Home Reviews Hardware ASUS ROG Strix Z490-E Gaming

ASUS ROG Strix Z490-E Gaming

ASUS nos hace llegar su flamante modelo ROG Strix basado en el nuevo chipset de Intel Z490 que entrega gran cantidad de accesorios y características, solución Wi-Fi y muchas cosas más. Te cuento en esta reseña su rendimiento y funcionamiento.

Su presentación es importante, con el sello de Republic of Gamers (ROG) ASUS propone una opción interesante dentro de su catálogo de placas base para los procesadores de décima generación Intel Core. Se incluyen varios accesorios tales como un llavero, manual de usuario, cables SATA III (cuatro en total), antena externa triangular de Wi-Fi, tornillos para instalar dispositivos del tipo M.2, un termistor, un cable de extensión RGB y por si fuera poco un pequeño ventilador para la zona de VRM.

Aquí tenemos al flamante ASUS ROG Strix Z490-E Gaming bajo el formato ATX con unas dimensiones de 30.5 x 24.4 cm. Es muy elegante y tiene una solución de refrigeración contundente que abarca las zonas más críticas del PCB. La calidad de componentes se aprecia a simple visto al igual que su diseño, que conforma varias características que se pueden ver comúnmente en placas base de ROG. Me encanta como luce!

Presenta el socket de Intel LGA 1200 que los procesadores Intel Core de 10ª generación lanzados recientemente. Indudablemente puede sostener modelos avanzados ya que integra 14 + 2 fases de potencia con chokes de aleación de alta calidad y condensadores de alta durabilidad. La estabilidad es un factor importante, además del conector principal de alimentación de 24 pin, cerca del socket figuran dos extras, uno de 8pin y otro de 4 pin.

El diseño térmico es completo (abarca de forma extensa), integrando solución de heatpipe en la zona de VRM (en forma de «U») con la posibilidad de instalar un ventilador en la unión de los dos disipadores extremos (se pueden dar cuenta fácilmente por el tornillo que une a la rejilla de disipación). Además de incluir almohadillas térmicas, la disipación cubre los conectores dobles de M.2 como así al chipset Intel Z490.

ASUS ha puesto énfasis en que la refrigeración sea la más variada y óptima posible para que se aprovechen todas las cualidades de la placa base al máximo.

Sobre las memorias del tipo DDR4, ofrece un total de cuatro ranuras en dual-channel formando una capacidad de hasta 128 GB y una velocidad máxima, con overclock, de hasta 4600 MHz.

En almacenamiento ofrece hasta seis puertos SATA III de 6 Gb/s en posición de 90 grados y dos conectores M.2 del tipo 2242/2260/2280/22110. Es necesario remover los disipadores externos planos para realizar la instalación.

Para una mejor identificación de los errores que surjan al instalar componentes, en el extremo (cerca de los disipadores de audio) figura el clásico debug Led. Luego se suma un

Respecto a las ranuras de expansión dispone de dos PCIe 3.0 de 16x reforzadas en acero (soporta una a 16x o dos a 8x cada una). Luego se suma una PCIe 3.0 de 16x (funciona a 4x) más tres PCIe 3.0 de 1x. Tenemos facilidad para instalar cualquier otra tarjeta compatible.

El audio, completamente aislado del resto de los componentes del PCB para evitar interferencias, se encuentra controlado por el ROG SupremeFX 8-Channel High Definition Audio CODEC S1220A donde se integran capacitores japoneses de alta calidad.

Si miramos el panel trasero (que ya viene con el backplate integrado), brinda varias conexiones tales como salidas de video DisplayPort y HDMI, un botón de BIOS FlashBack, un puerto de LAN Intel I225-V (de lo mejorcito) y 5 audio jaccs bañados en oro junto a la salida óptica S/PDIF.

En puertos USB hay para todos los gustos, cuatro USB 3.2 Gen 2, cuatro USB 2.0 y dos USB 3.2 Gen 1.

Unboxing

Bios

Una vez que iniciamos el sistema, me dirijo al UEFI Bios para configurar las opciones. Sin dudas ASUS ROG ofrece un excelente nivel en este aspecto ya que no solo resulta muy estable sino que contiene gran cantidad de opciones para manipular todos los componentes y monitorear cada aspecto tanto en temperaturas como en voltajes.

Su interfaz es completa e intuitiva incluyendo herramientas propias para mejorar la experiencia del usuario, con la posibilidad de guardar perfiles y realizar contundentes prácticas de overclock. Por supuesto para los principiantes o los que no necesitan saber mucho, solo lo indispensable, figura la pantalla de EZ Mode donde agrupa las principales opciones y características tanto del procesador como de las memorias y unidades de almacenamiento.

Para aplicar un OC contundente el Bios tiene todas las funciones y estabilidad necesaria para lograrlo así que tienes la tranquilidad de hacerlo.

Plataforma de Pruebas

  • Nvidia GeForce RTX 2070 SUPER
  • Intel Core i9 10900K
  • HyperX Predator RGB 64GB Kit DDR4-3600
  • Noctua NH-D15 chromax.black
  • WD Green SSD 240GB
  • Sistema operativo: Windows 10 Pro
  • Fuente de poder: Thermaltake Smart M1200W

Información

Junto al ASUS ROG Strix Z490-E Gaming ponemos a trabajar al flamante procesador Intel Core i9 10900K con una frecuencia de trabajo de 3.7 GHz (5.3 GHz con Turbo Max). La plataforma de ASUS ROG soporta perfectamente su TDP de 125W lo cual demuestras que se encuentra preparada para sostener procesadores de gran envergadura y exprimirlos al máximo.

