HomeReviews HardwareASUS Pro A320M-R WI-FI

ASUS Pro A320M-R WI-FI

En esta ocasión damos una mirada a un producto diferente, orientado a los negocios, para armar una PC competitiva para trabajar con las últimas tecnologías. Se trata del modelo en formato micro ATX ASUS Pro A320M-R WI-FI que propone mayor seguridad y confiabilidad tanto en prestaciones como en rendimiento. Te cuento más en esta reseña.

El producto viene acompañado por un manual de usuario, un backplate de E / S, dos cables SATA III, un disco DVD con los controladores y software correspondiente y finalmente una Antena para Wi-Fi.

Para armar sistemas pequeños, especialmente para oficinas, se necesita que la placa base cumpla con el formato micro ATX que tiene unas dimensiones de 22.9 x 20.3 cm. presenta el socket AM4 soportando procesadores AMD Ryzen de tercera generación con y segunda generación de Radeon Vega Graphics (iGPU). Hay que tomar en cuenta que soporta procesadores de hasta 8 núcleos. Su PCB es muy sólido y resistente.

Dispone de un puerto TPM (Trusted Plataform Module) para el cifrado de información, que puede albergar claves cifradas de datos confidenciales siendo una herramienta útil y confiable de protección.

Emplea el chipset de AMD A320 y dispone de dos ranuras de memoria del tipo DDR4 soportando hasta una capacidad de hasta 32 GB con una velocidad máxima de 2933 MHz, siempre y cuando se trata de un Ryzen serie 3000.

En cuanto a ranuras de expansión observamos su PCIe 3.0 de 16x y otro PCIe 3.0 de 1x. Es muy importante que sepan que el funcionamiento del PCIe varía según el procesador instalado, si ponen un Athlon por ejemplo el PCIe de 16x pasa a funcionar a 4x.

El panel trasero tiene todos los puertos indispensables donde se suma el clásico y antiguo PS / 2 (violeta) para el teclado y el PS / 2 (verde) para el mouse. ¿Por qué se implementa? Porque todavía en latinoamérica hay empresas que tienen periféricos viejos que siguen funcionando (son muy robustos) y para reducir costos que mejor idea que utilizarlos.

Con la salida de DisplayPort podemos configurar la pantalla hasta una resolución de 4096 x 2304 @ 60 Hz.

También el panel cuenta con una salida de video D-Sub (VGA), un DisplayPort y un HDMI lo cual resulta bienvenido ya que brinda varias formas de conectar con la pantalla o TV. Se suma un puerto gigabit LAN (RJ45), cuatro puertos USB 3.1 Gen 1 (azules) y tres conectores de audio. Lo interesante y creo que se destaca sobre el resto es la implementación del módulo Wi-Fi de ASUS (Wi-Fi 802.11 a / b / g / n / ac y Bluetooth v5.0) que suma mucho a la hora de trabajar sin la necesidad de cable.

Bios

No se hace demasiado hincapié en el aspecto visual, de hecho es el clásico de años anteriores. Brinda las opciones para poder configurar al procesador de AMD y video integrado en todo su esplendor.

Se destaca la implementación de una tecnología de recuperación de BIOS automática (propietaria de ASUS) para la recuperación automática del BIOS desde una copia de seguridad verificada. Esto es muy importante para una PC de oficina ya que se ahorra tiempo y se obtiene seguridad a la hora de actualizar el Bios mediante una unidad USB en simples pasos.

Plataforma de Pruebas

  • Ryzen 3 3100
  • ADATA XPG 2400 32GB Kit
  • GeForce RTX 3070
  • WD Green SSD 240GB
  • Sistema operativo: Windows 10 Pro
  • Fuente Cougar VTX 700W

Para mayor información visita el sitio oficial de ASUS.

Información

Esta tarjeta madre admite procesadores AMD Ryzen, APUs de 7ª generación de la serie A y Athlon. En esta oportunidad probamos con el procesador Ryzen 3 3100 que admite con ocho núcleos (4 físicos + 4 lógicos) con proceso de fabricación de 7 nm basado en la arquitectura Matisse y un TDP de 65W.

