 GHz.

RGB

Ejecutamos el programa RGB Fusion 2.0 que permite seleccionar todos los componentes de AORUS y configurar sus efectos y colores. Se puede apreciar que la placa base en cuestión tiene tres sectores distribuidos en el PCB (principalmente en la centro izquierda) para configurar la iluminación y sus efectos.

Aquí se aprecia parte de la iluminación del AORUS B550 Elite V2, cerca de la zona del panel trasero. Por supuesto ofrece la posibilidad de conectar tiras RGB led (x3) y ARGB (x2).

Pruebas de rendimiento

Arrancamos con el programa de PCMark 10 (versión extendida) para analizar el comportamiento general de todos los aspectos del sistema entregando un resultado competitivo superior a los 8200 puntos (dentro de las placas base con chipset B550) donde se demuestra que tenemos una base sólida para desplegar todo el potencia de la rendimiento de la arquitectura Ryzen de tercera generación.

En general, el AORUS X570S Master acompaña de manera productiva al procesador de Ryzen 5 3600X en todos los aspectos de uso, pasando por lo cotidiano hasta el streaming o el gaming.

También ejecutamos las prueba sintéticas de 3DMark Fire Strike y Time Spy (DX12) junto la Radeon RX 6600 XT que cosecha un gran puntaje de casi 21000 puntos y 8500 puntos respectivamente demostrando un buen nivel en este tipo de ecosistema computacional.

Continuamos con el Cinebench R20, donde el Ryzen 3 3300X se maneja bastante bien en el ámbito de multi procesamiento con una placa base B550 de AORUs firme que incluso permite sostener aún modelos de Ryzen más competitivos. Con overclock podremos sacar mayor provecho a la arquitectura de AMD.

Por último, ejecutamos el programa sintético de Passmark Performance Test 10 que propone puntajes interesantes en el apartado de CPU Mark (que realiza cálculos de punto flotante, compresión de datos y encriptación) logrando superar ligeramente los 13100 puntos mientras que las memorias DDR4 a 3200 MHz (Memory Mark) logran cruzar la barrera de los 3300 puntos (gracias al mejor perfil XMP configurado en el Bios con latencias competitivas).

Conclusión

El chipset de AMD B550 ya tiene su tiempo en el mercado pero para generar mayor compatibilidad con los nuevos lanzamientos de procesadores Ryzen tenemos actualizaciones de Bios y nuevos modelos de placas base que sacan el mejor rendimiento posible de la arquitectura de AMD.

En esta oportunidad tenemos la revisión B550 AORUS ELITE V2 bajo el socket AM4 que emplea excelentes componentes (tecnología Ultra Durable), con un buen diseño de VRM que permite sostener y aplicar altas prácticas de OC donde nuestro querido Ryzen 3 3300X se ha comportado exitosamente en su máxima expresión.

También tenemos otras funciones que acompañan tales como el Dual Bios (que además resulta estable e intuitivo de usar), junto a un panel trasero con protección (aunque no tenemos Wi-fi ni puerto USB Type-C), disipación pasiva efectiva y el soporte de PCIe 4.0.

Su iluminación sutil de RGB termina de agregar esa dosis justa de elegancia sin saturar demasiado. El B550 AORUS ELITE V2 resulta una interesante opción recomendada para armar una PC basada en procesador AMD ya que contiene prestaciones útiles y fuertes que permitirán disfrutar tanto de juegos como de aplicaciones de trabajo integrando las últimas tecnología del mercado.

Lo Bueno

  • Calidad de componentes y diseño VRM.
  • Relación costo / prestaciones.
  • Diseño y refrigeración pasiva contundente (aunque un solo conector M.2 tiene disipación).
  • Iluminación RGB sutil.
  • Gran Capacidad de OC.

Lo Malo

  • No incluye Debug Led.
  • Esta revisión carece de Wi-Fi.
Alejandro Dau
Alejandro Dau
Con gran experiencia en el ámbito tecnológico, Licenciado en Informática y amante de los deportes, ocupa la posición de Editor en jefe con una sola idea: brindar a los lectores las mejores noticias y reviews de habla hispana.
>