Home Reviews Hardware AORUS RTX 3080 Xtreme 10G

AORUS RTX 3080 Xtreme 10G

Al principio no lo podía creer, ¿se trata de una RTX 3090? Finalmente la realidad me dejó en claro que estoy en presencia de un modelo especial que lleva a la arquitectura Nvidia Ampere a su máxima expresión. La AORUS RTX 3080 Xtreme 10G no solo brinda un rendimiento bestial sino que agrega una refrigeración por aire ultra eficiente con pantalla LCD para el deleite de los entusiastas.

Te cuento más en esta completa reseña pasando por diferentes elementos de prueba, pero antes demos un vistazo a su contenido y aspecto visual.

Su caja ya es bastante notoria y grande lo cual nos da una idea de sus dimensiones. Indudablemente su presentación resulta muy atractiva, donde en su portada se destacan varias características de la RTX 3080 como sus 10GB, soporte de RGB, su cooler y con overclock de fábrica. Se acompaña con manual de usuario, un sticker de metal y lo mejor de todo, un Xtreme robot de edición limitada.

Efectivamente es gigante, tiene unas dimensiones de 319 x 140 x 70 mm ocupando tres ranuras y media por lo cual se recomienda que el gabinete tenga un espacio interior muy amplio. AORUS implementa lo que denomina «Max-Covered cooling», una solución de refrigeración que se compone de dos ventiladores de pila de aspas únicos de 115 mm y uno de 100 mm con diseño de garra de viento y giro alternativo. De esta manera se asegura un flujo de aire eficiente.

Presenta componentes de calidad ultra durable, cuyo PCB tiene un revestimiento resistente al polvo, a la humedad y corrosión. Si se te cae un tornillo o se te mete un insecto, no pasará nada.

La refrigeración se base en al tecnología de cámara de vapor, donde la extensa base de cobre tiene contacto directo con el GPU y las memorias VRAM, combinado con los heatpipes. Por otro lado, las finas aletas de aluminio tienen una altura angular y desigual con el objetivo de canalizar el flujo de aire a través de ellas ampliando así la superficie de contacto.

Lo destacada y que seguramente se diferencia esta RTX 3080 de otras es la su pantalla LCD integrada en el extremo superior con información, efectos y personalizaciones.

Su consumo es elevado, requiere de tres conectores PCIe de 8-pin por lo cual se recomienda una fuente de alimentación de 850W reales. Además, implementa indicadores leds en cada uno para alertarte en caso de que ocurra alguna anomalía (si alguno está mal conectado por ejemplo).

Por supuesto, para sostener semejante cooler, se ha implementado una placa posterior de metal para proporcionar a la RTX 3080 una estructura sólida y protectora, además de ser estéticamente muy atrayente.

En la primera foto completa, se aprecia en la parte inferior un switch de «Dual Bios» con modo silencioso para proporcionar una experiencia silenciosa o si te apetece, cambiar al modo OC (predeterminado) para aumentar el desempeño de la tarjeta. Eso sí, se necesita reiniciar el sistema para que tome los cambios.

Dispone de varias salidas de video, con tres HDMI y tres DisplayPort. Como verán, la ranura de ventilación trasera es acotada lo cual significa que el calor sale para el interior del gabinete, por lo cual es mejor tener un flujo interno fresco y eficiente. Soporta hasta cuatro pantallas en simultáneo.

En funcionamiento

La iluminación RGB ya es un clásico y la Xtreme RTX 3080 10G la mejora aún mas agregando en diferentes sectores luces y efectos que se pueden manipular y personalizar con el software propietario RGB Fusion 2.0 (se puede sincronizar con otros productos de AORUS). Claramente le da un toque «extremo» y muy llamativo.

La pantalla LCD es realmente estupenda, mejora mucho el aspecto visual del sistema agregando un condimento muy especial. Por defecto, tenemos el saludo de nuestro querido Xtreme robot aunque también se puede personalizar la pantalla con varios textos, imágenes y GIF favoritos. ¿Qué te parece?

Plataforma de pruebas

Nota: las pruebas se realizan en un monitor de 1920 x 1080 (144Hz) y otro de 4K. Utilizamos los últimos controladores GeForce disponibles para esta reseña.

Información

¡Pura potencia! En el GPUz se manifiesta la información del GPU GA102 con proceso de fabricación de 8 nm. Su frecuencia base de 1440 MHz y tiene un boost de 1905 MHz. Es compatible con PCI-E 4.0 16x. Emplea memoria GDDR6X a 1188 MHz con un ancho de banda de 320-bit y un ancho de memoria de 760 GB/s mientras que su capacidad se ubica en los 10 GB, lo cual es suficiente para los juegos actuales.