El chipset AMD A320 tiene una capacidad suficiente para sostener buenos procesadores Ryzen bajo el socket de AM4. Las memorias trabajan a 2400 MHz en formato dual-channel y se encuentra a su máxima capacidad de 32 GB la cual se ha detectado sin problemas (lo cual demuestra su compatibilidad en este aspecto).

Pruebas de rendimiento

Veamos cómo se comporta esta placa base de ASUS mini ITX frente a las pruebas.

Comenzamos con el programa sintético de PCMark 10 en modo extendido con un resultado fantástico que supera los 7300 puntos siendo un valor general muy competitivo demostrando que tiene las capacidades suficientes para sostener procesador de alto rendimiento. Indudablemente esta plataforma resulta ideal como plataforma en los ámbitos de trabajo, desde las tareas cotidianas al uso intensivo de aplicaciones. Todo dependerá del procesador y placa de video que deseamos utilizar.

En el 3DMark «FireStrike» optamos por una tarjeta demasiado potente pero que nos da un indicio de las limitaciones que puede tener la arquitectura de AMD en cuanto a procesamiento de video en el PCIe de 16x. La Geforce RTX 3070 manifiesta un comportamiento admisible con casi 21000 puntos siendo un puntaje acorde al resto de los componentes del sistema empleados en esta prueba. Esto demuestra que si elegimos utilizar una placa de video discreta se sacará bastante provecho, especialmente si apunta a realizar alguna edición de video.

Procedemos ahora con el Passmark Performance Test 10 donde el procesador Ryzen 3 3100 se pone el traje para realizar cálculos de punto flotante, números enteros, compresión, encriptación, y más. No pierde su potencial, todo lo contrario, logra destacarse con un resultado sintético más que aceptable. Por otra parte, el kit de memorias de ADATA XPG logra un puntaje estándar ya que pasa la barrera de los 2700 puntos. Es importante destacar que si vamos a emplear el video integrado del procesador (iGPU), es convenientes que las memorias trabajen en la mayor velocidad posible para obtener máximo rendimiento en video.

Por último, en el Cinebench R20 el procesador Ryzen 3 3100 con todos sus núcleos funcionando a pleno en el apartado del multi-procesamiento manifiesta otro comportamiento admisible a su máxima potencia, donde obtenemos casi 2200 con un puntaje individual por núcleo inferior a una Core i7 7700K.

Conclusión

Claramente estamos en presencia de una placa base orientada a empresas ya que agrega certificaciones y características específicas para que se pueda armar una PC para el trabajo muy competitiva, manteniendo la seguridad y confiabilidad que resultan primordiales en estos ámbitos exigentes.

El ASUS Pro A320M-R WI-FI propone actualización de Bios rápida y eficiente, con un PCB resistente a la humedad, conectores accesibles para conectar en el armado de la PC de trabajo, soporte de los últimos procesadores de AMD y la particularidad de agregar conexión inalámbrica por medio de Wi-Fi y bluetooth (indispensable a estas alturas).

En definitiva, es una placa base de bajo costo que brinda seguridad, en formato pequeño que ofrece un rendimiento más que suficiente para que el trabajo en oficina (y por qué no en el hogar) sea efectivo, seguro y rendidor.

Lo Bueno

  • Actualización de Bios práctica y segura.
  • Soporte de Wi-Fi y bluetooth.
  • Soporta los procesadores Ryzen de tercera generación.
  • Tiene varias salidas de video (incluida DP).
  • Económica.

Lo Malo

  • No hay para destacar.
Alejandro Dau
Con gran experiencia en el ámbito tecnológico, Licenciado en Informática y amante de los deportes, ocupa la posición de Editor en jefe con una sola idea: brindar a los lectores las mejores noticias y reviews de habla hispana.

Comentarios