Sobre las memorias, a través del perfil X.M.P. (Extreme Memory Profile) las memorias de HyperX Predator se configuran automáticamente en 3600 MHz formando un total de 64GB ¿Suficiente no?

Si hablamos de prácticas de overclock, utilizando refrigeración por aire el i9 10900K alcanza los 5.1 Ghz para sus 10 núcleos físicos por medio de un voltaje de 1.4v, todo esto con la aplicación Extreme Utility (XTU) de Intel, aunque también pueden realizarlo desde el UEFI Bios. Incluso podemos alcanzar mayores frecuencias pero mi idea no es alcanzar un récord u observar sus limitaciones, sino más bien establecer una configuración estable que funcione prácticamente en todas las aplicaciones exigentes.

Software

ASUS integra la aplicación Armoury Crate (se puede activar desde el Bios) para que una vez en el sistema operativo instalé el software correspondiente. Permite configurar y monitorear los recursos del sistema como así también actualizar los controladores y realizar ajustes. Por supuesto se encuentra el apartado de RGB para aplicar los efectos de iluminación y colores preferidos.

Además, el Gamefirst VI resulta ideal para los gamers para que no sufran lentitud en su red, básicamente es una herramienta para la optimización de la red (en productos ROG). Ténganlo en cuenta a la hora de jugar, incluso de forma competitiva.

Realmente se ven impecables los efectos de RGB en la placa base, dejando unas excelentes imágenes para apreciar en todo su esplendor. Estéticamente deja una excelente impresión con el sello característico gamer de ROG Strix.

Pruebas de rendimiento

Por un lado tenemos el PCMark10 que realizar de forma extendida un análisis exhaustivo de toda la plataforma Intel, incursionando incluso en el apartado del gaming. Su puntaje general es superior a los 9600 puntos demostrando un gran nivel en todos los escenarios de trabajo junto al chipset Z490 jy al procesador i9 10900K. Claramente la marca ROG Strix tiene las características suficientes para entregar un óptimo rendimiento sobre todo tipo de situaciones exigentes, incluyendo la creación de contenido. Si te gusta el streaming aquí tienes un modelo muy interesante para elegir.

Por otro lado, ejecutamos el programa sintético de 3DMark «FireStrike» junto a la tarjeta gráfica de Nvidia Geforce RTX 2070 SUPER cosechando unos 22000 puntos sin cuellos de botella, aunque con un poco más de OC podemos llegar aún más lejos en todos los componentes (video, cpu y memorias).

Continuamos con el Passmark Performance Test 10 tales en cuyo apartado de procesador propone un rendimiento estable y superior ofreciendo un excelente nivel en segmentos tales como punto flotante, compresión de datos y encriptación. El mejor modelo de la décima generación de Intel, i9 10900K, despliega todo su potencial sin limitaciones.

También las memorias configuradas en modo dual-channel a 3600 MHz (HyperX Predator con RGB) alcanzan un comportamiento estupendo arañando los 4000 puntos sintéticos tanto en lectura como escritura. Hay que recordar que la placa base de ASUS permite aún mayores frecuencias mediante OC (o perfiles XMP elevados).

En escenarios de multi procesamiento, que mejor que ejecutar el ansiado Cinebench R20 donde el 10900K con sus 20 núcleos (10 físicos + 10 lógicos) va más allá de los 6200 puntos dejando claro que la placa base tiene las herramientas y características para sostener elevadas configuraciones de operación.

Conclusión

ASUS presenta su nueva generación de placas base ROG Strix con soporte de la décima generación de procesadores Intel ofreciendo en esta oportunidad un diseño cyberpunk, tal vez en referencia al juego próximo a salir de Cyberpunk 2077 (al menos creo yo). El ASUS ROG Strix Z490-E Gaming tiene una estética excelente (con terminaciones de acero inoxidable) integrando un sistema de energía sumamente optimizado y una completa refrigeración para los componentes más críticos del sistema.

Al utilizar componentes de calidad su capacidad de OC es efectiva, estable y amplia donde el Bios juega un papel fundamental ya que está perfectamente pulido para sostener y aplicar altas sesiones de manipulación de voltajes y cambios de rendimiento, sin provocar problemas mayores. Además, su software es completo y permite desde un solo lugar (Armoury Crate) realizar todas las instalaciones y configuraciones de una vez y si eres un/a gamer que busca mejorar la estabilidad de la red, tiene su aplicación y monitoreo correspondiente.

Es una plataforma muy completa, con accesorios extras, y soporte de conexiones inalámbricas lo cual es un facto a tomar en cuenta a la hora de elegir una placa base de estas características. En almacenamiento ofrece lo esperado y su rendimiento en general acompaña muy bien cualquier solución avanzada que instalemos, incluso aquí el i9 10900K nada como pez en el agua. Su opción de sonido Supreme FX no se queda atrás, la calidad está asegurada.

En fin, creo que el ASUS ROG Strix Z490-E Gaming me ha dejado una impresión recomendada durante un largo lapso de uso tanto para trabajo como juegos. Su estilo de cyberpunk le agrega una impronta destacada.

Lo Bueno

  • Excelente rendimiento.
  • Packaging muy completo (ventilador extra).
  • Sistema de refrigeración eficiente.
  • Alta capacidad de OC.
  • UEFI Bios completo y estable.
  • Integra conexión Wi Fi.
  • Efectos de RGB.

Lo Malo

  • No hay para destacar.
Alejandro Dau
Con gran experiencia en el ámbito tecnológico, Licenciado en Informática y amante de los deportes, ocupa la posición de Editor en jefe con una sola idea: brindar a los lectores las mejores noticias y reviews de habla hispana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.