Pruebas de rendimiento

Damos inicio al apartado de pruebas de rendimiento con el 3DMark, más precisamente con el FireStrike en diferentes modos de calidad gráfica. Claramente la RTX 3080 Xtreme manifiesta un excelente performance arañando lo que se ha cosechado con la RTX 3090, aunque por supuesto con controladores más nuevos, por eso la importancia de tener siempre actualizados los drivers. Queda muy por encima de una RTX 3070 Founders Edition y cuando se la estresa más tanto en Extreme como en Ultra mantiene su poderío sin despeinarse. Indudablemente resulta una opción más que adecuada para pantallas de alta resolución, ya sea de 2K o 4K.

En el marco del Time Spy (que maneja DX12), los resultados también son fantásticos. La RTX 3080 Xtreme rompe escalas al igual que la RTX 3090 lo cual demuestra que Gigabyte exprime, en este caso, al máximo la arquitectura Ampere, incluso logra alcanzar los 12.00 puntos en Port Royal (ray tracing en tiempo real) por lo cual ya pasa a formar parte de de un selecto grupo avanzado de placas de video. Y aún así las temperaturas se mantienen dentro de los parámetros aceptables ¿Genial no?

No podía estar ausente su desempeño con la tecnología NVIDIA DLSS (a 3840 x 2160) tanto en modo «Performance» como en «quality», dos opciones para elegir entre desempeño y calidad.

Activar ray tracing es muy demandante, especialmente en resoluciones 2K y 4K por lo que se necesita una tecnología que ayude a mejorar el desempeño. Se puede apreciar en el benchmark del 3DMark que ayuda mucho su aplicación ya que con una calidad de 4K con unos iniciales 26 fps de promedio supera los 68 fps en Performance mientras que si seleccionamos «calidad» ese avance llega hasta los 48 fps. Por supuesto dependerá del juego, pero tenemos una idea cercana de lo que podemos esperar de esta tarjeta AORUS Xtreme.

Continuamos con otra aplicación sintética de alto consumo de GPU y VRAM, el Unigine Superposition cuyoss gráficos en tiempo real resultan muy demandantes para cualquier placa de video. Lo ejecutamos en tres resoluciones: 1080p, 4K y 8K. En todos los casos la RTX 3080 Xtreme brinda todo su potencial con puntajes no tan lejanos de una RTX 3090. En las experiencias son estupendas y demuestra su gran nivel cuando se trata de escenarios complejos y el eficiente manejo de gran cantidad de texturas e iluminación.

Crep que la RTX 3080 alcanza su máximo ¿Se puede mejorar más? Sí, claro con un poco más de overclock pero en definitiva ya tenemos claro su techo. Las diferencias con una RTX 3070 FE son notables.

Y para terminar nos adentramos a unas pruebas de alto impacto, desde el lado del rendering ya que la tarjeta dispone de 10 GB de memoria VRAM, ideal para la creación de contenido. En el Indigo Benchmark que demanda mucha atención del GPU para mejorar imágenes arroja en Bedroom: 11.35 M samples/s y en Supercar: 37.16 M samples/s dejando en claro que se trata de un modelo extremo en todo sentido. La RTX 3090 mira de reojo y creo que orgullosa.

En el OctaneBench que soporta aceleración de ray tracing por hardware deja una excelente impresión dejando muy por debajo a la RTX 3070 FE. Es por ello que en altas resoluciones la RTX 3080 Xtreme es ideal para manejar este tipo de configuraciones.

Gaming

Para tener una noción de su ubicación en performance en 1920 x 1080 frente a otras soluciones de video, se aprecia a la RTX 3080 con una superación amplia de promedio de fps en los benchmarks de Borderlands 3 y en Ghost Recon Breakpoint donde los detalles gráficos se mantienen en «Ultra». Queda claro que esta solución ya le queda corta estas configuraciones y tiene sed de ir por más.

Por donde empezar, todos los juegos son demandantes y tienen apartados gráficos sobresalientes donde algunos hacen uso de las tecnologías propias de Nvidia para mejorar la iluminación y performance, para disfrutar de una mejor experiencia. Todas estas pruebas se han efectuado en tiempo real, es decir que elegimos un nivel y comenzamos a jugarlo en la resolución de 4K con máximo detalle. En estas situaciones, la RTX 3080 Xtreme se maneja como pez en el agua y arroja resultados bienvenidos tales como en títulos como Mafia Definitive Edition, Resident Evil 3, Control y Bright Memory con RTX. 

En Death Stranding hago una pausa ya que la jugabilidad se puede mejorar aún más de los 105 fps de promedio que arroja en la resolución de 4K con todos los detalles. Si activamos el DLSS en modo calidad el rendimiento aumenta hasta los 135 fps de promedio, impecable. Y mantiene el apartado visual prácticamente idéntico, al menos no he notado nada raro.

COD: Black Ops Cold War utiliza todas las tecnologías de Nvidia y en 4K luce espectacular. Dependiendo las opciones habilitadas, tenemos diferentes tipos de rendimiento, el más bajo claramente es cuando activamos el ray tracing con 66 fps de promedio, se puede jugar pero se notan algunos tirones. Con el DLSS Quality la mejora es sustancial y se aprecia en la jugabilidad. Hay que destacar que este título dispone de gran cantidad de GB dedicadas a texturas $K que hay que instalar por separada (no viene predeterminado en la instalación del juego).

También el Watch Dogs Legion es otro ejemplo de que podemos mejorar la experiencia visual con RTX donde el impacto en el rendimiento es contundente. De 98 fps pasamos a 70 fps, pero nada que un DLSS pueda ayudar. Por supuesto recuerden que estos son pruebas estimadas, dependerá de los controladores utilizados y las opciones gráficas seleccionas.

Temperaturas

En modo reposo se mantiene un nivel muy silencioso con los ventiladores apagados y las frecuencias al mínimo, se cosecha entre 40-44 grados siendo un excelente valor promedio de la RTX 3080. Ahora bien, su comenzamos a jugar con todos los detalles o incluso a ejecutar tareas gráficas intensivas con el GPU casi al 100%, la temperatura se ubica en los 69 grados aproximadamente. El sistema de refrigeración deja en claro que trabaja en todo su esplendor manteniendo valores admisibles de trabajo siempre y cuando la tarjeta se instalé en un gabinete de grandes dimensiones y con buen flujo de aire.

Overcloking

Gigabyte ofrece su programa AORUS Engine para manipular las frecuencias de la placa de video, de forma manual y con la posibilidad de crear perfiles de OC para no repetir las pruebas. Desde aquí también se puede acceder al RGB Fusion. Sin dudas es una herramienta útil para monitorear y hacer algunas modificaciones a la RTX 3080 en cuestión.

Aplicamos las siguientes configuraciones: Voltaje +50, limitador de potencia 103%, frecuencia +100 MHz y frecuencia de memoria +1000 MHz. Por lo pronto y luego de varias ejecuciones, se mantiene estable. Su capacidad se puede profundizar aún más, será cuestión de que te tomes mayor tiempo y paciencia.

Con el overclock que se ha aplicado la diferencia no es sustancial pero hace una pequeña diferencia en el resultado, como es el caso de Port Royal. con 130 puntos más tenemos un puntaje que ayuda a posicionar mejor a la tarjeta en cuestión frente a una RTX 3090 por ejemplo (o similar de AMD).

Conclusión

Dentro de su catálogo de RTX 3080, AORUS ofrece varios modelos para el paladar de los entusiastas. Esta revisión, la AORUS RTX 3080 Xtreme 10G es la mejor de su clase cuando se trata del empleo de soluciones de refrigeración por aire ya que también tiene otras con refrigeración líquida pero da para otra nota.

Me deja una excelente impresión por donde la mire, tiene la calidad de componentes deseada, cooler silencioso pero a su vez monstruoso, gran capacidad de OC (con Dual Bios), una construcción muy sólida, soporte de varias salidas de video y un desempeño superior en altas resoluciones tanto en gaming como en aplicaciones de creación de contenido. Eleva al máximo lo que puede llegar a dar una RTX 3080.

Su diseño es atractivo con iluminación RGB por todos lados y aún más, la incorporación de una pantalla LCD para personalizar a gusto. Es un producto completo que también consume bastante (850W recomendado de fuente) y también un amplio espacio para que pueda trabajar cómodamente con un flujo de aire interno eficiente.

La AORUS RTX 3080 Xtreme 10G es un producto recomendado tanto por nosotros como por nuestro querido Xtreme robot, compañero ideal para nuestras aventuras. Eso sí, su precio es sublime.

Lo Bueno

  • Excelente rendimiento, se exprime al máximo la arquitectura ampere.
  • Calidad de construcción y componentes.
  • Dual Bios.
  • Incorpora pantalla LCD personalizable.
  • Refrigeración eficiente y pasiva en modo reposo.
  • Iluminación RGB por todos lados.
  • Capacidad de OC.

Lo Malo

  • Es pesada.
Alejandro Dau
Con gran experiencia en el ámbito tecnológico, Licenciado en Informática y amante de los deportes, ocupa la posición de Editor en jefe con una sola idea: brindar a los lectores las mejores noticias y reviews de habla hispana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.